Día del libro 2021

9 buenos libros para disfrutar y crecer emocionalmente

Paco Valero/Redacción

Leer aviva la inteligencia, fortalece la personalidad y nos regala momentos de intimidad intensos y placenteros. También es un modo de compartir experiencias. Te presentamos algunas propuestas para disfrutar la lectura y cultivar las emociones.

Con la lectura, sencillamente, crecemos. En un sentido metafórico y real al mismo tiempo.

Como dijo Borges, el libro es el único instrumento inventado por el hombre que no es una extensión de su cuerpo: "El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de su voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones del brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es extensión de la memoria y de la imaginación".

Con el libro nos proyectamos más allá de nosotros mismos y accedemos a territorios ignotos o lejanos creados por personas que sentimos hermanadas a nosotros. Leer un libro, como tantas veces se ha dicho, es como viajar sin salir de casa. Y como en todo viaje, el que regresa no es exactamente igual al que se fue.

Los libros nos empujan a cambiar y a seguir buscando. Quizá por eso son tan importantes en la adolescencia, un tiempo en el que nuestros deseos crecen más rápido que nuestras posibilidades de comprensión y de acción.

A través de la lectura, el adolescente se precipita a continentes ignorados y se prepara para cambiar e ir más allá del niño que todavía lo ahorma y de las miradas protectoras que le devuelve la familia.

La lectura tiene, por eso, algo de iniciación en un secreto: las palabras que no pueden decir, las dudas que le avergüenzan, los deseos que le atormentan... se hacen reales cuando los escucha en boca ajena o las ve negro sobre blanco en libros que descubre por él mismo o que le llegan de manos amigas.

Es una iniciación más propia de otros tiempos, seguramente, y hoy puede parecer trasnochada porque los libros han perdido su posición de privilegio en nuestra sociedad, y más entre los jóvenes. Los videojuegos, internet, las redes sociales, la música, la televisión o el cine son medios que han sustituido al libro como opción de entretenimiento y cauce de maduración, y es inútil lamentarse, como tantas veces se hace.

Todo ayuda al joven a formarse y darse al mundo y todo tiene sus peligros; la lectura también: algunos libros, no lo olvidemos, han devastado almas y países. Pero hay una diferencia importante: la lectura nos vuelca hacia el interior, mientras que los demás medios nos exhiben o proyectan al exterior.

Artículo relacionado

cuentos infantiles niños diversidad

8 historias diferentes para abrir la mente infantil

¿Qué distingue a la lectura? Un placer inteligente que nos ayuda a ver el mundo

La lectura nos predispone a la introspección y a la búsqueda para saber, mejorar, compartir, disfrutar… En suma, para madurar y crecer.

Evidentemente, leer no es el único camino para ello. Mucha gente apenas lee y no por eso es menos inteligente o feliz. Pero se privan de un placer único y suelen tener una vida menos "ancha", menos dilatada en experiencias y en posibilidades de fruición.

Como recuerdo haber leído alguna vez, puede aprenderse directamente de la vida, pero de esa manera es fácil que no se pase del prólogo de la existencia.

La lectura siempre revierte en ti y conforme pasan los años y se van apagando los fuegos fatuos de la juventud, es un refugio seguro donde ser dichoso. Un placer hedónico, como lo ha llamado Harold Bloom, que no necesita justificación.

No leemos para salvar el mundo, sino en todo caso para conocer mejor el mundo. No leemos para salvarnos, sino para conocernos y conocer a los demás. Y ese conocimiento nos fortalece y refuerza la personalidad. Es un acto gratuito, voluntario, soberano, uno de los pocos que podemos hacer sin sentirnos obligados de alguna manera y que aviva nuestra inteligencia.

Artículo relacionado

Leer es parecido a meditar

¿No meditas? Leer puede ser casi tan bueno para ti

Virginia Woolf decía que leer un buen libro era como operarse de cataratas: "Después de leer lo vemos con más intensidad; el mundo aparenta haberse despejado del velo que lo cubría y haber cobrado una vida más intensa".

