Limpieza facial profunda con vapores aromáticos que cuidan tu piel y te relajan

Con su calor y humedad el vapor ayuda a limpiar y suavizar la piel. En combinación con la aromaterapia, además relaja y proporciona un gran bienestar.

vapor-aromático-para-cuidar-la-piel
iStock

El vapor se ha venido utilizando desde hace siglos con fines terapéuticos y estéticos. Además, el vapor es un ingrediente básico en cualquier limpieza de cara. Te explicamos cómo usar el vapor para realizar una limpieza profunda de la piel y cómo usarlo para obtener otros beneficios físicos y mentales.

Limpieza facial con vapor: beneficios

Desde los romanos, que acudían a las termas para relajarse y realizar sus curas de salud, a los turcos, que inspirándose en las termas romanas crearon el hamman o baño turco, conocían ya los múltiples beneficios que tenía para la piel y la mente sumergirse en una nube de vapor.

  • Para la piel el vapor es como una "llave maestra" que abre los poros lo suficiente para dejar salir la suciedad y las toxinas acumuladas.
  • Relaja los músculos, hidrata e ilumina la piel, y optimiza la eficacia de los cosméticos que se apliquen posteriormente. También estimula la circulación sanguínea y mejora la función glandular, ayudando a corregir la celulitis originada por trastornos circulatorios.
  • A nivel interno el vapor contribuye a combatir problemas de las vías respiratorias y alivia dolores musculares, reumáticos y artríticos.
  • Además reduce el estrés físico y psíquico, ayuda a dormir mejor y activa el sistema inmunitario, ya que el calor y la humedad ejercen un efecto calmante sobre el sistema nervioso.

Su uso está contraindicado, no obstante, en pieles con problemas de dermatitis o vasodilatación.

Cómo hacer una limpieza facial profunda con vapor

Aplicarlo es muy fácil y puede hacerse en casa.

  1. Se pone agua a hervir, se aparta el recipiente del fuego y se acerca el rostro al vapor que emana, manteniendo una distancia prudencial para no quemarse.
  2. La cabeza se cubre con una toalla y se inhalan los vahos durante unos diez minutos.
  3. Existen unos aparatos o mascarillas de vapor facial de uso doméstico, muy sencillas y cómodas de utilizar. Simplemente con llenar la cubeta de agua y conectarla a la red comienza una emanación de vapor constante.
  4. Antes de aplicar el vapor es imprescindible limpiar la piel. Una suave exfoliación elimina las células muertas producto del proceso de regeneración natural de la piel.
  5. Una vez realizado el vapor facial es recomendable refrescar el rostro con agua fresca, rociar un tónico y aplicar una mascarilla hidratante.

Limpieza facial profunda con vapor de ozono

El vapor de ozono que se usa en los centros estéticos, base de la ozonoterapia, es una mezcla de oxígeno con ozono a baja concentración que aumenta el aporte de oxígeno a la piel.

  • Es ideal para liberar toxinas, suavizar arrugas, activar la circulación e hidratar.
  • Al oxigenar mejora la función celular; posee propiedades antisépticas, germicidas y bactericidas; facilita la extracción de puntos negros y barrillos; oxigena el folículo piloso y contribuye a la regeneración capilar.

Limpieza de la piel con un baño turco

El baño turco, hammam para la cultura oriental, comporta un ritual que permite relajarse y dedicarse al cuidado personal.

Es un recinto con iluminación tenue, calor húmedo y bancos para tumbarse o sentarse durante unos quince minutos, pero no debe confundirse con la sauna: en el hammam la temperatura es inferior (unos 45º C) y la humedad, mucho más elevada.

El calor generado abre los poros de la piel, a través de los cuales se eliminan toxinas. También mejora la ansiedad y el nerviosismo, alivia la fatiga, favorece la circulación sanguínea y calma dolores de reúma, lumbago y espalda.

  • Antes de entrar conviene darse una ducha con un gel aromaterápico relajante y secarse bien para mejorar la transpiración.
  • Bebe abundante agua o zumos para prevenir la deshidratación.
  • Al salir date una ducha fresca y tonificante: comienza por los pies, sube por las piernas en direccion al corazón y termina en la cabeza.
  • Sécate la piel mediante un suave masaje y aplica una crema hidratante.
  • Precaución: El baño de vapor se desaconseja en caso de trastornos cardiovasculares, venas varicosas o embarazo.

El vapor de las piedras calientes

El hombre también ha usado desde antiguo las propiedades mineromedicinales del vapor generado por la naturaleza para ayudar a desintoxicar el cuerpo y relajar la mente.

Su acción terapéutica puede proceder de aguas termales o emisiones de vapor derivadas de fenómenos volcánicos activos.

Al uso de los vapores acuosos liberados en cuevas geológicas naturales se lo conoce como antroterapia.

En las temazcal o "cabañas de vapor" de México, el agua, y a menudo infusiones de plantas, se vierten sobre piedras volcánicas calientes que transforman el agua en un vapor purificador y relajante.

Vahos aromáticos: vapor con plantas medicionales

Combinadas con vapor, las plantas actúan en el organismo por ósmosis cutánea y por el sistema olfativo, en una de las múltiples formas que adopta la aromaterapia.

Para aprovechar su acción, añade un puñado de plantas al agua o, en su lugar, 3 o 4 gotas de aceite esencial cuando empiece a emanar vapor.

Cada planta tiene una acción diferente. Estas son las más adecuadas para cada tipo de piel:

Algunas marcas fabrican "concentrados de vapor facial", mezclas de aceites esenciales para añadir al agua del vapor.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?