6 errores que se suelen cometer al ponerse la crema solar

Solo te puedes proteger de la radiación UV si aplicas correctamente el protector solar. Si lo usas incorrectamente, reduces la protección solar. Te explicamos los seis errores más comunes al ponértelo.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Cuando la temperatura aumenta y el solo comienza a picar sobre la piel enseguida echamos manos de las cremas solares protectoras. Pero no basta apretar el tubo o el pulverizador para conseguir los resultados deseados. Para protegerse de verdad es importante aplicar correctamente el protector solar. Esto incluye, entre otras cosas, no usarlos únicamente en la playa o la piscina.

Por qué es tan importante usar protector solar

La luz del sol tiene un efecto positivo en nuestro bienestar y nuestra salud: aumenta la producción de vitamina D, que mejora el estado de ánimo, regula la inmunidad y fija el calcio en los huesos.

Demasiada luz solar, por otro lado, es extremadamente peligrosa. Una exposición excesiva a la radiación ultravioleta puede causar daños agudos en la piel y a largo plazo aumenta el riesgo de cáncer de piel. Por eso es tan importante una protección solar fiable.

Errores al aplicarse cremas solares

1. Aplicarse protector solar solo cuando hace sol

Un cielo nublado da a mucha gente una falsa sensación de seguridad. El hecho de que el sol esté cubierto por nubes no significa que la radiación solar no llegue a la tierra. El 90% de la radiación UV penetra a través de una ligera capa de nubes.

Incluso a la sombra de los árboles o bajo las sombrillas, solo se está parcialmente protegido de los rayos agresivos. Según la Oficina Federal de Protección contra la Radiación alemana (BfS), una sombrilla común deja pasar entre el 70 y el 90% de la radiación UV. A la sombra de un árbol, con una copa densa y extensa, la radiación ultravioleta se reduce en aproximadamente un 20%.

Por lo tanto, independientemente de si está lluvioso, nublado o con sombra, debes aplicar protector solar tan pronto como el índice UV sea de 3 o más. Este índice describe el valor máximo diario de radiación UV y es proporcionado por los centros meteorológicos oficiales y las aplicaciones móviles.

Artículo relacionado

2. No saber lo que significa el índice de protección SPF

El factor de protección solar (SPF) está indicado en cada crema solar. Con los productos comunes, el SPF varía de 15 a 20 y de 30 a 50 y 50+. Con la ayuda de este número puedes saber cuánto tiempo puedes permanecer al sol sin riesgo

Para ello, utiliza esta fórmula: "Tiempo de autoprotección" x "Factor de protección solar" = "Tiempo máximo de exposición al sol sin quemarte"

En general se recomienda un factor de protección solar alto de al menos 30 para niños y 20 para adultos. Además, siempre hay que adaptar el SPF a las respectivas circunstancias, las estancias a gran altura, en la nieve, junto al agua y en regiones soleadas requieren un protector solar con un factor de protección solar muy alto (50+).

El tiempo de autoprotección depende del tipo de piel, siendo normalmente entre diez y 30 minutos para los centroeuropeos. Las pieles muy claras tienen un tiempo de autoprotección de 10 minutos. Cuanto más oscura sea la tez, mayor será el tiempo de autoprotección.

Incluso con un factor de protección solar suficientemente alto, no hay que prolongar de forma indefinida la exposición al sol. Conviene reducir un 40 por ciento el tiempo estimado de protección.

Por lo tanto, según la fórmula explicadada, si nuestra piel es clara, tenemos un tiempo de protección de 10 minutos. Si nos aplicamos un factor 30, estaremos teoricamente protegidos durante 5 horas, pero es recomendable repetir la aplicación de crema a las 3 horas

3. Demasiado poco protector solar

Si no aplicas tu protector solar correctamente, no servirá de nada que el factor de protección sea alto. Es cierto que ponerse protector solar no es divertido. Además, algunos productos de protección solar son difíciles de esparcir, son pegajosos, dejan una capa blanca sobre la piel o no presentan estos problemas, pero son caros.

Por lo tanto, muchas personas usan protector solar con demasiada moderación, lo que puede reducir significativamente la protección.

Un adulto necesita cuatro cucharadas colmadas de protector solar para todo el cuerpo. Si solo aplicas la mitad, reduces el factor de protección solar en dos tercios y, por lo tanto, puedes quemarte más rápidamente.

Artículo relacionado

4. Aplicar protector solar solo una vez al día

Aplicar correctamente el protector solar siempre significa aplicarlo varias veces al día. El protector solar desaparece con la sudoración, el baño y el secado, lo que reduce su eficacia. Esto también se aplica a los protectores solares que están etiquetados como "resistentes al agua".

Por lo tanto, es fundamental aplicar varias veces la crema durante el día y especialmente después de bañarse y secarse con una toalla.

5. Aplicar el protector solar de forma incorrecta

Aplica el protector solar en capas: la cantidad recomendada de cuatro cucharadas de protector solar puede parecer mucho a primera vista. Tienes que aplicarla en capas, dejando que se absorba entre una y otra.

No olvides partes del cuerpo: todo el mundo piensa en la cara, el cuello y los brazos cuando se aplica protector solar, pero es importante no olvidar las siguientes partes del cuerpo:

  • Labios
  • Orejas (también detrás)
  • Parte interna de los brazos
  • Bordes del trajes de baño
  • Manos
  • Pies (incluidas las plantas)

Combina correctamente el protector solar y otros productos: Algunas personas mezclan el protector solar con la base de maquillaje para evitar la capa blanca, pero esto reduce el factor de protección.Si deseas aplicar varios productos, este es el orden adecuado: primero la crema hidratante (debe ser a base de agua, lo que se sabe porque el primer ingrediente es "aqua"), luego el protector solar y después el maquilaje.

6. Usar el protector solar incorrecto

Cualquier protector solar es mejor que ningún protector solar, hasta cierto punto, eso es cierto, porque el único protector solar verdaderamente "incorrecto" es el protector solar viejo.

No debes aplicar un protector solar del año anterior. Un estudio ha mostrado que se pueden formar sustancias cancerígenas en los protectores solares viejos.

Sin embargo, desde un punto de vista ecológico y de salud, los protectores solares ecológicos con filtros minerales UV son preferibles a los protectores solares químicos, que pueden llegar a la sangre y son un riesgo potencial. El dióxido de titanio y el óxido de zinc forman una barrera sobre la piel que refleja la radiación UV. Para evitar la presencia de ingredientes en forma de nanopartículas es necesario que el producto posea una certificación natural o ecológica.

Aplicar correctamente el protector solar no es suficiente

Aunque apliques el protector solar correctamente, no puede bloquear completamente los rayos UV. La forma más efectiva de protegerse de la alta exposición a los rayos UV y sus consecuencias es evitar el sol.

También es importante complementar el protector solar con otras medidas de protección, como ropa y sombreros, teniendo en cuenta el siguiente principio: cuanto más denso es el tejido, mejor. Las gafas de sol también son esenciales.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?