Cabello saludable

Pelo con canas: las 5 deficiencias nutricionales que pueden estar tras ellas

Las canas son naturales y son inevitables con el paso de los años, pero la deficiencia de algunos nutrientes puede favorecer su aparición.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Las canas ya no son tabú, todo lo contrario. Cada vez más mujeres y hombres lucen con orgullo su cabello plateado. Eso está muy bien, pero también conviene saber que algunas deficiencias nutricionales pueden favorecer su aparición prematura. Más importante que las canas en sí es evitar estas deficiencias porque pueden tener otras consecuencias más graves en la salud.

¿Por qué salen las canas?

El cabello pierde color cuando el pigmento melanina no se produce en cantidad suficiente. Este pigmento se deposita en la capa córnea de nuestro cabello y hace que la melena brille de color rojo, castaño, rubio o negro.

A medida que envejecemos unas células denominadas melanocitos producen menos melanina. El resultado es que el pigmento de color ya no llega a las capas córneas y el cabello se ve blanco.

Estrictamente hablando, una mata de cabello gris es en realidad un cabello sin color. Sin embargo, en contraste con el resto del cabello, aparecen grises.

Artículo relacionado

5 nutrientes que ayudan contra las canas

Nuestra genética dicta cuando nuestro cabello se va a volver. A algunas personas las canas les comienzan a salir a los 20 años, pero para la mayoría, el envejecimiento comienza a los 30 años.

Otros desencadenantes de las canas son el estrés, las fluctuaciones hormonales y los trastornos metabólicos. Una deficiencia extrema de nutrientes también puede explicar su aparición. Te explicamos qué nutrientes te pueden estar faltando:

1. Vitamina B5

Las vitaminas del grupo B se consideran vitaminas de la belleza porque contribuyen a un cabello fuerte y saludable. Entre otras cosas, la vitamina B5 es responsable de importantes procesos metabólicos en la raíz del cabello y previene la inflamación del cuero cabelludo.

Por lo tanto, un suministro insuficiente de B5 puede provocar el envejecimiento del cabello. Si te falta B5, lo más probable es que también le falten otras vitaminas B, lo que se refleja en la pérdida de cabello, además de la falta de pigmentación.

Debido a que el cuerpo solo puede almacenar pequeñas cantidades de las vitaminas de la belleza, debes comer alimentos ricos en vitamina B a diario. En la dieta vegetariana, estos incluyen legumbres y derivados de la soja, cereales integrales, frutos secos, semillas, levadura nutricional, huevos y lácteos.

Por fortuna, la deficiencia de vitamina B5 en concreto es muy rara porque se encuentra en pequeñas cantidades en muchos alimentos.

2. Vitamina B12

No solo la falta de vitamina B5 puede provocar el envejecimiento prematuro. Un suministro insuficiente de vitamina B12 también puede ser responsable de la pérdida de color.

La vitamina B12 participa en la producción de energía a partir de los alimentos y es esencial para el bienestar del sistema nervioso. También es vital para la formación de glóbulos rojos, el crecimiento celular y la división celular. Síntomas de su deficiencia son una sensación de cansancio, desánimo, mareos y anemia.

Aunque los huevos y los lácteos aportan pequeñas dosis de vitamina B12, no son suficientes para que las personas que siguen una dieta vegetariana consigan toda la que necesitan. Por lo tanto, es imprescindible que tomen un suplemento semanal de 2.000 mcg de cianocobalamina.

Artículo relacionado

3. Vitamina D

La vitamina D no solo es importante para tener huesos y músculos fuertes. Nuestro sistema inmunitario y nuestro cabello también se benefician de la vitamina solar.

Por ejemplo, potencia la fase de crecimiento del ciclo capilar. Si hay una insuficiencia severa de la vitamina, la producción de melanina se interrumpe y el cabello se vuelve gris.

Los primeros signos de una deficiencia de esta vitamina es el cabello seco y proclive a caerse, así como el cansancio y los dolores corporales.

Para evitar esto, debes exponer la cara y los brazos al sol durante unos 15 minutos diarios (si eres muy moreno, necesitarás más tiempo). Aunque algunos alimentos contienen vitamina D, la mayor parte de la que necesitamos comenzamos a producirla en la piel.

4. Cobre

El cobrees esencial para que los melanocitos puedan producir melanina. Por lo tanto, una deficiencia puede provocar una falta de pigmentación en el cabello. Otros signos que indican una deficiencia de cobre son la fatiga, la pérdida de apetito y la pérdida de peso.

Una deficiencia de cobre es rara y puede ser el resultado de una dieta muy restrictiva y poco saludable o de enfermedades intestinales o renales. Puedes encontrar cobre en alimentos como las nueces, los cereales integrales y las legumbres.

5. Ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos omega-3 son esenciales para muchos procesos fisiológicos. Una cantidad suficiente de ácidos grasos omega-3 en la dieta también puede tener un efecto positivo en el crecimiento y la salud del cabello.

Los ácidos grasos se utilizan para construir membranas celulares y protegerlas. Para el cabello, suficiente omega-3 significa más luminosidad, más grosor y protección de los pigmentos.

Además del pescado en la alimentación omnívora, en la dieta a base de vegetales las fuentes más ricas en omega-3 son el aceite de lino y las nueces.

Artículo relacionado

Deficiencia de nutrientes: ¿cuándo consultar con el médico?

Como tomamos la aparición de las canas como un síntoma natural del paso de los años, no pensamos en que detrás puede haber una deficiencia. En la mayoría de los casos no la hay, pero no está de más asegurarse de que nuestra alimentación es suficientemente variada y completa.

Si notas otros síntomas, como palidez, pérdida de cabello, cansancio anormal, uñas quebradizas o mayor susceptibilidad a infecciones, debes consultar con el médico.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?