Cuidado de la piel

Haz tu propia loción corporal hidratante con ingredientes naturales

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Los productos convencionales de higiene y cosmética poseen largas listas de ingredientes químicos y sintéticos que no siempre son los mejores para la piel y la salud. Si preparas tu propia loción corporal en casa puedes estar segura de que sólo contiene lo que tú hayas querido ponerle.

Para muchas personas, la loción corporal es parte de su rutina diaria de cuidado personal. Ya sea después de la ducha, de tomar el sol, de depilarse o de afeitarse, una buena loción corporal cuida la piel estresada y la hidrata.

Sin embargo, en las lociones convencionales, los ingredientes químicos y los aceites minerales tienden a irritar y resecar las pieles sensibles. Además pueden contener microplásticos que provocan daños ambientales.

Si elaboras tu propia loción corporal, puedes prescindir de los ingredientes sintéticos y utilizar materias primas puramente naturales. De esta manera también ahorras dinero y una gran cantidad de desperdicio en envases contaminantes.

Los mejores ingredientes para una loción corporal casera

Solo necesitas unos pocos ingredientes para hacer tu loción corporal. Las sustancias naturales más adecuadas para una loción corporal nutritiva dependen del tipo de piel y de las necesidades personales. Conociendo sus propiedades puedes decidir por ti mismo qué aceite vegetal deseas utilizar y si quieres añadir un aceite esencial adicional para conferirle una fina fragancia a tu loción.

  • La manteca de karité contiene valiosa vitamina E, que protege la piel contra los radicales libres. También tiene vitamina A, que favorece la regeneración de la piel. Proporciona hidratación y ralentiza el proceso de envejecimiento de las células.
  • El aceite de almendras es rico en ácidos grasos insaturados particularmente bien absorbidos por la piel. Estabiliza el tejido, es muy hidratante y desprende un olor muy neutro.

Artículo relacionado

karite

Una piel hidratada y sana con manteca de karité

  • El aceite de coco tiene un efecto limpiador, antibacteriano y es nutritivo. Se derrite sobre la piel cálida y le da a la loción casera una consistencia cremosa.
  • El aceite de jojoba es absorbido rápidamente por la piel y regula el flujo natural del sebo sin obstruir los poros. El betacaroteno que contiene es bueno para el desarrollo de los tejidos. El aceite de jojoba es inodoro.
  • La manteca de cacao es rica en ácidos grasos y favorece que la piel, incluso la que acostumbra a resecarse con facilidad, conserve su hidratación. Ofrece un suculento olor a chocolate.
  • La cera de abejas tiene un efecto antibacteriano y fungicida. También asegura la consistencia adecuada en la loción corporal de fabricación propia.
  • El agua de rosas posee efectos antibacteriano, tonificante y refrescante. Hidrata y calma las rojeces. Además contiene aceite esencial de rosas, que le aporta una delicada fragancia.
  • El gel áloe vera resulta muy hidratante, posee efectos antiinflamatorios y contiene valiosos aminoácidos. Este gel está especialmente indicado en verano debido a su efecto refrescante.
  • Los aceites esenciales dan a la loción corporal un aroma natural y diferentes propiedades. El aceite de árbol de té y el aceite de lavanda, por ejemplo, tienen un efecto antibacteriano y calmante, mientras que los aceites de rosa, vainilla y sándalo son conocidos por su aroma dulce e intenso.

Artículo relacionado

cosmetica natural

Rutina diaria para nutrir la piel con 3 recetas caseras

Receta sencilla de loción corporal

Nuestra sencilla receta de loción corporal casera contiene solo ingredientes naturales que puedes adaptar a tus necesidades. Funciona sin emulsionantes, que en las lociones corporales convencionales permiten que el aceite y el agua se mezclen. Para que esta mezcla se produzca solo vamos a recurrir a una batidora de mano potente.

Ingredientes:

  • 75 ml de agua de rosas (o agua hervida)
  • 100 ml de aceite de almendras, aceite de jojoba o 100 gramos de aceite de coco, manteca de karité o manteca de cacao
  • 3 cucharadas de cera de abejas (alternativa vegana: cera de carnaúba, que se se obtiene de las hojas de la palma Copernicia prunifera)
  • 5 a 10 gotas de aceite esencial (opcional). Alternativamente: 1 cucharada de gel de aloe vera

También necesitas

  • Una olla grande para el baño María
  • Dos ollas más pequeñas
  • Una batidora de mano
  • Un recipiente para mezclar los ingredientes.
  • Un vaso limpio con una capacidad de unos 200 ml

Elaboración:

  1. Antes de comenzar, es importante esterilizar el frasco para la crema terminada y también limpiar a fondo las superficies de trabajo.
  2. Pon el aceite vegetal o la grasa con la cera de abejas o la variante vegana en la olla pequeña y colócala al baño María en el fogón.
  3. Enciende el fogón a fuego alto hasta que el agua hierva y la cera se derrita y se mezcle con el aceite.
  4. Revuelve la mezcla de aceite y cera para que se forme una masa homogénea y apaga el fuego.
  5. Saca la olla con la mezcla líquida del baño María y coloca una olla limpia en el agua. Mete el agua de rosas y caliéntala con el calor residual.
  6. Luego vierte el agua de rosas tibia en un tazón y revuelve suavemente con la batidora de mano a fuego medio.
  7. Ahora puedes agregar gradualmente la mezcla aún tibia de cera y aceite al agua de rosas mientras revuelves continuamente con la batidora para conseguir una crema suave.
  8. Opcionalmente, ahora puedes añadir de 5 a 10 gotas de aceite esencial y el gel de aloe vera.
  9. Mete la loción corporal terminada en el frasco esterilizado y guárdala en el refrigerador.

Almacenaje, uso y variaciones de la receta

Lo bueno de la cosmética casera es que puedes conseguir distintos resultados con pequeñas variaciones en las cantidades y los ingredientes. Puedes adaptar la loción corporal a tus necesidades y utilizar los aceites que ya tienes en casa. Con los siguientes consejos, la loción corporal casera se puede variar y refinar. También es importante almacenar la crema correctamente para que dure el mayor tiempo posible.

  • Dado que la loción corporal casera se basa en grasas y cera, se puede conservar durante varias semanas o meses. Durará aún más en la nevera. Sin embargo, la loción debe sacarse del refrigerador aproximadamente media hora antes de su uso para ablandar su consistencia.
  • La vida útil de la loción corporal es más larga cuanto menos entra en contacto con gérmenes y bacterias. Por lo tanto, la crema debe sacarse del frasco con una cuchara en lugar de hacerlo directamente con la mano.
  • La loción corporal acabada también se puede congelar en pequeñas cantidades. Esto prolonga la vida útil y la crema se puede consumir en porciones.
  • En lugar del agua de rosas, también puedes usar infusiones de hierbas recién hechas. Para una loción corporal aromática y vigorizante, son adecuadas las infusiones de manzanilla, la salvia o el té verde.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?