Cómo quitar las ojeras de forma natural (con productos muy baratos)

Cuando no duermes mucho por la noche al día siguiente aparecen sombras oscuras bajo tus ojos. ¿De dónde vienen y qué es lo que realmente ayuda contra las ojeras? Estos son nuestros consejos.

Cómo quitar las ojeras

No se necesitan productos caros para acabar con las ojeras.

iStock

Las ojeras son a menudo signo de poco sueño y demasiado estrés. Muchas personas se preguntan cómo quitar las ojeras de forma natural. La respuesta es que sí puedes eliminar bolsas y ojeras de forma natural y sin recurrir a carísimas cremas.

La publicidad de los cosméticos convencionales habla de extrañas moléculas y supuestos estudios científicos, pero lo cierto es que la fina piel alrededor de los ojos necesita básicamente una buena hidratación, que es capaz de prevenir e incluso eliminar arrugas incipientes en la zona. La cafeína, las patatas y el truco del pepino (que puedes ver en el siguiente vídeo) pueden hacer que las ojeras desaparezcan de forma natural, sin recurrir al maquillaje, aunque hay otras eficaces opciones, que te contamos en este artículo.

¿Por qué aparecen las ojeras?

La piel debajo de tus ojos es la más fina de todo el cuerpo. Cuando dormimos por la noche, la circulación linfática es más lenta y la linfa se puede acumular debajo de los ojos. Esto provoca que los finos vasos sanguíneos de la zona se dilaten y la piel debajo de los ojos se oscurecerá. Las causas más comunes son:

  • La falta de sueño
  • El estrés
  • La fatiga física
  • Fumar también hace que la piel envejezca, se adelgace y favorezca la aparición de ojeras.
  • Algunas enfermedades pueden cursar con este síntoma. Unas ojeras pronunciadas y persistentes pueden indicar un problema de salud más allá de la piel, como anemia, mala circulación o un desequilibrio hormonal. En ese caso lo mejor es acudir al médico.

Recuerda que si notas una decoloración severa o hinchazón importante debajo de los ojos, deberías consultar con un médico como medida de precaución, porque las molestas sombras suelen ser un signo de cansancio, pero también puede haber otras razones.

Cómo quitar las ojeras de forma natural y sin gastar dinero

Las personas que tienden a mostrar ojeras por falta de sueño, cuando se sienten estresadas o cansadas encontrarán remedios efectivos en los siguientes cinco consejos.

1. Café

La cafeína no solo despierta, también hace que los pequeños vasos sanguíneos debajo de los ojos se contraigan y las ojeras desaparezcan. Puedes coger un poco de café solo bien cargado y aplicártelo con los dedos en la ojera. Tras diez minutos, enjuaga con agua.

También puedes embeber una tela suave o un disco de algodón con café y lo dejarlo sobre los ojos con el párpado cerrado durante 10-15 minutos.

2. Patata

Las patatastienen ingredientes antiinflamatorios y calmantes. Por tanto, pueden ayudar contra las ojeras. Para ello, ralla finamente una patata cruda y aplícatela con cuidado debajo de los ojos. Transcurridos unos 15 minutos, lávatelos con agua tibia.

También puedes mezclar la patata cruda finamente rallada con dos cucharadas de agua y revolver bien la mezcla. Puedes empapar un paño o unas bolas de algodón en el agua y colocarlas sobre los ojos. Pasados los 15 minutos retíralas.

3. Pepino

Los pepinos contienen mucha agua, pero también vitaminas y minerales. Las rodajas de pepino sobre los ojos proporcionan hidratación a la piel sensible y tiene un efecto calmante. Lo mejor es usar pepinos de calidad ecológica, porque la cáscara y sus valiosos ingredientes deben permanecer en contacto con la piel.

Coloca las rodajas de pepino sobre los párpados limpios y cerrados durante unos 15 minutos.

4. Infusión de manzanilla, malva y tilo

Para atenuar las bolsas, la experta en cosmética natural Marcela Burgos te recomienda aplicar compresas frías con activos antiinflamatorios. Prepara una infusión de manzanilla, malva y tilo: déjala enfriar en la nevera, empapa con ella unos discos de algodón y ponlos sobre los ojos 10-20 minutos. Ve renovando con infusión fresca a medida que pierdan frío.

5. Pepino y aloe vera

Mezcla una cucharada de zumo de pepino fresco con otra de aloe vera y enfría en el congelador. Empapa en la mezcla dos discos de algodón y ponlos sobre los ojos. Renueva el zumo cuando se calienten y deja actuar 10-20 minutos.

