Cosmética casera

Cómo hacer un acondicionador casero "leave-in" para cabello seco o rizado

Los acondicionadores que no se aclaran con agua ("leave-in") pueden ejercer mejor su acción, sobre todo en cabellos castigados, secos y rizados. Puedes hacerte tu propio acondicionador, es fácil y económico.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Los llamados acondicionadores "leave-in", que a diferencia de lo habitual no se eliminan del cabello con agua una vez aplicados, sino que permanecen en él, están especialmente indicados para cabellos secos o dañados, pero en lugar de comprar un producto convencional con muchos ingredientes derivados del petróleo, pueden aplicarte una fórmula casera y natural.

Aceites vegetales como acondicionador "leave-in"

Un acondicionador "leave-in" muy simple, que no requiere ningún tipo de preapración, lo encontrarás probablemente en tu cocina o tu baño. Muchos aceites vegetales naturales también son ideales para el cuidado del cabello. Puedes usar un solo aceite o realizar una mezcla que responda a las necesidades individuales de tu cabello. Los aceites ligeros, que son particularmente adecuados para el cabello fino, como acondicionador leave-in serían por ejemplo:

  • El aceite de argán
  • El aceite de jojoba
  • El aceite de semilla de uva

Para el cabello particularmente seco o dañado, se recomienda usar un aceites más densos que cuidan intensivamente. Dentro de estos aceites densos se encuentran por ejemplo:

  • El aceite de coco
  • El aceite de oliva
  • El aceite de almendra

Para mimar tu cabello con aceite vegetal, ponte unas gotas del aceite de tu elección en los dedos y masajea cuidadosamente el cabello recién lavado y secado con una toalla. En caso de tener el cabello fino o si, sobre todo, las puntas del cabello están secas y dañadas, es suficiente aplicar el aceite en las puntas.

También se puede mimar el cabello en toda su longitud, pero el aceite siempre debe usarse en poca cantidad. Si has empleado demasiado aceite y el cabello se sigue sintiendo aceitoso y pegajoso transcurridas unas horas, lávate el cabello con agua para eliminar el exceso.

Artículo relacionado

Suavizante casero a base de semillas de lino

Suavizante casero a base de semillas de lino

Otros productos como la mantequilla de karité y la manteca de cacao son adecuados como acondicionadores extra densos. Para usarlos debes de derretirlos junto con un aceite vegetal líquido en la proporción 1:1 y mezclarlos bien antes de su aplicación. Cada cabello y cada aceite es diferente, por lo que tienes que estar dispuesta a hacer varias pruebas.

Recetas de acondicionadores caseros

1. Acondicionador "leave-in" con gel de linaza

Seguramente conoces la linaza como un ingrediente saludable en productos horneados y cereales o como reemplazo del huevo. Además de usarlo en la cocina, la versátil agua o gel de linaza también se puede usar para el cuidado del cabello.

El gel de linaza contiene numerosos nutrientes que mantienen el cabello sano y fuerte, incluyendo magnesio, selenio, cobre y ácidos grasos omega-3. Un acondicionador "leave-in" con gel de linaza puede actuar de forma intensiva en el cabello.

Ingredientes:

  • 40 g de semillas de lino trituradas o harina de lino.
  • 400 ml de agua del grifo o agua destilada.
  • 1-2 cucharadas de aceite vegetal adecuado para el cuidado del cabello.
  • 5 gotas de aceite esencial como geranio, lavanda, menta, romero o cedro (opcional).
  • 2 gotas de tocoferol (aceite de vitamina E) para proteger los ingredientes de la oxidación (opcional).

Elaboración:

  1. Haz un gel de linaza. Para ello pon el agua y la linaza a hervir; tras la ebullición baja el fuego y deja que se cocine 20 minutos removiendo de vez en cuando para que la linaza no se pegue al fondo de la olla. En cuanto notes que al sumergir una cuchara se nota la densidad, pasa la mezcla por el colador y deja enfriar el gel.
  2. Añade los ingredientes restantes al gel de linaza y mezcla todo muy bien con una batidora de mano.
  3. El acondicionador de linaza terminado se puede guardar en la nevera hasta hasta cuatro días. Para hacerlo duradero, puedes congelarlo en porciones (por ejemplo, en un contenedor de cubitos de hielo) y descongelarlo según necesidad.

Artículo relacionado

Suavizante avena cabello

Prepara en casa un suavizante con avena para el pelo (y un champú seco)

2. Acondicionador leave-in con gel de aloe vera

El gel de aloe vera es un remedio casero particularmente versátil para la piel y el cuidado del cabello. El cabello seco y mate recibe con este acondicionador "leave-in" un nuevo brillo y flexibilidad.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (lo puedes obtener tu misma pelando una hoja de la planta o puedes comprarlo en un herbolario).
  • 2 cucharadas de agua hervida del grifo o agua destilada.
  • 1 cucharadita de aceite vegetal adecuado para el cuidado del cabello.
  • 5 gota de aceite esencial como, geranio, lavanda, menta, romero o cedro (opcional).

Elaboración:

  1. Coloca todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos bien con una batidora de mano.
  2. El acondicionador de áloe terminado se puede guardar en la nevera hasta hasta cuatro días. Para hacerlo duradero, puede congelarlo en porciones (por ejemplo, en un contenedor de cubitos de hielo) y descongelarlo según necesidad.

Aplicación de los acondicionadores

Para aplicar el acondicionador debes tener el cabello lavado y escurrido con una toalla. Aplica una cantidad del acondicionador y masajea bien el cabello. Si tu pelo es fino, aplícalo solo en las puntas. En caso de tener cabello muy estropeado o rizado úsalo en la melena completa.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?