Maquillaje natural sin químicos peligrosos

Un buen maquillaje no solo tiene que permitirnos ofrecer un aspecto natural, sino que debe conseguirlo sin ingredientes sintéticos derivados del petróleo.

maquillaje

Una mujer maquilla a otra con una brocha

Pexels

Mostrarse tal cual uno es forma parte del ideal de la belleza natural, pero en ocasiones especiales nos gusta ponernos una máscara de perfección. El maquillaje vistoso y evidente no ha desaparecido, pero la tendencia dominante es la naturalidad, es decir, ir maquillado sin que lo parezca; por eso las marcas utilizan eslóganes como «base ligera», «tono natural» o «look nude». El problema es que esta naturalidad se contradice con que los productos vayan cargados de ingredientes poco respetuosos con la piel y el medio ambiente.

Maquillajes natural: sin plásticos ni disruptores endocrinos

Según un informe de Greenpeace, el 75% de los maquillajes contienen plásticos en forma sólida o líquida. Los plásticos no solo no aportan ningún beneficio a la piel, sino que acaban contaminando el medio ambiente (los lodos de las depuradoras se utilizan entre otras cosas para fertilizar terrenos agrícolas).

Otros ingredientes problemáticos son los polietilenglicoles (PEGs), que aumentan la permeabilidad de la piel; los perfumes, conservantes y filtros solares sintéticos, que pueden ser disruptores endocrinos, y las siliconas, que alteran el delicado equilibrio graso de la piel y se acumulan sin degradarse en el medio ambiente.

Qué son los PFAS: contaminantes en el maquillaje

Al ponernos un maquillaje esperamos ocultar o disimular imperfecciones y potenciar la belleza del rostro. Lo que no esperamos es que depositemos sobre la piel los mismos productos químicos irritantes y potencialmente tóxicos que se encuentran, por ejemplo, en las sartenes de teflón.

Este es el impactante hallazgo de un estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology Letters. Los investigadores analizaron 231 productos de maquillaje y encontraron que más de la mitad contenían varios compuestos perfluoroalquilados y polifluoroalquilados (conocidos por las siglas PFAS), incluidos algunos que no se mencionaban en la lista de ingredientes.

Estas sustancias tóxicas se encuentran en el teflón (el plástico antiadherente que cubre las sartenes) y en los revestimientos resistentes a las manchas. Los PFAS pueden estar relacionados, incluso en pequeñas dosis, con una serie de problemas de salud: pueden alterar el sistema inmunitario, aumentar el colesterol en la sangre, la presión arterial y el riesgo de sufrir preeclampsia (una complicación del embarazo que amenaza la vida de la madre y del bebé) y cáncer de riñón y de testículo.

Además, los PFAS son contaminantes ambientales persistentes, así que cuando una vez limpiada la cara continuarán siendo un problema, pues serán arrastrados por el agua hasta los ecosistemas terrestres y acuáticos.

cosmetica-bio-natural

LECTURA RECOMENDADA

¿Cómo es la cosmética natural?

Cómo elegir un maquillaje natural sin productos tóxicos

Lo más sensato es eliminar la exposición a estos productos químicos. Los maquillajes con más riesgo de contenerlos son los labiales y los productos que se presentan como resistentes al agua. Para evitarlos puedes leer la lista de ingredientes: pueden aparecer con nombres que incluyen «perfluor-» o «polifluor-», pero a menudo no se declaran en la composición.

La manera de librarse de PFAS, plásticos, polietilenglicoles, ftlatos y otros ingredientes derivados del petróleo es elegir productos con certificación natural reconocida, como Cosmos, Ecocert, Cosmebio, AIAB, NaTrue, ICEA o BioVidaSana.

Los maquillajes naturales recurren, por ejemplo, a la cera de abeja, el karité, aceites vegetales, aloe vera, polvo de arroz, arcilla blanca, pigmentos inocuos de origen mineral o vegetal y extractos de plantas aromáticas.

Los maquillajes naturales certificados pueden ocultar perfectamente las espinillas, las ojeras, las manchas y otras desigualdades en la cara.

Maquillajes que utilizan envases sostenibles

Por otra parte, a la hora de elegir un producto, además de los ingredientes podemos tener en cuenta el envase para reducir el impacto ambiental. El vidrio es lo mejor y si no queda otro remedio que llevarse un envase de plástico, no hace falta que vaya en una caja de cartón. Los productos que permiten reponer el contenido son recomendables.

Si utilizas cosméticos naturales es lógico que recurras también a utensilios de materiales naturales y reciclables para aplicarlos o para desmaquillarte, como brochas de bambú y toallitas o pads de algodón reutilizables.

Recuerda que, aunque los ingredientes del maquillaje sean naturales, conviene quitárselo antes de dormir para que la piel respire y se recupere por la noche.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?