Hoy ese velo es seguramente mayor que nunca, saturados como estamos de información. La realidad se ha hecho tan compleja, está tejida con tantos hilos, que no basta con tirar de uno de ellos. Todos necesitamos ayuda para orientarnos en ella.

Por eso, ninguna sabiduría puede pretender abarcar la total comprensión de lo que nos rodea. Lo pudo conseguir Goethe en su tiempo; hoy sería imposible. Pero toda sabiduría sigue encontrando en los libros el cauce sereno para llegar hasta nosotros.

Un cauce que es como nuestro ADN espiritual porque a él han ido a parar las grandes tradiciones orales del principio de los tiempos históricos y todo lo que ha manado de ellas: el poema de Gilgamesh, los Vedas, el Mahabharata, la Ilíada y la Odisea, los profetas, los filósofos, la Biblia, los cantares de gesta… Y, cómo no, el hombre moderno, que ya no se define por la colectividad, sino que echa la mirada a su interior para buscarse y revelarse a los demás: Montaigne, Shakespeare, Dostoievski y Tolstoi, Kafka, Proust...

Los ojos con que miramos el mundo son los suyos. Los de los desconocidos narradores que al calor del fuego contaban las hazañas del héroe Gilgamesh durante las noches estrelladas y los del niño Proust que esperaba ansioso el beso de su madre antes de dormir.

En la lectura seguimos buscando ejemplos de comportamiento y miradas que nos ayuden a entender quiénes somos.

Hoy puede que muchos de esos libros no se lean, pero llegan hasta nosotros por mil caminos. Como cuenta Jean-Claude Carrière (autor junto a Umberto Eco de Nadie acabará con los libros, editado por Lumen), Buda no escribió nada y el sermón de Benarés, con el que dio a conocer las "cuatro nobles verdades", apenas si ocupaba un folio: "El budismo, al principio, era una hojita. Y esa simple hojita, posteriormente, a partir de las transcripciones de Ananda, ha generado millones de libros".

Artículo relacionado

leer el día del libro

15 libros que te pueden cambiar la vida

Un libro para cada lector

Aunque no lo leamos directamente, si abrimos un libro de Schopenhauer o de Italo Calvino, un tratado empresarial de motivación laboral o un manual de autoayuda… accedemos a rastros de esa sabiduría que ha fecundado en autores que antes fueron lectores y que supieron convertir la lectura en inspiración y fuente de creación.

Porque leer, lejos de ser un acto pasivo, como tantos pueden creer, es un acto creativo que está al alcance de todos.

Al leer, interpretamos, relacionamos, valoramos, almacenamos, olvidamos… Cada lector modifica el libro, hasta hacerlo a veces irreconocible para otros, porque lo pone en relación con su experiencia y conocimientos.

Los pocos lectores que Kafka tuvo en vida valoraron el lado cómico de sus escritos; después del Holocausto y de las grandes guerras del siglo XX, de las mismas narraciones se hicieron lecturas más oscuras... Para unos, es un escritor existencialista, para muchos un poeta del absurdo y para algunos casi un místico judío que escribió parábolas para hallar a un dios que se esconde detrás de la Creación.

Leer es una labor que no cesa, una re-creación permanente. Y de la misma manera que no hay una lectura única, tampoco hay un lector unidimensional, limitado o concernido por un solo tipo de lecturas.

Cuando alguien me pregunta: ¿tú qué libros recomendarías?, mi prudencia me dice que la mejor respuesta es la de Virginia Woolf: no hay consejos que valgan. El lector acabará encontrando sus libros.

Pero también tengo claro que la lectura mueve a la acción, y por eso nunca olvido lo que dijo John Steinbeck: "Es casi imposible leer algo bello sin sentir deseos de hacer algo bello".

Leer es el acto de encontrar la vida, con todas sus contradicciones pero también con sus grandes lecciones, en los libros. Esas palabras del escritor André Maurois son una invitación a sumergirse en la vida y la lectura.

10 buenos libros para crecer emocionalmente

Desde la redacción de Cuerpomente hemos seleccionado 9 buenos libros para regalar o regalarse y que pueden ayudarnos a crecer emocionalmente.

