Cuida tu piel

Cómo elegir un buen maquillaje natural

Elena Herraiz y J. M. Fernández

Los maquillajes naturales se elaboran con pigmentos minerales, extractos vegetales, ceras o aceites esenciales, evitando parafinas y conservantes artificiales.

El maquillaje es uno de los cosméticos que más tiempo pasa en contacto con la piel, la cual es capaz de absorber cualquier sustancia. Frente a los productos convencionales, los maquillajes minerales y ecológicos, fabricados con elementos inocuos y naturales, aportan belleza y protegen la salud.

El maquillaje natural ecológico o bio se formula añadiendo pigmentos minerales extraídos de la naturaleza, normalmente óxidos de hierro o de titanio y mica utilizados desde antiguo, a una grasa natural: aceites vegetales que, además, hidratan y nutren la piel, como los de jojoba, almendra, aguacate, aceite de capoazú, manteca de cacao y karité.

También puede incluir ceras naturales como la de carnauba. Estos ingredientes dejan que la piel transpire y que los poros no se obstruyan.

Muy diferente es el caso de los maquillajes artificiales, que pueden incluir parafinas y siliconas sintéticas –con colorantes de anilina y azoicos– y conservantes artificiales que son perjudiciales para la salud. El maquillaje ecológico también se elabora con aceites esenciales que añaden fragancias y permiten que se conserve de forma natural.

En los convencionales, se pueden encontrar perfumes como almizcles sintéticos y conservantes derivados del formaldehído, ambos alergénicos.

Artículo relacionado

agua-piel

3 tipos de agua que dan vida a tu piel

Cómo elegir un buen maquillaje

Es importante estudiar la procedencia de los ingredientes y asegurarse de su origen natural, ya que si hay sustancias perjudiciales, aunque sea en pequeña proporción, no se puede considerar un cosmético eco o bio.

Los fluidos representan la base de cualquier maquillaje facial. Son fundamentales para proporcionar a la piel un aspecto unificado, cuidado y atractivo. Confieren color y ocultan pequeñas imperfecciones del cutis, y permiten mejorar el aspecto de la piel, aportándole uniformidad y luminosidad.

Se ha de elegir el tono más parecido al color de la piel bajo la luz natural y debe ser el primer producto de belleza en ser aplicado, después de una profunda limpieza e hidratación. Seguidamente se aplica el maquillaje en polvo, necesario para fijar, mantener y matizar la base y aumentar su duración, con lo que se consigue a la vez un efecto aterciopelado y se atenúan imperfecciones.

Por último, el colorete, que ayuda a destacar los rasgos del rostro regalando un aspecto saludable, a la vez que unifica el color de ojos y labios.

Elegir el tono

Durante el día se suelen elegir tonalidades más claras y cálidas, como rojos, rosas o tierras. Durante la noche mejor los colores fríos, como tonos azulados, grises, y las sombras más intensas, que destaquen la mirada.

Artículo relacionado

pintalabios

¿Es cierto que los pintalabios contienen plomo?

Cuidar los ojos

Los párpados y el contorno de los ojos son una de las zonas más sensibles a los productos químicos. Las sombras, los lápices de ojos, eyeliners y correctores de ojeras ecológicos aseguran una fijación natural y permiten realzar su luminosidad y belleza, sin problemas de alergias, lagrimeos o enrojecimientos.

Labios protegidos

El lápiz de labios es uno de los productos que más se renueva a lo largo del día y es importante elegirlo ecológico o con ingredientes de cultivos biológicos que sean inocuos. Así se evitará, ingerir sustancias químicas perjudiciales para la salud, como los metales pesados, principalmente plomo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?