Plantas para un pelo sano

4 plantas que cuidan tu cabello y 4 remedios muy beneficiosos

Caída del cabello, sequedad... La cosmética aprovecha los beneficios de las plantas para los problemas capilares. Analizamos 4 básicos para la salud de tu pelo.

Jordi cebrián
Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales y ecología

Que las plantas medicinales pueden tener un protagonismo destacado en el cuidado del cabello lo demuestra el hecho de que buena parte de los champús y lociones que se encuentran en el mercado las integran en su formulación.

Pero junto a los productos cosméticos, en los herbolarios es posible encontrar una amplia gama de remedios vegetales adaptados a toda clase de cabello y necesidades.

Las plantas pueden aportar solución a los cabellos grasos o aceitosos por un exceso en la producción de sebo, los cabellos demasiado secos y quebradizos, los maltratados por tintes y peinados o los faltos de vitalidad.

La alopecia por una pérdida prematura del cabello también puede ser tratada en parte con soluciones que fortalezcan las raíces del pelo y favorezcan la irrigación sanguínea en el cuero cabelludo.

¿Qué plantas cuidan el cabello?

La cola de caballo, por su riqueza en sales silícicas, ejerce un efecto remineralizante acusado, que favorece la firmeza y elasticidad de los tejidos. Se indica como remedio para frenar la caída del pelo y para devolver la vitalidad y el brillo a cabellos con aspecto dejado o enfermizo.

El tomillo y el romero, dos plantas mediterráneas, se han usado conjuntamente o por separado como remedio tradicional contra la caspa.

Artículo relacionado

Mujer cabello

Remedios naturales y caseros para la caspa

El romero es un estimulante del cuero cabelludo, que previene la acumulación de células muertas y combate la excesiva producción de sebo. Está indicado en dermatitis seborreica, para el tratamiento de cabellos grasos y para frenar la alopecia.

También la raíz de bardana se impone como un excelente remedio de herbolario para atacar la caspa y reducir la molestia del picor persistente. Está indicada en dermatitis seborreicas e ictiosis.

El aceite de jojoba puede sustituir al sebo en cabellos con aspecto muy seco y quebradizo por un déficit en su producción, o bien puede regular el sebo cuando se produce en exceso, ya que es capaz de disolverlo.

El aceite de jojoba se absorbe con gran facilidad, y lubrica e hidrata el cabello, lo que evita la descamación y aporta al cabello un aspecto saludable y vigoroso.

Finalmente, el abrótano macho se muestra muy útil para dar firmeza a los cabellos y para ralentizar su caída.

4 remedios de herbolario para el cabello

Además de la selección de plantas para cada tipo de cabello, hay que prestar atención a la alimentación y a los problemas emocionales a la hora de encontrar el tratamiento más adecuado.

  • Cola de caballo (Equisetum arvense): remineralizante, vitamínica, hemostática, diurética y cicatrizante. Se puede encontrar en decocción para friegas y lavados, tintura, o en extracto líquido.
  • Abrótano macho (Artemisia abrotanum): antiseborreico, estimulante del cuero cabelludo, antiséptico y cicatrizante. Disponible en tintura para fricciones del cuero cabelludo, así como también en infusión para friegas y lavados.
  • Jojoba (Simmondsia chinensis): estimulante del cuero cabelludo, hidratante, antioxidante, vitamínico y antiseborreico. Se vende por separado el aceite de jojoba, pero también loción y champús que lo contienen.
  • Romero (Rosmarinus officinalis): estimulante del cuero cabelludo, antiseborreico, tónico venoso y antiséptico, así como fungistático. Se comercializa en decocción para friegas y lavados, en tintura, en extracto líquido y también el aceite esencial.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?