Belleza natural

5 recetas de aceites corporales para el cuidado de la piel

Vale la pena hacer tu propio aceite corporal. Evitas los ingredientes sintéticos y te aseguras de que la piel solo entra en contacto con sustancias naturales que la mantienen hidradata y la nutren.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Los aceites corporales abundan en las farmacias y las perfumerías, pero muchos contienen aditivos innecesarios, como fragancias sintéticas. Con ingredientes simples, puedes hacer tu propio aceite corporal y asegurarte de que solo contienen sustancias que realmente deseas en tu piel.

Lo mejor es usar aceites de calidad ecológica para tu aceite corporal casero. De esta forma evitas la exposición a residuos de sustancias indeseables como pesticidas químicos. El aceite portador siempre debe ser un aceite vegetal prensado en frío de alta calidad.

Ingredientes para preparar aceites esenciales

Básicamente, solo necesitas dos ingredientes para cada aceite corporal:

  • Un aceite vegetal portador: es la base de tu aceite corporal y el vehículo del segundo ingrediente, el aceite esencial. Como aceite portador, elige un aceite que se adapte a tu tipo de piel. El aceite de almendras dulces o el aceite de oliva son adecuados para el cuidado de la piel seca. Si tiendes a tener zonas con brillos y la piel grasa, también hay aceites adecuados para ti. Por ejemplo, el aceite de jojoba o el aceite de cártamo se absorben rápidamente y no dejan una película grasa en la piel.
  • Partes de plantas frescas o un aceite esencial: confieren al aceie fragancia natural y propiedades terapéuticas.

Con estos dos ingredientes puedes crear un aceite corporal que se adapte exactamente a ti y a tus necesidades. Al mezclar el aceite vegetal nutritivo con diferentes aceites esenciales, puedes crear toda una gama de aceites corporales.

Por ejemplo, puedes mimarte con el cálido aroma del aceite de rosas en invierno. En verano, es posible que prefieras usar un aceite de lavanda fresco y aceite de romero después del ejercicio para ayudar con los músculos contracturados.

Artículo relacionado

Cómo elaborar un aceite macerado

Un método para crear un aceite corporal perfumado es a través de un macerado. Este término describe un proceso por el que puedes extraer compuestos activos de plantas y hierbas.

Dado que muchos de los valiosos componentes de las plantas son solubles en grasa, el aceite se utiliza como disolvente. Por lo tanto, el resultado se denomina a menudo extracto de aceite.

Elaborar un extracto de aceite no es difícil, pero requiere algo de paciencia. La ventaja es que tienes control sobre todos los ingredientes a la hora de macerar. Por ejemplo, puedes usar plantas aromáticas de tu jardín, como lavanda, rosas o romero.

  1. Mezcla las partes limpias de la planta con el aceite portador de tu elección en un tarro de cristal limpio con tapa de rosca.
  2. Llena el frasco hasta un tercio con las partes de la planta y luego vierte el aceite portador sobre él hasta que el frasco esté lleno hasta el borde.
  3. Ciérralo y deja reposar el aceite a temperatura ambiente durante unas dos semanas. De vez en cuando debes agitar el tarro. Los aceites esenciales liposolubles de las plantas se disuelven lentamente y se combinan con el aceite portador.

Transcurrido el tiempo, cuela el aceite a través de un paño de algodón limpio. Es importante que no haya residuos de plantas nadando en el aceite. Esto podría estropearlo más rápido. Despuéds guárdalo en las botellas limpias. Por lo general, tiene una vida útil de alrededor de un año.

Artículo relacionado

Cómo hacer un aceite corporal con aceites esenciales

Si tienes poco tiempo y prefieres un aroma más intenso para tu aceite corporal, puedes usar un aceite esencial ya preparado. Puedes mezclar el aceite portador con cualquier aceite esencial.

  1. Vierte el aceite portador en una botella limpia y añade el aceite esencial. Añade de 25 a 50 gotas del aceite esencial por cada 100 ml de aceite base.
  2. Tapa la botella y agita bien el aceite.