1 / 9
Un té para curar el alma

1 / 9

Un té para curar el alma

En Un té para curar el alma (Zenith) de Francesc Miralles y Ángeles Doñate, los autores nos ofrecen un relato lleno de sensiblidad y sabiduría que nos recuerda el valor de la vida.

En el viaje para arrojar las cenizas de su hermano, Toni conoce accidentalmente a Kosei-San, un anciano japonés que vive su jubilación en una modesta y solitaria cabaña al borde de un acantilado.

Cuando descubre a alguien caminando melancólicamente, sin cámara ni guía, hasta el borde del abismo, sale corriendo a su encuentro. Habla con la persona y le ruega que comparta un té en su cabaña y le cuente su historia antes de partir. A través de esta ceremonia, el viejo calienta el ánimo del suicida mientras busca una salida fuera del abismo que le permita reconciliarse con la vida.

Señales. Cuando la vida nos marca el camino del alma

2 / 9

Señales

La autora de Cuerpomente Sílvia Díez Muntané –filósofa, periodista y conferenciante– y Araceli Gutiérrez Villanueva, acaban de presentar el libro Señales. Cuando la vida nos marca el camino del alma, que es la esperada continuación de su obra A solas.

A través de la nueva aventura que emprenden los cautivadores personajes de esta novela, las autoras nos hablan sobre cómo las personas, entre miedos y dudas, luchan  por reconectarse con la vida. Para lograrlo tendrán que escuchar las señales que, como faros en la noche, les mostrarán el camino a seguir. De su mano, identificándonos con su encrucijada existencial, nos adentraremos en una nueva dimensión en la que todo, todo es posible.

De nuevo en esta obra las autoras de A solas nos mantienen todo el tiempo con el corazón en vilo, nos sumergen en un mundo lleno de emociones y esperanza, donde el lector puede crecer a través de cada una de sus líneas. Sin duda, los enamorados de A solas encontrarán en Señales un nuevo canto a la vida en todas sus expresiones, donde las piezas descolocadas terminan por completar el puzle, y el lector se adentra en los misterios y mensajes de su propia alma.

Resetea tu mente

3 / 9

Resetea tu mente

El Dr. Mario Alonso Puig –médico, especialista en cirugía general y divulgador– nos invita a través del libro Resetea tu mente. Descubre de lo que eres capaz (Espasa) a realizar un viaje de descubrimiento.

El prestigioso autor muestra aspectos sorprendentes y muchas veces desconocidos sobre cómo están relacionados el cerebro, la mente y aquello que nos sucede. Sus descubrimientos pueden ayudarnos a mejorar nuestra autoestima y a potenciar la inteligencia, la memoria, el liderazgo, la creatividad...

En definitiva, el Dr. Mario Alonso Puig nos muestra cómo podemos infuir en nuestro cerebro y mente para modificar nuestra forma de percibir, pensar, sentir y actuar.

Diario secreto de la tierra hueca

4 / 9

Diario secreto de la tierra hueca

La escritora Cristina Romero nos sorprende con esta novela juvenil, El diario secreto de la tierra hueca (ING Edicions), que nos propone un viaje hasta un mundo mágico donde humanos y naturaleza viven de una forma muy distinta a la que estamos acostumbrados.

Se trata de la historia de una chica de 13 años que descubre que en el interior de la Tierra existe una manera muy distinta de vivir, más en sintonía con la naturaleza y decide plasmar este secreto en un diaro personal que ahora llega al lector en forma de revelación.

Insta-Brain

5 / 9

Insta-Brain

Insta-Brain (RBA) de Anders Hansen es un libro que nos ayuda a descubrir cómo nos afecta la dependencia digital en la salud y en la felicidad.

Ideal para quienes quieran descubrir cómo podemos ―y debemos― reducir el tiempo de exposición a las pantallas, recuperar el control sobre el mundo digital que nos rodea y aceptar que nuestros cerebros pueden perderse, sin remedio, en uno de los mayores cambios de comportamiento en la historia de la humanidad.

