7 elixires energéticos para aumentar tu rendimiento físico y mental

Son excelentes para afrontar situaciones de estrés, cansancio y debilidad porque estimulan la energía, alivian la tensión y mejoran el rendimiento intelectual.

iStock-1425494379
iStock

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha buscado cómo mejorar su salud y su estado de ánimo con todo tipo de recursos: alimentos, refugios, ropas, medicinas...

La evolución del sistema de vida nos permite disfrutar hoy de ciertas comodidades que para nuestros antepasados hubieran sido inverosímiles.

No obstante, son tantas las necesidades que actualmente se intentan satisfacer que se debe trabajar muy duro para conseguirlo, con lo que apenas queda tiempo para disfrutar de los placeres tan duramente conquistados.

Cada vez más personas realizan jornadas agotadoras de muchas horas que se prolongan luego con obligaciones domésticas. Y ahí es donde algunas plantas, usadas de forma racional, es decir no sobrecargando aún más la agenda gracias a contar con ellas, pueden resultar útiles.

También en este campo la dilatada experiencia de la humanidad ha permitido descubrir fórmulas vegetales que pueden ayudar a afrontar los retos de la vida moderna.

Ginseng contra la fatiga

El ginseng quizá sea el más mundialmente conocido remedio contra el cansancio. Utilizado casi como un talismán en muchos países, es la base de numerosas fórmulas magistrales energéticas e incluso de licores tonificantes, de uso común en muchos países asiáticos.

Su nombre botánico, Panax ginseng, resulta muy significativo, pues panax (de donde deriva la palabra panacea) significa "el que todo lo cura".

Quizá por esa razón las raíces de esta planta, que se dejan crecer al menos seis años antes de ser recolectadas, son uno de los tesoros botánicos más valorados, sea como tónico general para estimular la energía, para aliviar la tensión o equilibrar diferentes funciones corporales.

1 /7
iStock-1420296497

1 / 7

iStock

Ginseng contra la fatiga

El ginseng quizá sea el más mundialmente conocido remedio contra el cansancio. Utilizado casi como un talismán en muchos países, es la base de numerosas fórmulas magistrales energéticas e incluso de licores tonificantes, de uso común en muchos países asiáticos.

Su nombre botánico, Panax ginseng, resulta muy significativo, pues panax (de donde deriva la palabra panacea) significa "el que todo lo cura".

Quizá por esa razón las raíces de esta planta, que se dejan crecer al menos seis años antes de ser recolectadas, son uno de los tesoros botánicos más valorados, sea como tónico general para estimular la energía, para aliviar la tensión o equilibrar diferentes funciones corporales.

Para qué sirve el ginseng

Sus principios activos, los llamados ginsenósidos, están compuestos por más de veinte glucósidos triterpénicos que aumentan la capacidad del organismo para afrontar situaciones de estrés.

El ginseng también contiene polisacáridos y otros compuestos que pueden estimular la inmunidad y mejorar el control de los niveles de glucosa en la sangre.

Según los estudios, el grupo Rb1 de ginsenósidos mejora la circulación, aumentando el flujo sanguíneo al cerebro y favoreciendo una sensación de alerta mental.

Los especialistas asiáticos también reconüendan el ginseng como tónico sexual masculino; la acción máxima se produce a partir de las dos horas de su ingesta y depende de la cantidad.

Cómo tomar el ginseng: dosis recomendadas

El ginseng se encuentra en varias presentaciones; la más clásica es la raíz seca, pues basta con ensalivar un pedacito durante una media hora para que los ginsenósidos pasen a través de los capilares de la lengua al flujo sanguíneo.

La raíz tiene un sabor agradable, que recuerda ligeramente al apio.

Las demás presentaciones son cápsulas, comprimidos e infusiones. En cápsulas la dosificación más común es de 1 ó 2 gramos.

Precauciones y contraindicaciones del ginseng

El ginseng no presenta efectos secundarios en dosis bajas. No obstante, se recomienda intercalar periodos de desea nso de una o dos semanas cada tres o cuatro de ingesta.

Por su acción estimulante deberían abstenerse de tomar ginseng personas con problemas de hipertensión o mujeres embarazadas o lactantes.

iStock-1400253279

2 / 7

iStock

Reishi para el hígado

Aunque su fama y su nombre provengan de Asia, esta seta (Ganoderma lucidum), que normalmente se cría en troncos huecos, crece por toda Europa incluidas las zonas húmedas de nuestro país.

