Haz tu propia cosmética terapéutica con flores de diente de león

Junto a la ortiga, el diente de león es probablemente la planta medicinal silvestre más popular. Sus flores amarillas pueden utilizarse en cosmética natural para aprovechar sus propiedades terapéuticas.

Diente de león

El diente de león posee grandes propiedades para la piel. 

Nikolay Donetsk. iStockphoto

Desde la raíz hasta la flor, todas las partes de la planta del diente de león son comestibles y poseen propiedades terapéuticas. Las flores amarillas se pueden usar para hacer un jarabe muy sabroso, puedes usar las raíces como sustituto del café y las hojas, incluso, te ayudan a perder peso.

Pero las flores del diente de león también se pueden usar externamente en muchos productos para el cuidado de la piel.

Flores de diente de león para el cuidado de la piel

Las flores del diente de león son particularmente buenas para la piel estresada, seca y agrietada. La ayudan a regenerarse y también tienen un efecto calmante sobre los problemas articulares, la tensión y los músculos doloridos.

Lo mejor es recolectar las flores en las mañanas soleadas, después de que el rocío y el agua de lluvia se hayan secado y estén completamente abiertas al sol.

Pero no olvides que también las necesitan las abejas. Lo mejor es recolectar solo cuando hay un gran número de flores y puedes recoger algunas sin que se note.

Para elaborar todos los productos que te vamos a explicar las flores deben secarse. La forma más fácil de hacerlo es extenderlas sobre un paño o una bandeja y colocarlas fuera en un lugar sombreado de un día cálido. De esta manera, las hormigas y otros insectos pueden huir a tiempo.

También se puede secar rápidamente en el horno a 40 ºC o en un deshidratador. 

Aceite de coco con diente de león

Es muy fácil hacer una infusión de diente de león en aceite de coco. Combinará las mejores propiedades del aceite de alta calidad con los poderes curativos de las flores amarillas. Se puede usar, por ejemplo, para tratar las grietas y la piel seca. 

Elaboración:

  1. Pon un poco de aceite de coco virgen extra de producción ecológica y el doble de cantidad (por volumen) de flores secas de diente de león en un vaso alto. 
  2. Caliéntalo al baño maría a fuego medio. El agua no debe hervir, pero debe estar lo suficientemente caliente como para que se levanten burbujas ocasionales.
  3. Deja la mezcla en el fuego durante unas dos horas, luego cuela las flores.
  4. Vierte el aceite en frascos desinfectados y almacénalos en la nevera. Este aceite nutritivo y calmante se mantendrá durante varios meses.

 

OLEATO de diente de león como Aceite de masaje

Este aceite es adecuado para masajes relajantes después de hacer deporte o para tratar los músculos tensos.

Si usas un buen aceite vegetal con una vida útil prolongada, puedes almacenarlo durante nueve a doce meses. Es recomendable recolectar diligentemente las flores de diente de león en primavera, secarlas y preparar este aceite relajante.

El método más rápido es una extracción en caliente:

Elaboración:

  1. Llena un frasco con flores y rellena con un aceite vegetal ligero de tu elección, por ejemplo aceite de oliva, de almendras dulces o de sésamo.
  2. Coloca en una olla llena con un poco de agua y calienta hasta llegar a unos 80-90 grados.
  3. Deja el frasco con el aceite y las flores en el fuego durante unas dos horas.
  4. Saca el frasco del baño maría, deja que se enfríe tapado en un lugar tibio y sombreado.
  5. Luego tápalo y deja que macere durante cuatro días.
  6. Cuela las flores y guarda el aceite en una botella oscura. Tu aceite base está listo para usarlo.

Aunque el proceso en caliente ahorra mucho tiempo y no corres el riesgo de que se forme moho, algunos de los compuestos activos de la planta se pierden con este método. Si tienes un poco más de paciencia, también puedes preparar el mismo aceite en frío. Solo tienes que alargar la maceración hasta un mínimo de tres semanas. 

Ungüento de diente de león

Con el aceite base, un poco de cera de abejas y lanolina puedes hacer fácilmente una pomada fantástica.

Ingredientes:

  • 100 g de aceite
  • 6 g de cera de abejas (alternativa vegana 2-3 g de cera de carnauba)
  • 20 g de lanolina
  • 1 tarro

Elaboración:

  1. Coloca todos los ingredientes en un vaso alto y caliéntalo al baño maría, hasta que todo se derrita. Para probar la consistencia, puedes poner unas gotas en un plato y dejar que se enfríen.
  2. Si la pomada es demasiado dura, agrega un poco más de aceite al frasco. Si es demasiado suave, agrega más cera o lanolina.

Tan pronto como estés satisfecha con la consistencia, llena el tarro con el líquido y déjalo enfriar. Etiquetado y bellamente envuelto, este es un regalo saludable, natural y muy personal.

¿Cuáles son las propiedades del diente de león para la piel?

Las flores de diente de león poseen varios efectos que pueden beneficiar la piel: 

  • Antiinflamatorio: el diente de león reduce la inflamación y la irritación de la piel, lo que lo indica en el tratamiento de pieles sensibles o problemáticas. Los extractos de diente de león pueden ayudar a calmar el enrojecimiento y la hinchazón causados por afecciones de la piel, como la rosácea, el acné, el eccema y la psoriasis.
  • Antienvejecimiento: protege la piel de los factores de envejecimiento de la exposición solar. Tanto las hojas como las flores de diente de león tienen un efecto protector significativo de la piel contra la radiación UVB.
  • Desintoxicante: limpia los poros, favorece la eliminación del acné y previene los brotes en el futuro.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?