El poder del Nunchi

6 / 9

El poder del Nunchi

Nunchi significa en coreano "medir con la mirada" y hace referencia al arte de intuir los pensamientos y las emociones de los demás para contruir armonía, confianza y conexión.

El poder del Nunchi (Zenith), de Euny Hong nos acerca los secretos del Nunchi –la nueva revolución tras el ikigai japonés y el hygge danés– para aprender a interpretar y entender lo que la gente piensa y siente para usarlo en nuestro beneficio.

Cómo prevenir conflictos con adolescentes

7 / 9

Cómo prevenir conflictos con adolescentes

En Cómo prevenir conflictos con adolescentes (Plataforma Actual), Alejandro Rodrigo nos cuenta que la clave del buen desarrollo de los jóvenes va más allá de las normas y los límites que podamos definir como padre o madre.

El verdadero secreto, según este experto en Análisis e Investigación Criminal que lleva más de 15 años ayudando a familias a resolver conflictos con sus hijos adolescentes, es que seamos un referente para nuestros hijos, el espejo en el que se quieran mirar. Con este libro descubriremos qué ven nuestros hijos cuando nos miran.

El libro rojo de las niñas

8 / 9

El libro rojo de las niñas

El libro rojo de las niñas (Contar en tribu), escrito por Cristina Romero e ilustrado por Francis Marín, nació para acompañar y moderar a las niñas en su camino hacia la madurez, pero también es un libro para las madres, y para todas las mujeres, porque nos ayuda a sanar heridas de nuestra propia niñez. Ahora tenemos disponible una edición especial ampliada de la editorial Contar en Tribu que en su interior incorpora una valiosa carta de la autora que te invita a explorar tu rico mundo interior, en perfecta sintonía con el universo.

Un libro ilustrado cuyas palabras e imágenes parecen susurrarle a nuestra psique (emociones-mente-espíritu) que es bueno obedecernos, escuchamos y amarnos.

La naturaleza habita en nuestros cuerpos y, si nos abrimos a escucharla, nos regala su gran poder: el poder de ir a favor de nosotras mismas, el poder de conocer nuestras necesidades cambiantes y atenderlas.

Del estrés al SER

9 / 9

Del estrés al SER

Del estrés al ser es un manual práctico para tomar consciencia de las limitaciones que nos atrapan y superar los obstáculos que nos impiden vivir la vida.

Con unas herramientas originales y diferentes –fundamentadas en nueropsicología– Lucía Toro se propone enseñarnos a vivir el "aquí y el ahora" para ver desde otra perspectiva las situaciones que generan estrés.

Consejos para una lectura más creativa

Para convertir esa búsqueda en algo liberador y creativo es conveniente:

  • Evitar el binomio "me gusta / no me gusta". Nos cuesta hacerlo, porque la mente parece predispuesta al juicio, pero hay que intentar demorar cualquier conclusión y razonar las apreciaciones.
  • Olvidarse de los tópicos. La lectura rinde beneficios, ayuda a mejorar en todos los sentidos, pero ante todo tiene que resultar placentera.
  • Compartir lecturas. Solo así se puede acceder a la variada riqueza que encierran casi todos los libros. Una idea es crear un club de lectura con amigos o conocidos. Las valoraciones que hagan nos ayudarán, además, a conocerlos mejor.
  • Dejarse llevar por la lectura ensimismada. Ya leemos demasiadas cosas por obligación, deprisa y superficialmente. Hay que escoger autores que interesen sin objetivo alguno, buscando una atmósfera relajada para leer y disfrutar.
  • No perder de vista las ideas que hay detrás de las palabras, porque al final serán estas las que reverberarán en nuestra mente.
  • Saborear las palabras, haciéndolas nuestras. Un párrafo que gusta mucho o que sea especialmente oscuro puede leerse en voz alta. De ese modo la sonoridad aumentará el placer de la lectura y puede despertar o mejorar la comprensión.
  • Intentar resumir lo que se ha leído en dos o tres párrafos. Lo que se escriba quedará grabado en la memoria y ayudará en el futuro a "recuperar" el libro cuando se necesite recordarlo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?