Piel sana

Vive sin eccemas y olvídate del picor de forma natural

Ciertas pautas de higiene y dietéticas, junto con algunos tratamientos naturales, calman la piel seca o atópica y mantienen a raya los eccemas y la picazón.

Dr. Josep Lluis Berdonces
Dr. Josep Lluís Berdonces

Doctor en medicina y ex director del Diploma de Postgrado en Medicina Naturista de la UB

Eccema es una palabra genérica que indica un enrojecimiento de la piel por la inflamación de la dermis y la epidermis. Suele presentarse en zonas húmedas y pliegues, y rascarnos no facilita su alivio. Puede exteriorizarse como un área de enrojecimiento, o cuando evoluciona, presentar exudación, vesículas o pápulas.

Numerosos factores pueden empeorarlo, como el estrés, los nervios, el calor o el consumo de ciertos alimentos, como la leche de vaca, huevos, pescado, azúcar o aditivos alimentarios.

Dermatitis atópica, mucho más que un eccema

En muchos casos, el eccema es una reacción alérgica, y se puede catalogar como dermatitis atópica, bastante común en niños y bebés.

El eccema suele ceder con el tiempo, aunque algunas personas lo padecen toda la vida. En estos casos, ciertos jabones, cosméticos o prendas de vestir pueden producir un eccema de contacto.

En otros casos, son los alimentos los que pueden favorecer su aparición, o incluso la llegada de la primavera, porque las personas con piel atópica son en realidad alérgicas y tienen más riesgo de padecer asma o rinitis.

La toma de medicamentos puede producir eccemas alérgicos, entre ellos destacan los antibióticos y las medicaciones para el cáncer, pero la lista es muy, muy larga.

Artículo relacionado

Tratamiento natural del eccema

En general, aunque hay eccemas húmedos, el resultado del eccema es una piel seca y cuarteada, frágil. Muchas cremas de farmacia contienen derivados de la cortisona, rápidas y efectivas en suprimir estos síntomas, pero su uso crónico sin supervisión médica puede provocar debilidad de la piel y una mayor propensión a eccemas e infecciones.

En caso de eccema, estas son algunas de las medidas que propone la medicina natural:

  • Es importante no rascarse y, en el caso de los niños, mantenerles las uñas bien cortas.
  • Una leche hidratante o un hidrolato (agua de rosa, de azahar o de hamamelis) pueden ser muy útiles, especialmente en eccemas secos, y se puede aplicar dos o tres veces al día.
  • No todos los eccemas responden bien a las aplicaciones con agua como solvente. En esos casos es mejor usar elementos grasos: forman una película sobre la piel que reduce la transpiración y se considera un tratamiento hidratante.

Los solventes grasos más usados son:

  • Almendras (neutro)
  • Cacao (suavizante)
  • Oliva
  • Caléndula (muy suave, incluso para bebés)
  • Rosa mosqueta (cicatrizante)
  • Karité (pieles grasas)
  • Granado (rico en grasas omega)
  • Argán

Las cremas de caléndula, consuelda, karité y oliva son la alternativa sin corticoides para la mayoría de los eccemas.

No te laves en exceso, es mejor baños cortos y con poco detergente, ya que es irritante. Evita tomar el sol, especialmente en verano, y usa ropa interior de algodón o de cualquier otra fibra natural.

Artículo relacionado

Qué alimentos comer y qué alimentos evitar

Estos cambios en la alimentación pueden ayudar a prevenir y mejorar el eccema:

  • Consume alimentos ricos en vitaminas A, E y C, y suplementa con ácidos grasos omega, como el aceite de borraja o de onagra.
  • Las frutas frescas y los aceites vegetales vírgenes de presión en frío pueden ayudarnos a obtener estas vitaminas.
  • Evita alimentos que puedan producir una reacción de tipo alérgico, como marisco, fresas, chocolate, cacahuetes o maíz; así como aditivos alimentarios.
  • Bebe abundantes líquidos. La hidratación de la piel empieza por dentro.
  • Evita los fritos, grasas animales y aceites refinados en general. Utiliza aceite virgen de presión en frío.
  • No bebas refrescos ni consumas azúcar, patatas fritas, chips, o alimentos basura (muy procesados).
  • Los niños presentan más erupciones de la piel; pueden estar provocados por el consumo de huevos, leche, trigo, pescado, pollo, embutidos, marisco… La aplicación de manteca de cacao puede ser muy útil en estos casos.
  • Consume alimentos ricos en azufre, como col, coliflor, brócoli, nabos, chirivías, ajos, cebollas, puerros, mostaza…

Artículo relacionado

4 plantas que alivian el picor

Entre las plantas más recomendables para el tratamiento natural del eccema tenemos:

1. Corteza de roble

Para eccemas o dermatitis húmedas por su contenido en taninos (astringentes).

Para prepararlo:

  • Hierve 15 minutos dos cucharadas soperas de corteza en medio litro de agua.

2. Avena

Para tomar un baño de avena calmante de 15 min:

  • Hierve 10 min unos litros de agua con 300 g de harina de avena y sal marina.
  • Luego añade gotas de un aceite esencial (niaulí, lavanda…).

Artículo relacionado

3. Aceite de onagra

La aplicación de aceite de onagra sobre los eccemas supone una alternativa a los corticoides, aunque de menor intensidad. Bastantes estudios clínicos indican que es útil y efectivo.

4. Aloe vera

Los cosméticos a base de aloe vera son de calidad irregular por la inestabilidad de sus principios activos. El jugo fresco de aloe parece ser superior a las otras presentaciones.

Puedes aplicar el gel recién extraído de la hoja sobre la zona afectada por el eccema.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?