6. Tomate

El tomate es rico en vitaminas y se aplica igual que el zumo de pepino.

Bolsas y ojeras: cómo prevenirlas de forma natural

A partir de los 20 años conviene adquirir buenos hábitos para que el contorno de ojos conserve su frescura. El descanso, la buena alimentación a base de vegetales, beber agua y hacer ejercicio son básicos. Además hay que proteger la zona del sol intenso con gafas y con cremas protectoras naturales certificadas. El alcohol y el tabaco, por supuesto, están vetados.

Pero, por supuesto, mejor que cualquier remedio de urgencia es llevar un estilo de vida con suficientes horas de sueño, relajación y descanso para que el síntoma no aparezca.

  • Dormir lo suficiente y de la manera más relajada posible previene eficazmente las sombras oscuras debajo de los ojos. Por lo tanto, no debes dormir menos de siete horas. El cuidado facial adecuado antes de acostarte también favorece la regeneración de la piel.
  • El ejercicio activa nuestra circulación y estimula la circulación sanguínea. Ambos ayudan a prevenir el desarrollo de ojeras en primer lugar.
  • Remedios naturales. Como el contorno del ojo casi no tiene glándulas sebáceas, tiende a secarse y arrugarse. Para evitarlo, conviene aplicar periódicamente aceites vegetales como argán o rosa mosqueta. Se puede hacer con un masaje suave alrededor de los ojos antes de acostarse. Este tratamiento también es útil si aparecen ojeras azuladas o marronáceas.
  • El cuidado del sistema digestivo. Las bolsas bajo los ojos aparecen por la mañana y suelen tener su origen en el sistema digestivo. Hay que favorecer el tránsito intestinal aumentando la ingesta de fibra, y la eliminación de líquidos tomando infusiones de plantas medicinales como el diente de león o la cola de caballo. Además, se pueden acariciar las bolsas con la punta del dedo desde el borde de la cara hacia la nariz, para favorece la salida del líquido.
  • Nuestra dieta también influye en la formación de ojeras, y una dieta equilibrada las previene. Debes asegurarte los siguientes nutrientes.

Alimentos con vitaminas que ayudan

  1. Vitamina C: se encuentra en muchos tipos de frutas y verduras, por ejemplo en naranjas, kiwis y grosellas negras, así como en pimientos, espinacas, coles de Bruselas, col rizada y brócoli cocinados al vapor.
  2. Vitamina K: es importante para la coagulación de la sangre y se encuentra en el repollo, las verduras de hoja verde y las hierbas como el cebollino y el perejil.
  3. Zinc: puede ayudar contra las ojeras. Se halla en los cereales integrales, las nueces y el queso.
  4. Hierro: se encuentra en el salvado de trigo, el mijo, las hojuelas de avena y el trigo sarraceno, así como en los granos y las nueces. Toma estos alimentos en combinación con otros ricos en vitamina C para favorecer la asimilación del mineral.
  5. Beber lo suficiente: preferiblemente agua e infusiones sin azúcar. El alcohol, por otro lado, tiene un efecto negativo en nuestro sueño y, por lo tanto, promueve las ojeras.

Contornos de ojos químicos: por qué no son la mejor opción

Lo que no se necesita son cremas para el contorno de ojos con ingredientes problemáticos, como las fragancias sintéticas, entre las que se pueden encontrar compuestos que alteran el sistema hormonal, o conservantes halogenados como el carbamato de yodopropinilo butilo o clorfenesina. Sustancias como estas pueden provocar la aparición de eccemas bajo el ojo o en el párpado, lo que requiere atención por parte del dermatólogo.

Otro conservante que conviene evitar es la DMDM hidantoína, que puede liberar formaldehído, de efecto irritante, alergénico y acelerador del envejecimiento de la piel. Tampoco son recomendables los derivados de los polietilenglicoles ni las parafinas.

También es posible eliminar las ojeras de forma profesional. El drenaje linfático manual o mecánico, por ejemplo, asegura que el líquido tisular, la linfa, drene debajo de los ojos y desaparezcan las ojeras. Sin embargo, se requiere un especialista para tal intervención. Una versión aficionada y casera de este masaje consiste en acariciar las ojeras con la yema de los dedos, apenas rozando la piel, de dentro hacia afuera para favorecer la circulación de la linfa.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?