Su color es amoratado-rojizo, similar al del hígado, para el cual resulta por cierto un aliado excelente.

Para qué sirve el reishi

Sus polisacáridos de alto peso molecular ejercen una acción estimulante de las defensas y antitumoral (favorecen la producción de citocinas por parte de los macrófagos y linfocitos T).

Los triterpenos son responsables de su acción antiinflamatoria y reductora de los niveles de colesterol y triglicéridos.

También se ha comprobado que el reishi produce un efecto antifibrótico sobre el hígado, reduciendo el contenido de colágeno hepático y normalizando la estructura hepática alterada.

Está también indicado en la prevención de tromboembolismos y en afecciones como la arteriosclerosis.

Su efectividad también ha sido comprobada en el tratamiento de inmunodeficiencias producidas por abuso de opiáceos.

Cómo tomar reishi: dosis recomendadas 

La presentación más frecuente es en polvo puro o en cápsulas. Su administración recomendada es entre 3 y 6 gramos al día, repartidos en 2 o 3 tomas.

Precauciones y contraindicaciones del reishi

Aunque no suele presentar efectos secundarios, las personas diabéticas deberían consultar a su médico por si es necesario ajustar la dosis de insulina o de antidiabéticos orales.

iStock-1276928994

3 / 7

iStock

Schisandra contra el estrés

La schisandra (Schisandra chinensis) es una vid arbolada que crece en el noreste de China y en las zonas vecinas de Rusia y Corea. Se denomina popularmente wewei- zi, que significa "semilla de los cincos sabores".

Curiosamente, los frutos de esta planta, ensalivados como si de un caramelo se tratara, brindan los sabores agrio, dulce, salado, picante y amargo, perfectamente diferenciables los unos de los otros.

Para qué sirve la schisandra

Es una planta muy utilizada en Extremo Oriente y con múltiples funciones. Quizá lo más relevante es que resulta un excelente adaptógeno, ya que aumenta la resistencia al estrés, al mismo tiempo que se ha demostrado que estimula directamente el sistema nervioso y mejora la claridad y la rapidez de reflejos.

Estas pequeñas semillas son un buen aliado para los deportistas, pues pueden ayudar a controlar los niveles de óxido nítrico y de cortisol, marcadores del ejercicio intenso que se encuentran en la saliva.

Tras experimentar con atletas a los que se les ha administrado esta fruta, se ha observado que los niveles de estos marcadores son menores después de un ejercicio intenso que en deportistas que habían tomado un placebo.

Cómo tomar la schisandra: dosis recomendadas

La forma más habitual de consumir esta planta es ingerir directamente la semilla o hacer una infusión con ella.

Las dosis habituales de schisandra suelen oscilar entre 3 y 9 g al día.

iStock-501158204

4 / 7

iStock

Romero tonificante

Dice el refrán que "de las propiedades del romero se podría escribir un libro entero". Y ciertamente así es si consideramos el sinfín de utilidades que se le han dado, avaladas por la experiencia.

Para qué sirve el romero

El romero (Rosmarinus officinalis) es un tonificante suave. Basta con cortar una ramita y ponerla en la boca para que los principios activos que emanan de su savia y hojas generen una agradable sensación de bienestar que ayuda a continuar una caminata o una ascensión por las montañas.

Esta función se atribuye al contenido en aceite esencial que presenta sobre todo en las hojas. Los ácidos fenólicos, por su parte, son los responsables de su actividad colagoga y hepatoprotectora y los flavonoides le confieren una actividad espasmolítica.

Cómo tomar el romero: dosis recomendadas

Quizás el uso más popular como tonificante sea la infusión de las hojas: se vierte un vaso de agua hirviendo sobre una cucharada sopera rasa y se deja reposar unos 5 minutos. Luego se cuela y se toma de una a tres veces al día; si bien al beberla por la noche puede producir insomnio.

Uno de los usos más populares lo ha adquirido merecidamente su aceite esencial puro que, diluido en un aceite base (de almendras o germen de trigo) en la proporción de 60 gotas de aceite esencial de romero por 100 ml de aceite base y aplicado en zonas musculares o contracturadas, produce una miorrelajación que favorece el alivio rápido del dolor.

iStock-1425494379

5 / 7

iStock

Dong quai para la mujer

La raíz de esta apreciada planta de la China (Angelica sinensis) ha sido utilizada desde tiempos inmemoriales como una planta de acción tónica femenina, recomendada para distintos problemas menstruales, desde el síndrome premenstrual hasta los periodos irregulares y dolorosos, y también para el estímulo del deseo sexual femenino.

