Sin ingredientes de origen animal

¿Cómo reconocer la cosmética vegana?

Elena Herraiz y José Manuel Fernández (expertos en cosmética natural)

Muchos productos cosméticos incluyen en su elaboración ingredientes de procedencia animal. La cosmética vegana lo evita apostando a su vez por fórmulas totalmente naturales y ecológicas.

Muchos vegetarianos no son conscientes de que su pasta de dientes puede contener ingredientes provenientes de huesos de animales, de que emplean pintalabios con grasa bovina o de que su crema ha podido ser probada en animales causándoles sufrimiento.

Algunos champús y jabones, por ejemplo, se prueban en los ojos de conejos para ver si son irritantes, y para medir la eficacia de algunos fotoprotectores se somete a animales a altas radiaciones con y sin protección.

Conocer estos hechos, tomar conciencia de ellos y tratar de evitarlos es lo que ha llevado a la aparición de la llamada cosmética vegana, una opción para quienes creen que no deberían emplearse productos obtenidos mediante el sufrimiento animal o para quienes han elegido el veganismo como estilo de vida. Esta filosofía se basa en el respeto a los animales, a los que no considera al servicio de los humanos.

Sus seguidores optan, como los vegetarianos estrictos, por una alimentación sin carne, pescado, huevos, leche o miel. Pero además emplean ropa y calzado sin piel y buscan para su higiene diaria productos que no contengan ingredientes de procedencia animal. Se practica por convencimiento moral y está en consonancia con el origen de la palabra "cosmética", del griego kosmein, que significa orden y armonía.

Artículo relacionado

piel sol

Cuida tu piel para reencontrarte con el sol (con 5 mascarillas caseras)

¿Cómo sé si un cosmético es vegano o no?

Tanto la cosmética natural como la vegana recurren a la naturaleza para obtener sus ingredientes, pero la vegana da un paso más y evita emplear ingredientes naturales de origen animal. Entre estos se encuentran, por ejemplo, los procedentes de las abejas, los sueros lácticos o la lanolina; también el famoso carmín, pues se este pigmento procede de la cocción de un insecto, la cochinilla.

Por otro lado, la ausencia de estos ingredientes no basta para que la cosmética se considere vegana. Al igual que la natural, debe evitar conservantes, colorantes o excipientes sintéticos que puedan dañar la piel o el medio ambiente, dado que esto sería otra manera de atentar contra la naturaleza y los animales.

Artículo relacionado

cosmetica-natural

Aprende a elegir cosméticos naturales de verdad

En el mercado español de cosmética natural existen muchos productos que cumplen estos requisitos. Sin embargo, la ausencia de un aval oficial dificulta en ocasiones poder localizarlos. En Gran Bretaña existe uno: el sello "Vegan", de The Vegan Society. A falta de este sello en nuestro país, estas pautas pueden ayudar a identificar qué productos son veganos:

  • Conviene partir de productos de cosmética natural certificada, con sellos como Ecocert o el BDIH, que avalan la ausencia de sustancias sintéticas peligrosas y la no experimentación en animales.
  • El siguiente paso sería leer la lista de ingredientes INCI y desechar los que cuenten con productos animales, entre ellos la lanolina procedente de las ovejas, el suero láctico y la proteínas de leche; apiproductos como cera, miel, propóleo o jalea real; colorantes como el carmín de cochinilla (E-120); seda (serica); lactatos (E325, E326, E327); caviar; baba de caracol, o veneno de serpiente.
  • La lecitina (E322) conviene comprobar que sea de soja o sésamo, pues en cosmética es frecuente extraerla del huevo.

Muchos laboratorios de cosmética natural cuentan en sus catálogos con productos veganos y algunos ya lo indican en la etiqueta. En algunas webs –sobre todo las de Reino Unido, donde el veganismo lleva más tiempo siendo habitual, pero también ya en las de muchos otros países– las marcas publican listas con sus productos veganos.

Desde el punto de vista dermatológico la cosmética vegana no presenta ventajas añadidas a las de la cosmética natural. Sin embargo, permite a las personas veganas cuidar su piel, cara y cuerpo sin renunciar a sus principios.

La dieta vegana es buena para la piel

Existe un estudio del hospital universitario de Berlín que avala que una dieta vegetariana mantiene la piel más joven y luminosa. Las causas pueden ser de diversa índole.

  • Más antioxidantes. Una posible explicación es la mayor cantidad de antioxidantes y vitaminas que consumen quienes optan por una dieta vegetariana. menos tóxicos. Además, los vegetarianos evitan muchos de los tóxicos que se encuentran acumulados en las grasas animales, que intoxican y avejentan la piel.
  • No obstante, conviene recordar que, si se renuncia a la leche y los huevos además de a la carne y el pescado, hay que tomar algún suplemento de vitamina B12 para evitar anemias, así como suficientes proteínas para asegurar la síntesis de colágeno.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?