Efectos secundarios del maquillaje: cómo elegir bien para evitar reacciones

Los nuevos productos cosméticos no sólo embellecen sino que también nutren la delicada piel del rostro. Estos son los ingredientes que más hidratan y protegen.

maquillaje-make-up-cuidado-piel
Unsplash

Realzar la belleza personal con maquillaje es un recurso empleado desde la Antigüedad y que en fechas festivas adquiere todo su protagonismo.

Tradicionalmente, el único objetivo del maquillaje ha sido obtener un buen resultado, sin tener en cuenta los efectos nocivos que se pudiera causar a la piel, a corto o largo plazo.

Hoy, sin embargo, las formulaciones tienden a ser más respetuosas con la salud cutánea y las firmas de cosmética natural ofrecen productos con ingredientes naturales de primera calidad: extractos de plantas medicinales para el cuidado de la piel, a menudo de cultivo biológico; aceites y ceras vegetales; pigmentos minerales micronizados; vitaminas...

La idea es que el producto no solo no perjudique, sino que además hidrate, proteja y nutra la piel.

Efectos secundarios del maquillaje

Es importante conocer lo que contienen los productos cosméticos que empleamos porque la piel está constantemente asimilando sustancias a través de sus poros.

Algunas pueden resultar agresivas para la piel y causar:

  • Alergias
  • Irritación
  • Deshidratación
  • Envejecimiento prematuro
  • Se sospecha, además, que determinados componentes químicos (como los parabenes o ftalatos, por ejemplo) pueden resultar perjudiciales para la salud a largo plazo, puesto que se absorben y pasan al torrente sanguíneo.

Maquillajes que cuidan la salud

Los productos más afines a la piel son los formulados con componentes naturales, que estimulan la función regeneradora de la piel. No llevan colorantes, conservantes ni fragancias de síntesis, parafinas u otros productos derivados del petróleo.

Pero ¡cuidado!, hay cosméticos que utilizan algún ingrediente natural como reclamo pero que contienen multitud de otras sustancias que no lo son.

Una garantía de que un cosmético es realmente ecológico es su certificación:

  • El BDIH es un aval privado creado en Alemania por la industria de cosmética natural.
  • El Ecocert de Francia proviene de empresas privadas que certifican productos de alimentación ecológica, al igual que la etiqueta de la Soil Association de Inglaterra y el AIAB italiano.
  • El sello Cosmebio es de una asociación de empresarios franceses de cosmética ecológica.
  • El Demeter se aplica en todo el mundo para productos biodinámicas y también tiene una normativa para cosmética.
  • En España, Ecocert ha abierto una sucursal que ofrece una certificación para la cosmética con el nombre de Ambicert.

Qué ingredientes elegir en los cosméticos

Las bases de maquillaje dan luz al cutis, atenúan las irregularidades de la piel y disimulan las líneas de expresión. Las fórmulas naturales incluyen en su composición aceites que nutren la piel, partículas de arcilla natural (caolín) que reducen los brillos y pigmentos reflectantes.

Pueden incorporar también vitamina E para contrarrestar el envejecimiento de la piel, ácido hialurónico para proteger de la deshidratación e ingredientes tan variados como aceite de macadamia, seda, aceite de jojoba, ceras de caléndula y carnaúba, polifenoles de pepita de uva y escualano de oliva, que hidratan y nutren en profundidad.

Los lápices correctores, que cubren las ojeras, enrojecimientos, manchas o pequeñas cicatrices, pueden estar compuestos por lecitina, aceite de aguacate, aceite de nuez de macadamia, de jojoba y manteca de karité, que hidratan la piel.

Plantas medicinales como la vulneraria, la zanahoria, la manzanilla y la caléndulaactúan calmando las pieles irritadas.

Para acentuar las mejillas, los coloretes se valen de seda, pétalos de rosas y aceite de jojoba, que iluminan la piel.

Las barras de labios, además de colorear, ahora también nutren e hidratan con ingredientes como los aceites vegetales y las ceras naturales. Además, refuerzan y reestructuran la barrera cutánea y le dan elasticidad.

La rosa canina, el aceite de almendras, el aceite de hueso de albaricoque, la manteca de mango o el aceite de frutos de endrino consiguen texturas aterciopeladas.

La cosmética natural ofrece sombras de ojos a base de pigmentos naturales, pétalos de rosa y seda, que cuidan la piel más sensible del rostro en vez de resecar el párpado y acentuar las arrugas.

Los lápices de ojos y eyeliners incluyenaloe, extractos de eufrasia, té negro y hojas de neem de efecto calmante.

Las máscaras de pestañas, además de "alargarlas", las fortalecen y nutren con cera de rosas y aceite de jojoba, que envuelven cada una de las pestañas.

Cómo lograr un maquillaje natural

Antes de maquillar la piel, hay que limpiarla en profundidad, aplicarle un tónico y, por último, una base hidratante.

Una regla de oro es huir de los excesos: es preferible menos que más. Elige un fondo de maquillaje parecido al tono de la propia piel, como mucho uno más oscuro. De este modo evitarás el efecto "careta".

Los tonos tierra, beige dorados, terracotas, rosados y corales son gamas que resultan favorecedoras en la inmensa mayoría de ojos, labios y mejillas.

Durante el día el maquillaje ha de ser discreto. Lo mejor es maquillarse con luz natural. Por la noche se puede jugar con texturas metalizadas.

Destaca los ojos o los labios pero no ambos, pues el resultado suele ser recargado.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?