Belleza natural

Consejos para favorecer un crecimiento rápido y sano del cabello

Si tu objetivo es tener una buena melena, tienes que cuidar tu cabello desde dentro y desde fuera. Te explicams los mejores consejos para que pelo crezca rápido y saludablemente.

El crecimiento del cabello está sujeto a una amplia variedad de factores y está determinado principalmente por los genes, pero de todos modos hay algunos consejos que se pueden seguir para ayudar a que el cabello crezca más rápido y más fuerte.

El cabello crece un promedio de 0,3 a 0,5 milímetros por día, lo que significa entre 1 y 1,5 centímetros por mes y de 12 a 15 centímetros por año. Con un buen cuidado exterior del cabello y un aporte suficiente de nutrientes conseguiremos que el cabello se mantenga fuerte y crezca con vigor.

Consejos para lucir una melena espectacular

1. El cuidado adecuado hace que el cabello crezca más rápido

Lávate menos el cabello

Cuando te lavas el cabello, el sebo se elimina de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo. Esta grasa natural no es mala en sí misma. Por el contrario, actúa como una capa protectora dándole brillo y flexibilidad.

Si te lavas con demasiada frecuencia, el cabello y cuero cabelludo se resecarán, tu cabello se romperá fácilmente y las puntas se abrirán más rápidamente.

Trata de no lavarte el cabello todos los días, sino solo cada dos días o incluso dos veces por semana. Tu cabello tardará un tiempo en acostumbrarse a este cambio, pero la producción de sebo se regulará rápidamente y tu cabello obtendrá suficiente aceite sin parecer graso.

Artículo relacionado

Cuidados naturales para un cabello sano

Cuidados naturales para lucir un pelo fuerte y sano

Usa menos champú

Si crees que le estás haciendo bien a tu cabello usando una dosis grande de champú, estás equivocado. Muchos ingredientes de los champúes convencionales son agresivos y atacan la superficie del cabello. Esto lo vuelve poroso, el cabello se vuelve opaco y se rompe.

Por lo tanto, usa menos champú y preferiblemente solo productos ecológicos. No contienen ingredientes nocivos como los sulfatos, que eliminan la grasa (buena) del cabello y lo dejan seco e indefenso.

Cómo lavarse correctamente con champú

Si quieres que el cabello crezca rápidamente, debes enjabonarlo adecuadamente. Sólo tienes que masajear con suavidad el cuero cabelludo. No hace falta frotar el cabello, que se lavará cuando te aclares.

Usa un acondicionador

Usar solo champú para cuidarse el cabello podría secarlo demasiado a largo plazo. Por lo tanto, emplea un acondicionador ecológico tras el lavado. El cabello queda flexible y suave, de modo que puede peinarse más fácilmente.

Artículo relacionado

Mujer mirándose el cabello

¿Por qué se cae el pelo y qué remedios naturales existen?

Seca tu cabello suavemente

No lo seques frotándolo con una toalla ni con un secador de aire caliente, porque ambos métodos resecan el cabello y dañan su estructura, facilitando que se abran las puntas.

La opción más suave para tu cabello es dejarlo secar al aire o envolverlo sin retorcerlo en una toalla de algodón.

Dale a tu cabello una dosis extra de cuidado

Si quieres que tu cabello crezca rápidamente, es esencial un cuidado capilar natural pero intensivo. Esto incluye tratamientos para el cabello una o dos veces al mes.

Dependiendo de sus necesidades, puedes realizar tratamientos capilares naturales y sencillos. Por ejemplo, las curas de aceite de coco ayudan con las puntas abiertas, y la cura de yogur natural aporta mucha hidratación.

Artículo relacionado

mascarilla pelo

Mascarilla de aceite de jojoba para cuidar tu melena

2. Una dieta nutritiva

Una alimentación saludable hará que el cabello crezca más rápido. Debes asegurarte de estar bien provisto de vitaminas A, B3, B12, C y E, así como zinc, hierro y proteínas, porque todos estos nutrientes son necesarios para gozar de un cabello hermoso y saludable.

Otro nutriente muy importante es la biotina, también conocida como vitamina H, esencial para la estructura del cabello. Para conseguir todos estos nutrientes, incluye en tu dieta los siguientes alimentos con frecuencia:

Intenta incorporar en tu dieta con la mayor frecuencia posible:

  • Nueces y otros frutos secos
  • Semillas de calabaza
  • Espinacas
  • Grosellas negras
  • Copos de avena
  • Lentejas
  • Productos lácteos desnatados
  • Agua (en cantidad suficiente)

3. Masajear y peinar para un cuero cabelludo sano

Cuando pensamos en el cuidado de un cabello largo y hermoso, a menudo nos olvidamos de algo importante, el cuero cabelludo.

Los folículos pilosos, es decir, las 'raíces' del cabello, se encuentran en el cuero cabelludo. Si están libres de suciedad y tienen un buen riego sanguíneo, el cabello también crece fuerte y rápido.

La mejor manera de estimular el cuero cabelludo es mediante un masaje. Si además usas aceites naturales, le darás a tu cuero cabelludo y cabello más hidratación y cuidado.

Los aceites adecuados son, por ejemplo, son los de coco, ricino y jojoba. Masajea el aceite en tu cuero cabelludo y cabello y deja que actúe durante media hora, después elimínalo con agua tibia.

El cepillado frecuente también es bueno para el cuero cabelludo: abre los folículos capilares obstruidos y distribuye el sebo natural de las glándulas del cuero cabelludo a lo largo del cabello. Esto asegura brillo y flexibilidad.

Evita cepilarte el cabello si aún está mojado o húmedo. Si lo haces, puedes dañar su superficie y será más probable que los arranques.

Artículo relacionado

Calendario lunar de junio

Calendario lunar de junio 2021

4. Corta las puntas

Es comprensible que, si quieres dejarte crecer el pelo, estés luchando por cada centímetro. Pero aún así debes ir a la peluquería con regularidad o cortar las puntas. Sólo cuando se cortan las puntas secas y propensas a partirse, tu cabello puede mostrarse largo y saludable.

Se recomienda un corte de puntas cada 8 semanas más o menos. Cortar medio centímetro ayudará a garantizar que las puntas del cabello estén sanas y que las puntas abiertas no se extiendan hacia arriba.

5. Evita los tratamientos que dañan tu cabello

Hay tantas cosas que puedes hacer con el cabello: rizarlo, alisarlo, trenzarlo, atarlo en colas, decolorarlo, colorearlo... Todo esto puede hacerlo parecer más bonito a corto plazo, pero a la larga daña el cabello. Si tu cabello se rompe, ya no podrás dejarlo crecer, habrá que cortarlo.

  • El calor reseca tu cabello. Por lo tanto, solo debes secarte, alisar y rizar tu cabello en raras ocasiones.
  • Las colas de caballo, las trenzas y los moños tiran del cabello y pueden arrancarlo.
  • Las partes metálicas de algunas gomas para el cabello dañan su superficie. Por lo tanto, asegúrate de usar gomas sin metal y sujeta el cabello con horquillas o alfileres sueltos.
  • Si usas agentes de peinado, como lacas, geles y espumas, busca productos naturales y ecológicos.
  • Los tintes convencionales a menudo contienen amoníaco, un agente blanqueador que reseca mucho el cabello y pueden hacerlo propenso a romperse. Existen métodos naturales de coloración que no son tan agresivos y suelen tener un efecto acondicionador.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?