Sin tóxicos

Aprende a elegir cosméticos naturales de verdad

Elena Herraiz y José M. Fernández

A veces se usan sustancias poco respetuosas con la piel o el medio ambiente. Te ayudamos a distinguir los productos naturales más auténticos.

Existen unas normas básicas que ayudan a escoger el producto cosmético que mejor se adecúe a las necesidades de la piel, y que al mismo tiempo respete el medio ambiente. Por desgracia, la palabra "natural" en la etiqueta no significa que sea seguro.

Ni siquiera que sea auténticamente natural. Todo eso puede crear una gran confusión a la hora de elegir uno. Para evitarlo, lo más importante es mirar de qué está hecho. Esta información se puede obtener de su relación de ingredientes o INCI (nomenclatura internacional de ingredientes en la industria cosmética), que todo envase de un cosmético comercializado en la Unión Europea debe llevar.

Artículo relacionado

parabenos-cosmetica

Sin parabenos no es suficiente: la cosmética natural es mucho más

¿Qué ingredientes tóxicos no debe contener un cosmético natural?

Un cosmético natural debe contener, al menos, un 95% de ingredientes de origen natural. Pero entre el resto de ingredientes también debería excluir ciertas sustancias:

  • Por ejemplo, se debe prestar especial atención a los conservantes y evitar los parabenos, el fenoxietanol y los derivados liberadores de formaldehído. Estos se hallan en pequeña cantidad, pero eso no les resta peligrosidad por su alta toxicidad.
  • Una crema natural no debe contener derivados del petróleo ni aceites minerales. Estos se emplean para oclusionar los poros y evitar que la piel transpire; así disminuye la pérdida de agua, pero al mismo tiempo se impide a la piel eliminar sustancias de desecho.
  • Se debería rechazar como natural, por tanto, todo lo que contenga parafinas, dimeticona, acrilatos o PEG, por ejemplo.
  • Otros de los ingredientes desaconsejables son las bases detergentes que se usan en geles y champús, como el lauril sulfato de sodio o el lauril éter sulfato de sodio (sodium lauryl sulphate o sodium laureth sulphate en las etiquetas). Pueden irritar la piel y aumentan la permeabilidad frente a otros tóxicos.
  • Tampoco son aconsejables los filtros químicos, derivados de la anilina como fenilen o etilendiamina, fragancias y colorantes artificiales, ni metales como el plomo o el aluminio.

Artículo relacionado

hand made beauty cosmética natural

HandMade Beauty, cosmética natural ¡para comérsela!

Cosmética que sí es natural

¿Qué debe contener un cosmético natural? Los productos cosméticos naturales se formulan con una base de agua y aceites vegetales mezclados con principios activos como vitaminas, antioxidantes y sustancias hidratantes o nutritivas, o en su caso filtros físicos, desodorantes o sustancias lavantes.

Un cosmético puede incluir una gran variedad de ingredientes de origen vegetal. Estos aparecen en cada INCI en forma de nombre botánico (género y especie en latín) seguido de Aqua o water en caso de ser un destilado, extract (extracto), oil (aceite), butter (manteca) o wax (cera).

Los ingredientes se ordenan de mayor a menor concentración, así que conviene que los de origen vegetal ocupen los primeros lugares para que el producto sea lo más natural posible.

En un producto natural los ingredientes de origen vegetal deberían encabezar la lista de ingredientes.

El fabricante suele indicar cuáles de estos ingredientes provienen de la agricultura ecológica certificada, dado que eso le proporciona mayor calidad al cosmético.

Los cosméticos naturales son más eficaces y sanos, sus efectos se prolongan más e, incluso, al cundir más, por estar más concentrados, resultan más económicos; todo ello con la seguridad de cuidar el planeta y a los que lo habitan.

Artículo relacionado

escoger-maquillaje-ecologico

Cómo elegir un buen maquillaje natural

Sellos de cosmética ecológica

Al no existir una legislación rigurosa en España ni en la Unión Europea que diferencie los productos naturales o ecológicos de los que solo aprovechan el concepto natural para vender más, hay que apoyarse en avales que garanticen que se cumplen unos requisitos.

El problema es que hay muchos sellos:

  • El BDIH alemán
  • El Ecocert francés
  • El NaTrue europeo
  • El control IMO español
  • La Soil Association inglesa
  • ICEA italiana, etc.

Todos ellos, aun con especificaciones propias, mantienen normativas similares basadas en criterios de responsabilidad social y ecológica que certifican que el producto es natural. Otro consejo sería comprar en comercios especializados que asesoren bien sobre lo que necesita cada piel.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?