Bienestar y estilo de vida

10 consejos para acercarte cada día a la felicidad

La felicidad no llega por arte de magia. Hay que trabajársela cada día, pero hacerlo no es un sacrificio, sino un placer con beneficios a medio y largo plazo.

Dra. Odile Fernández
Dra. Odile Fernández

Médico de familia

Las hormonas desempeñan un papel fundamental en nuestra salud y también en el equilibrio anímico. A través de nuestro estilo de vida podemos influir sobre la producción de estas hormonas y conseguir mayor vitalidad física y mental.

En el artículo Aumenta tus hormonas de la felicidad encontrarás muchos consejos específicos para incidir sobre cada hormona y neurotransmisor que desempeña un papel en la fisiología del bienestar.

En este artículo hallarás más recomendaciones para disfrutar de una vida plena y satisfactoria gracias al equilibrio hormonal. Los masajes con aceites esenciales consiguen movilizar la serotonina y la oxitocina. La acupuntura aumenta el flujo de endorfinas. Estas y otras terapias complementarias naturales basan sus efectos, al menos en parte, en su acción sobre las hormonas que promueven el bienestar y la felicidad.

1. El ejercicio físico te lleva hacia la felicidad

Hazlo al aire libre y, si puedes, con amigos. El ejercicio en grupo ofrece más beneficios que el ejercicio en solitario. ¿Has oído hablar de la «euforia de los corredores»? Existe un vínculo entre ejercicio físico y la liberación de endorfinas, dopamina y serotonina. El ejercicio aeróbico practicado durante al menos 30 minutos es el más beneficioso para producir felicidad.

2. Disfruta con la comida saludable

Este consejo vale para estimular la producción de todas las hormonas de la felicidad. El placer que se obtiene al comer algo delicioso puede desencadenar la liberación de dopamina y endorfinas. Compartir la comida con alguien con quien tienes lazos afectivos puede aumentar los niveles de oxitocina.

Ciertos alimentos también pueden tener un impacto en la producción de las hormonas de la felicidad: prepara recetas especiadas con guindillas, frutos secos, plátanos, cacao, etc.

3. Escuchar música eleva tu ánimo

Especialmente la música que te produce escalofríos puede aumentar la producción de dopamina y ponerte de buen humor, lo que a su vez aumenta la serotonina. Crear e interpretar música, bailar, cantar o tocar un instrumento conduce a la liberación de endorfinas.

4. Cuida las relaciones sexuales

Tener relaciones sexuales aumenta la liberación de endorfinas, dopamina, serotonina y oxitocina. También promueve la resistencia, lo que apoya la buena salud y el buen ánimo.

5. Exponte al sol (con moderación)

Exponernos a la luz solar durante las primeras horas de la mañana es necesario para la producción en la piel de vitamina D, que estimula indirectamente la producción de serotonina.

6. Abraza a un ser querido

Los abrazos y besos hacen que el cuerpo produzca endorfinas, dopamina y oxitocina.

7. Descubre el arte de la meditación

Meditar durante al menos 30 minutos al día disminuye el cortisol, la hormona del estrés, y la reemplaza por endorfinas. Meditar nos ayuda a relajarnos y nos da paz y bienestar.

8. Reír: la mejor medicina

La risa alivia la ansiedad y fomenta la producción de dopamina y endorfinas. Ve una comedia con un amigo o acude a ver un espectáculo de humor. Si tienes niños, ¡haceos cosquillas!

9. Duerme lo suficiente

Procura dormir de 7 a 9 horas por la noche, sin luz artificial, para propiciar la secreción de la hormona melatonina, que gobierna el ciclo de actividad y descanso y favorece la regeneración del organismo.

10. Toma suplementos felices

Existen suplementos que ayudan a aumentar los niveles de hormonas de la felicidad. Algunos recomendables (salvo que se sufran patologías que los contraindiquen) son:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?