Ligeros y sin gluten

Suizo con churros de plátano

Consol Rodríguez

¿Qué os parece si le damos un giro al típico desayuno de suizo con churros? Un desayuno raw a base de cacao y algarroba de lo más delicioso y que está listo en 15 minutos

Te imaginas un suizo con churros sano y ligero, pero a la vez cremoso y con toda la potencia del cacao? En este suizo raw la cremosidad la aporta la leche de coco, y la potencia, el cacao puro con la algarroba. Pero además este chocolate te sorprende con los toques especiados y picantes del jengibre y el chile.

Los churros se consiguen con plátano deshidratado, una delicia dulce y crujiente que resulta ideal para mojar en el chocolate. Sin grasas ni harinas, simplemente con los azúcares naturales del plátano. Puedes hacer los churros de plátano deshidratado en casa en un deshidratador (o en el horno), pero también puedes comprarlos. En ese caso, conviene que sean ecológicos (verás que son más oscuros, pues no llevan sulfitos).

Ingredientes para 2 personas

  • 6 dátiles medjool
  • 1 taza de agua
  • 3 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 2 cucharadas de algarroba cruda en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • una pizca de chile en polvo
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 4 plátanos deshidratados
  • 250 ml de leche de coco de un 80% de extracto de coco

Preparación (10 minutos)

Antes de empezar a elaborar esta receta, ten la prevención de haber dejado la leche de coco enfriándose durante suficiente tiempo en la nevera para que se vuelva sólida. Te recomiendo que la dejes al menos desde el día anterior, unas 24 horas.

  1. Coloca la leche de coco, ya sólida por el frío, en un bol y bátela a mano con la ayuda de un batidor de varillas para montar una nata.
  2. Una vez montada la nata, resérvala en la nevera mientras preparas el chocolate.
  3. Deshuesa los dátiles.
  4. Calienta ligeramente el agua, para que esté tibia.
  5. Añade al agua los dátiles, el cacao, la algarroba, el aceite de coco y las especias, y pásalo todo por la batidora hasta obtener un chocolate suave pero denso.
  6. Sírvelo en tazas con la nata montada y acompáñalo con los plátanos deshidratados en vez de churros.

Se suele recomendar el uso de la algarroba en polvo como sustituto del cacao, por su aroma similar. Sin embargo, también es habitual utilizar la algarroba junto con el cacao puro, pues matiza y suaviza su sabor, como en esta receta. También contribuye, junto con los dátiles, a dar un toque de dulzor.

Cómo hacer los churros de plátano en casa

Lo más cómodo para deshidratar los plátanos en casa es contar con un deshidratador. Se cortan los plátanos a lo largo, en tiras de unos 3 milímetros de grosor, y se colocan en el deshidratador a 45º durante unas 6 horas. Comprueba si están secos y crujientes, y si es necesario, déjalos un rato más, hasta que tengan la textura que te guste.

Si los secas bien, puedes conservarlos durante tiempo en un recipiente hermético. Puedes comerlos con el chocolate o como tentempié.

Si no tienes deshidratador, puedes hacerlo en el horno a baja temperatura dejando la puerta ligeramente abierta. Puedes obtener más información sobre cómo deshidratar sin deshidratador aquí.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?