Todo un clásico

Tarta vegana de manzana paso a paso

Aprovechando la nueva cosecha de manzanas y el frescor otoñal, ¿por qué no hornear una tarta de manzana vegana, crujiente y reconfortante?

Hemos dejado atrás la generosidad del verano y nos preparamos para los rigores del invierno, pero octubre no es un mero tránsito, se despliega con personalidad propia.

Para algunos, por ejemplo, trae la nostalgia de la infancia, de las botas de agua y las carreras entre manzanos y membrillos en los huertos frescos y húmedos del norte de España.

¿Por qué no revivir aquella sensación? Si tienes la posibilidad de acudir a un huerto y recoger tú mismo las manzanas, no dudes en hacerlo: llévate un cesto y llénalo de esta fruta crujiente en el mes en el que alcanza el punto de maduración, cuando su sabor y su frescor son máximos. Podrás comerlas tal cual o aprovecharlas en tartas deliciosas.

Artículo relacionado

Pastel-inolvidable-de-manzana

Pastel inolvidable de manzana

Si vas a hornearlas, elige variedades adecuadas: las Granny Smith (son ácidas y firmes), las Fuji (muy crujientes), las Gala, las Reineta (el equilibrio entre su dulzor y su acidez es perfecto) o incluso las rosa perla o Pink pearl, que no son fáciles de encontrar, pero tienen un bonito color rosa, una piel delgada y aromáticas notas de frambuesa.

Aquí te presentamos, en versión vegana, la clásica tarta de manzana o "apple pie" que Estados Unidos ha hecho suya y que no puede faltar en las cartas de postres de una celebración.

Tarta vegana de manzana con masa quebrada

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lámina de masa quebrada (sin grasas animales u otros ingredientes de origen animal)
  • 2 manzanas
  • la piel de 1 naranja
  • la piel de 1 limón
  • 2 ramitas de canela
  • un trocito de jengibre (como 1 cucharadita) o ¼ de cucharadita de jengibre en polvo
  • 3 cucharadas de zumo de limón

Preparación:

  1. Si la masa quebrada está congelada, déjala descongelar.
  2. Hierve 3 tazas de agua con las pieles de la naranja y el limón, la canela y el jengibre. Cuando empiece a hervir apaga el fuego, retíralo y déjalo enfriar.
  3. Agrega el zumo de limón a la infusión fría.
  4. Lava las manzanas y córtalas en tiras finas. Sumérgelas en la infusión con el zumo de limón, tápalas y déjalo reposar todo unos 15 minutos.
  5. Precalienta el horno a 220 ºC o lo que digan las instrucciones de tu masa quebrada. Extiéndela sobre papel de hornear y ve colocando por encima las tiras de manzana, enrolladas sobre sí mismas.
  6. Mete la tarta en el horno a altura media unos 20 minutos o hasta que se dore.
  7. Sácala del horno y pincélala ligeramente con la infusión de naranja y limón.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?