De hecho algunos autores la han llegado a calificar como "el ginseng de las mujeres".

Para qué sirve el dong quai 

Según la medicina tradicional china, la sangre rige en buena parte la salud femenina y se considera que el dong quai nutre la sangre, en parte por su riqueza en vitaminas del grupo B que favorecen la síntesis de células sanguíneas.

En investigaciones de laboratorio con animales se ha demostrado que el dong quai incide directamente sobre el útero, donde favorece la relajación y la contracción, lo que podría explicar su uso en problemas de infertilidad femenina.

Cómo tomar el dong quai: dosis recomendadas

Las dosis recomendadas suelen oscilar entre los 500 mg y los 3 g, repartidos entre las comidas. La presentación más habitual suele ser en comprimidos o cápsulas de la raíz en polvo.

Precauciones y contraindicaciones con el dong quai 

Como efectos secundarios se ha observado que en dosis elevadas suele producir diarreas. Sería mejor hacer un periodo de descanso si apareciera este síntoma.

Es aconsejable no tomar el sol mientras se esté consumiendo esta planta, pues puede producir una sensibilización en la piel de tipo alérgico.

Y, como todas las plantas estrogénicas, está contraindicada en el embarazo.

Adaptógenos contra el estrés

LECTURA RECOMENDADA

5 adaptógenos para las mujeres

iStock-1361330615

6 / 7

iStock

Rodiola para estudiantes

La rodiola (Rhodiola rosea) es una planta que crece en los suelos arenosos y fríos de Siberia. El uso de sus raíces ya lo constató Dioscórides un siglo antes de nuestra era. Se le atribuía el poder de aumentar la resistencia, la longevidad, el vigor sexual y las capacidades cognitivas.

Para qué sirve la rodiola

Ya en nuestros tiempos, los diversos estudios que se han llevado a cabo sobre esta planta reafirman estas cualidades.

En un estudio ruso realizado con estudiantes en periodo de exámenes, tomar 100 mg por día durante 20 días mejoró de manera significativa el bienestar y la forma física, reduciendo asimismo el cansancio. Los estudiantes obtuvieron mejores calificaciones, pero sus resultados podrían haberse mejorado con una dosis superior.

Asimismo se ha demostrado que la raíz de rodiola permite reducir la concentración de diferentes metabolitos inducidos por el estrés en el organismo, especialmente un factor liberador de corticotropina (CRF), que aumenta el cansancio mental y el desorden de la función sexual.

A nivel emocional se ha determinado que los componentes activos de esta planta, como la rosavina y la salidrozida, estimulan el transporte de los precursores de la serotonina (triptófano y 5-HTP) hacia el cerebro y, a través del efecto inhibidor de monoaminooxidasa, reducen la degradación de los neurotransmisores que mejoran el ánimo.

Cómo tomar rodiola: dosis recomendadas

Aunque pueden encontrarse comprimidos de extracto seco, con dosis que suelen oscilar entre 50 y 200 mg/día, la forma más común es hacer una decocción de un minuto con una cucharadita de las raíces cortadas. Luego se deja reposar cinco minutos y se toma, una vez colada, dos veces al día.

Precauciones y contraindicaciones con la rodiola

Aunque sus efectos secundarios no son habituales, puede producir irritabilidad, cefalea o hipertensión. En tales casos se recomienda reducir la dosis o descansar en el tratamiento.

El uso de esta planta no está indicado durante el embarazo ni en madres lactantes ni niños.

iStock-597926814

7 / 7

iStock

El eleuterococo, una planta poderosa

El "ginseng siberiano" se ha usado para la mejora del rendimiento en deportistas y el aumento de la capacidad de concentración en estudiantes.

Para qué sirve el eleuterococo

Atenúa las molestias en el inicio de la menopausia de las mujeres y aumenta la tolerancia a la glucosa.

Cómo tomar eleuterococo: dosis recomendadas

Se usa la raíz, que se comercializa en múltiples formas.

Se recomiendan tratamientos discontinuos de 1 a 3 semanas con periodos de descanso de 3 a 6 semanas.

Precauciones y contraindicaciones con el eleuterococo

No se recomienda por la noche pues podría dificultar la conciliación del sueño.

Está contraindicado en mujeres embarazadas y lactantes y en quienes hayan sufrido un infarto de miocardio o tengan patologías cardíacas.

Por su efecto estrogénico no es adecuado durante la segunda mitad del ciclo menstrual.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?