Belleza natural

4 remedios caseros para tratar los codos secos y ásperos

Los codos son una parte de cuerpo que no vemos y por tanto descuidamos. De ahí que muchas veces se resequen e incluso se agrieten. Te proponemos cuatro remedios caseros para acabar con el problema.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

No nos vemos los codos y acostumbramos a descuidarlos, a pesar de que nos apoyamos en ellos continuamente. No es extraño tener los codos secos y que, incluso, presenten marcas. Sin embargo, existen remedios naturales a nuestro alcance que nos pueden ayudar a revertir la sequedad de los codos.

Codos resecos: causas

En los codos no hay glándulas sebáceas y la piel tiende a ser menos flexible y más áspera. Además:

  • Las duchas diarias y el uso de geles de baño también contribuyen a que se elimine la grasa de la piel y que esta se reseque. La consecuencia de todo es la piel puede irritarse y puede llegar a picar.
  • Los malos hábitos como fumar o beber alcohol aumentan la sequedad de la piel y, por tanto, de los codos. El estrés también los perjudica.

1. Bicarbonato de sodio

Un ingrediente que muchas personas tienen en casa, el bicarbonato de sodio, puede hacer milagros con la piel, pues ayuda a deshacerse de las células muertas y también puede reducir la decoloración oscura en los codos.

Elaboración:

  1. Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharada de leche.
  2. Masajea la pasta resultante en tus codos durante unos dos minutos.
  3. Después de eso, elimina la mezcla con agua tibia y sécate los codos con una toalla limpia con toques suaves.

2. Miel

La miel es un auténtico clásico entre los remedios caseros. No es de extrañar, después de todo, este dulce producto de panal tiene un efecto antiinflamatorio, proporciona minerales importantes a la piel y la hidrata.

Elaboración:

  1. Pon dos o tres cucharadas de miel en una cacerola y caliéntala solo un poco. Asegúrate de que la miel no se caliente demasiado. Las temperaturas demasiado altas pueden destruir los ingredientes activos.
  2. Luego aplica la miel tibia en los codos secos y déjela actuar durante aproximadamente media hora.
  3. Transcurrido este tiempo utiliza agua tibia para eliminar con cuidado la miel pegajosa de los codos. Finalmente sécate con una toalla dando ligeros toques, sin frotar.

Artículo relacionado

3. Manteca de cacao

La manteca de cacao es buena para la piel y ayuda a combatir los codos resecos. La manteca de cacao contiene ácidos grasos con propiedades beneficiosas para la piel.

Elaboración:

  1. Esta grasa grasa de color amarillento pálido tiene inicialmente una consistencia firme. Pero la manteca de cacao se derrite tan pronto como la aplicas sobre tu piel tibia. La manteca de cacao se derrite a temperaturas entre 31 y 38 grados centígrados. Nuestra temperatura corporal ronda los 36 grados, lo que la convierte en la base perfecta para la manteca de cacao.
  2. Una vez aplicada en la piel, la manteca despliega sus propiedades y es absorbida, por lo que no es necesario lavarla posteriormente.

En lugar de manteca de cacao también puedes usar manteca de karité.

Artículo relacionado

4. Aceite de oliva

El aceite de oliva no solo es una buena opción para las puntas secas del cabello, también lo es para los codos ásperos. El denso aceite favorece que la piel conserve su humedad y le proporciona valiosos nutrientes.

Elaboración:

  1. Para que el rico aceite vegetal tenga el mejor efecto, debes calentarlo un poco. Simplemente caliente la cantidad deseada en una cacerola al fuego.
  2. Luego pon el aceite de oliva en tu piel y masajea bien en tus codos. Debes dejar el aceite en tu piel durante al menos media hora.
  3. Transcurrido el tiempo, elimina el aceite con agua tibia y sécate sin frotar.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?