Recetas de aceite corporal

1. Aceite corporal antiestrés con pétalos de rosa

Un aceite corporal casero con rosas te mima con un aroma floral. Después de un día estresante, el aroma de las rosas te ayudará a relajarte.

El aroma del aceite de rosa ayuda contra la ansiedad y beneficia a la piel. Los síntomas de la piel estresada, como pequeñas rojeces o zonas ásperas, pueden desaparecer con el tiempo.

Puedes utilizar el aceite corporal de rosas, por ejemplo, después de un baño relajante o utilizarlo para un masaje de manos o pies.

Para la maceración en aceite se utilizan los pétalos de rosas aromáticas. Colócalos en el aceite portador como se describe arriba. Cuanto más intenso sea el aroma de las flores, más fácil te resultará conservar el aroma en el aceite.

También puedes mezclar un aceite portador con aceite esencial de rosa. Para ello solo necesitas agregar las gotas de aceite esencial y agitar bien.

Artículo relacionado

2. Aceite corporal de lavanda como repelente de insectos

Con el aceite corporal casero de lavanda podrás capturar el relajante aroma de la planta mediterránea. La lavanda tiene un efecto calmante y puede ayudarte a conciliar el sueño rápidamente. Se adapta perfectamente a tu rutina de cuidado de noche. También ayuda a repeler insectos.

Sigue estos pasos para hacer tu propio aceite corporal de lavanda:

  • Utiliza las flores de lavanda frescas para el extracto de aceite.
  • Alternativamente, mezcla el aceite esencial con el aceite portador.

3. Aceite corporal de limón

El aceite de limón casero es ideal para aprovechar los limones sobrantes. Todo lo que necesitas es la ralladura del limón, que es donde está el aceite esencial.

Puedes utilizar las mitades de limón exprimido que se acumulan en la cocina. Asegúrate de que los limones sean ecológicos y que la cáscara no esté tratada.

El aceite corporal de limón tiene un olor que no gusta a muchos insectos, por lo que se puede utilizar como repelente.

El aceite esencial de limón en forma pura y sin diluir tiene propiedades fototóxicas. Esto hace que la piel se vuelva más sensible a los rayos del sol. Sin embargo, en un aceite corporal casero, el aceite esencial de limón está muy diluido. Por precaución, no utilices aceite corporal de limón si vas a estar mucho tiempo al sol.

Dependiendo del tamaño del recipiente que uses para la maceración, necesitarás de dos a tres limones. Corta la cáscara exprimida en tiras grandes. Esto ahorra espacio en el contenedor y las tiras son más fáciles de apilar.

A continuación, prepara el extracto de aceite con limones como se describe anteriormente. También puedes usar aceite esencial de limón.

4. Aceite corporal con romero

Después de un día físicamente exigente o de un entrenamiento intenso, ¿sientes cada fibra de tu cuerpo? El aceite corporal casero con romero puede relajar tus músculos. Masajea el aceite en las zonas con molestias inmediatamente después de hacer ejercicio.

El aceite esencial de romero tiene un efecto relajante y puede reducir significativamente el dolor muscular después de un esfuerzo inusual.

Utiliza los brotes frescos de romero para el extracto de aceite. Pica las ramitas y úsalas para llenar el frasco como se describe. También puedes preparalo con aceite esencial.

5. Aceite corporal con granos de café

Puedes hacer un aceite corporal con granos tostados de café. No puedes usar café molido, porque algunos de los aceites esenciales del café se pierden durante la molienda.

Para llegar a los aceites esenciales de café, debes romper los granos duros. La forma más fácil de hacerlo es con un martillo. Envuelve un puñado de granos en un paño de cocina limpio y golpéalos con un martillo varias veces. Luego mételos en un tarro y vierta el aceite portador sobre ellos.

Los posos de café y el aceite corporal de café son una combinación ideal para una piel suave. Primero usa los posos de café como un exfoliante para tu cara y cuerpo. Luego aplícate el aceite.

Artículo relacionado

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?