Meditación guiada en la playa para abstraerte y convertirte en el mar

El sonido del mar y el oleaje hacen que la playa sea un lugar privilegiado para meditar. Con esta meditación guiada podrás gozar de una experiencia meditativa distinta durante tus vacaciones.

Meditacion playa
Pexels

Solemos relacionar la playa con una agradable sensación de bienestar y silencio. Normalmente, suele gustarnos el sonido del oleaje y contemplar el mar nos ayuda a sentirnos mejor y a ordenar pensamientos y sentimientos.

Para meditar en la playa, podrías no necesitar ninguna meditación guiada. Simplemente, puedes acompasar tu respiración con el ir y venir de las olas. Podrías imaginar que inhalas un aire marino saludable y exhalas mandando al fondo del mar todas tus preocupaciones y angustias.

Pero si te apetece hacer un trabajo más profundo y sumergirte en la agradable sensación de convertirte en el mar, esta meditación te va a encantar. También te ayudará a meditar si vas a la playa en hora punta y quieres abstraerte del ruido de los demás bañistas.

Las meditaciones dedicadas a la naturaleza y a los animales nos ayudan a conectar con nuestro planeta, a valorarlo y a sentirnos acogidos y sostenidos por él. Además, meditar en la naturaleza o cerca de animales también tiene un efecto beneficioso en nosotros.

Cómo hacer una meditación guiada en la playa

Generalmente, los meses de invierno son más propensos al arte de la meditación. El frío nos invita al recogimiento y con ello se acentúa la mirada hacia nuestro interior. En cambio, en verano sucede al revés: el calor, las vacaciones, las salidas, el ocio hacen que nos cueste y nos dé pereza acordarnos de meditar.

Por eso resulta tan positivo poder aprovechar las localizaciones privilegiadas de las vacaciones para gozar de una experiencia meditativa distinta. Si vives lejos de la playa y durante estos meses estás cerca del mar, aprovecha y experimenta esta meditación en contacto directo con la arena. Si eres de los afortunados que viven cerca del litoral, no por ello dejes de meditar y sácale el máximo partido a tu día en la playa.

  • Escoge bien el momento del día. Te recomiendo que medites al amanecer o al anochecer cuando el sol está bajo y la playa está menos transitada. Esos momentos te permitirán disfrutar de más calma y de más soledad.
  • Protégete del sol. Si quieres hacer esta meditación en las horas centrales del día, procura protegerte del sol: sombrilla, crema, gorra, hidratación, etc. Meditar sólo requiere quince minutos, pero no debes confiarte.
  • Prepárate bien. Si vas a ir a una playa de difícil acceso, te recomiendo que te descargues antes el archivo. Podrías tener problemas con la cobertura y así no te fallará la tecnología.
  • Haz la meditación con auriculares. Sentirás el sonido más envolvente y podrás aislarte mejor del ruido exterior.
  • Busca un lugar tranquilo. Procura encontrar un sitio tranquilo donde no esté pasando gente constantemente.
  • Una buena postura. Puede colocarte de dos maneras: Sentado en la orilla con las piernas cruzadas, dejando caer los brazos a cada lado para sentir la arena en las manos. La ventaja de esta postura es que podrás contemplar el mar fácilmente sin moverte, antes y después de acabar la meditación guiada. Tumbado en la toalla en la postura de yoga conocida como savasana (boca arriba, con las piernas ligeramente abiertas y un brazo a cada lado del cuerpo con las palmas de las manos mirando hacia arriba). La ventaja de esta postura es su comodidad, pero cuidado porque podrías dormirte.
  • Puedes llevar ropa cómoda o simplemente un bañador. De ti depende.
  • Si es un día de mucho calor, disfruta de un baño justo antes de la meditación. Seguro que te resulta agradable meditar mientras te secas al sol.
  • Aprovecha el estado de relajación y presencia en el que te ha dejado la meditación para saborear un melocotón en la orilla. Siente el tacto de la fruta en la boca y disfruta de su sabor sin pensar en nada más.
  • Regálate esta nueva experiencia playera y enriquece tus baños de mar con conciencia, presencia y meditación.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?