Cosmética casera y natural

Haz tu propio aceite de bardana para la piel y el cabello

Claudina Navarro

El aceite de bardana es uno de los más adecuados para tratar una variedad de problemas capilares y de la piel. Descubre cómo prepararlo y utilizarlo para que produzca los mayores beneficios.

La bardana es conocida en medicina natural como una planta poderosa y sus ingredientes activos se han abierto camino en numerosos productos cosméticos para el cabello. Los aceites capilares a base de raíces de bardana son especialmente populares. Desafortunadamente, muchos productos de bajo precio tienen más parafina derivada del petróleo que otra cosa, por lo que es recomendable gastar un poco más en un producto natural certificado o, mejor aún, preparar tu propio aceite nutritivo.

Además del cuidado del cabello, también puedes usar aceite de raíz de bardana para el cuidado de la piel. Es especialmente indicado para pieles secas y con imperfecciones.

Propiedades del aceite de raíz de bardana

En el cuidado del cabello, el aceite de raíz de bardana impresiona por su efecto antiinflamatorio. Porque las raíces del cabello inflamadas son a menudo una razón para la caída del cabello y el aceite puede mejorar el cuadro.

Pero el aceite de raíz de bardana no solo puede ayudar al cuero cabelludo. Los ingredientes curativos de la raíz de bardana tienen un efecto antifúngico, antimicrobiano, antiinflamatorio y antibacteriano.

Haz aceite de raíz de bardana tú mismo

Un aceite de raíz de bardana totalmente natural y de alta calidad es fácil de hacer. Para ello, se prepara un extracto frío con un aceite base, por ejemplo, aceite de oliva (para piel seca, cuero cabelludo y cabello), aceite de cártamo (para pieles inflamadas o con imperfecciones) o aceite de almendras (para pieles sensibles).

Puedes cosechar la raíz de bardana tú mismo. Se recolecta desde el otoño hasta el invierno del primer año de la planta o en la primavera del segundo año de la planta. Hay que desenterrar y limpiar la raíz, cortarla en trozos y dejar que se seque durante al menos un día, hasta que la mayor parte del agua que contiene se haya evaporado. Las dos variedades medicinales de la bardana –grande (Arctium lapa) y pequeña (Arctium minus)– son adecuadas.

Ingredientes para 100 ml de aceite de raíz:

  • 1 cucharada de raíz de bardana (Bardanae radix) seca y triturada
  • 100 ml de aceite de oliva u otro aceite portador adecuado a las necesidades de la piel
  • 1 recipiente con tapón de rosca (mejor que sea de vidrio oscuro)
  • 1 recipiente para rellenar (por ejemplo, un frasco cuentagotas de vidrio marrón)

Elaboración:

  1. Coloca los trozos de raíz de bardana en un recipiente y vierte el aceite portador sobre ellos hasta que los trozos estén completamente cubiertos de aceite.
  2. Cierra el frasco y deja reposar durante cuatro semanas en un lugar protegido de la luz a temperatura ambiente. Agita a diario para prevenir el moho y para ayudar a disolver los ingredientes activos.
  3. Cuela el aceite de raíz de bardana con un colador en una botella oscura.

Este aceite casero se puede conservar hasta un año.

Cómo tratar el cabello con aceite de raíz de bardana

Un tratamiento con el aceite ofrece un cuidado intenso para el cabello seco y dañado y estimula su crecimiento. También es eficaz para la caspa seca o grasa y el cuero cabelludo con picazón.

Solo hay que masaje el cuero cabelludo y untar todo el cabello con el aceite durante tres minutos por la noche. Luego se envuelve el cabello con una toalla. Deja que actúe durante toda la noche y por la mañana lava el cabello con agua tibia y un champú suave. Después se aconseja peinar el cabello con un cepillo natural o un peine fino para liberarlo de las escamas sueltas. El aceite se aplica una o dos veces por semana hasta que se produzca una mejoría.

Después del tratamiento, el resto de días, puedes añadir unas gotas de aceite al champú. Si tu cabello está muy seco puedes aplicar unas gotas en las puntas de los cabellos todos los días.

Artículo relacionado

meadow-76358 1280

6 plantas medicinales útiles para los niños

Cómo tratar la piel con aceite de bardana

El aceite de raíz de bardana se puede utilizar para cuidar y tratar la piel grasa, inflamada, escamosa o con impurezas. Puedes aplicarlo con moderación en las áreas afectadas de la piel y directamente sobre las espinillas. También es adecuado para áreas extensas en pieles grasas, por ejemplo en la cara, en la zona del escote y en la espalda.

Puede aliviar el acné, la psoriasis o el eccema. Para la piel con psoriasis, es recomendable aplicar el aceite y envolver la zona con un vendaje limpio. Se puede dejar actuar durante la noche y enjuagarse al día siguiente.

En casos de quemaduras, heridas que cicatrizan mal y forúnculos, favorece la cicatrización. También protege las células de la piel frente a los radicales libres y puede favorecer su regeneración.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?