Cosmética frutal

3 recetas con frutas para cuidar tu piel

Ricas en vitaminas y antioxidantes, las frutas hidratan, nutren y revitalizan la piel. Se emplean en productos cosméticos, pero también en recetas caseras.

Comer fruta, sobre todo si es fresca, biológica y entera, aporta vitaminas esenciales para la salud de la piel, además de fibra, fundamental para el sistema digestivo.

También es básica para la excreción de toxinas, que de otro modo se expelen a través de la piel en forma de granitos, puntos negros y otras imperfecciones.

Además, los antioxidantes de la fruta ayudan a combatir los radicales libres que envejecen la piel.

Pero las frutas también se pueden aplicar tópicamente para aprovechar sus propiedades hidratantes y astringentes, así como los alfahidroxiácidos y antioxidantes que poseen.

Los alfahidroxiácidos actúan principalmente como exfoliantes y limpiadores que ayudan a desprender las células muertas de la epidermis para dejar paso a las nuevas.

Por otra parte, los antioxidantes, que son las vitaminas A, C y E, ayudan a reparar la piel y refuerzan los capilares.

Dependiendo del tipo de piel y de las necesidades de cada persona, se puede recurrir a diferentes tratamientos a base de una gran variedad de frutas.

Artículo relacionado

Esencia esencial fórmula piel

Piel seca, grasa o madura: fómulas caseras de aceite esencial eficaces

La piel normal se beneficia de los antioxidantes de la piña, las propiedades astringentes de los cítricos –que también convienen a la piel grasa– y la hidratación del plátano, igualmente adecuado para la piel seca. Las pieles sensibles prefieren la manzana.

¿Qué frutas se usan más en cosmética?

Cada día hay más productos cosméticos que utilizan ingredientes frutales por sus propiedades y, en muchos casos, también por su aroma dulce y refrescante:

  • Los cítricos aportan un olor fresco, limpio, ligero y revitalizante.
  • Los exfoliantes de albaricoque son buenos para todo tipo de pieles excepto las sensibles, que necesitan limpiadores más delicados.
  • Las cremas hidrantes con naranja, ricas en vitamina C, hacen resplandecer la piel.
  • El aceite de semilla de uva está especialmente indicado para reparar la piel dañada, tanto por el sol como por la edad o el efecto de las estrías.
  • El aguacate, como ingrediente de cremas y productos capilares resulta un excelente hidratante.

Si se quieren elaborar en casa cosméticos con frutas se ha de tener en cuenta que siempre resulta mejor utilizar fruta biológica, sin productos químicos que puedan irritar la piel.

Esto es especialmente importante para las frutas que requieren más plaguicidas, como las fresas y manzanas.

Pueden aprovecharse los beneficios de la fruta en la piel con estas tres recetas que proponemos a continuación.

Batido de fresas y arándanos negros

Un batido muy beneficioso para la piel se prepara a base de arándanos negros y fresas.

Ambas frutas aportan mucha vitamina C y antioxidantes, que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Se necesitan:

  • Un puñado de arándanos negros, preferiblemente de cultivo biológico, ya sea frescos o congelados.
  • Cuatro fresas medianas frescas (unas cuantas más si son congeladas).
  • Una taza de yogur biológico de soja sin endulzar.

Utilizando una batidora, se mezclan los ingredientes (no hace falta descongelar la fruta) hasta que el batido adquiera una textura suave. Se bebe en seguida.

También se puede usar medio plátano y zumo de naranja en vez del yogur.

Artículo relacionado

batido-mango-arándanos

Batido de mango y arándanos

Limpieza de vapor al pomelo

Para una limpieza de cutis tonificante se puede recurrir a la siguiente receta. El vapor abrirá los poros y los antioxidantes del pomelo ayudarán a limpiarlos y vigorizar la piel.

El aroma del pomelo energiza, así que la limpieza resulta más conveniente por la mañana. Se necesitan:

  • Un pomelo.
  • Agua.
  • Un paño de cocina amplio o toalla.

Se pone a hervir una cacerola grande con agua mientras se corta el pomelo (con piel) en rodajas y se vierte en el agua hirviendo.

Al cabo de unos minutos, se retira la cacerola del fuego y, utilizando el paño o toalla para cubrirse la cabeza, se dirige la cara sobre el vapor unos minutos, poniendo cuidado en no quemarse.

Se aparta para respirar y se vuelve a poner la cara sobre el vapor varias veces.

Si se tienen puntos negros se puede aprovechar que los poros están abiertos para extraerlos con cuidado. Luego se limpia e hidrata la cara normalmente.

Mascarilla facial de plátano

Una mascarilla hidratante de plátano se prepara con:

  • Una cucharada de arcilla de polvo.
  • Medio plátano maduro.

Se machaca el plátano con un tenedor y se mezcla bien con la arcilla.

Se aplica esta mascarilla sobre la piel limpia de la cara y el cuello, sin que entre en los ojos.

Se deja reposar unos 15-20 minutos y se retira con agua tibia, asegurándose de que no quedan restos. Luego se aplica una crema hidratante normalmente.

Se notará que la piel queda hidratada y tersa, pero sin residuos grasos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?