Belleza natural

Cómo nutrir e hidratar la piel (con receta de crema natural antiarrugas)

Nutrir e hidratar la piel son dos cuidados básicos para cuidar la piel. Descubre las diferencias entre los tratamientos y cómo llevarlos a cabo con ingredientes naturales.

Marcela Burgos
Marcela Burgos

Experta en cosmética y belleza natural

Quizás pienses que hidratar tu piel es lo mismo que nutrirla, pero en realidad existes diferencias significativas entre ambos cuidados y se hacen más marcadas y específicas con la edad.

¿Qué diferencia hay entre hidratar y nutrir la piel?

  • Cuando hidratas tu piel lo que haces para “restablecer el grado de humedad normal de la piel u otros tejidos”.
  • Cuando la nutres, “alimentas” tu piel reparando las partes que se van perdiendo por el desgaste catabólico y esto se hace a través de los alimentos.

¿Para qué se tiene que hidratar y nutrir la piel?

Nuestra piel necesita hidratarse diariamente para reponer minerales y agua. Asimismo, precisa nutrirse para fortificar la barrera natural de defensa, conseguir elasticidad y eficacia en su reparación, combatir las arrugas, la flacidez y la atrofia del tejido subcutáneo.

Estas necesidades aumentan con la edad: la piel necesita mayor nutrición para compensar lo que no producimos y combatir los signos del envejecimiento.

Cremas nutritivas e hidratantes

  • Las cremas nutritivas se diferencian de las hidratantes en que se aplican de noche y sus componentes principales son los lípidos, aceites que ayudan en el proceso de renovación celular y en la recuperación de la densidad y firmeza de la piel.
    Estas cremas suelen ser ricas y untuosas, incluyen fosfolípidos y ceramidas vegetales, que dejan la piel más compacta y elástica.
    Se aplican por la noche, cuando la renovación celular es más rápida.
  • Las cremas hidratantes, en cambio, se aplican por la mañana y su ingrediente principal es lógicamente el agua.

Ambas tipos de cremas son esenciales para mantener la piel joven y fresca, protegerla contra los radicales libres que ocasionan envejecimiento prematuro, reducir las arrugas y brindar elasticidad.

Nutrir la piel con los alimentos

Para la piel, son convenientes vitaminas como:

  • La vitamina A, que ayuda a la piel a producir colágeno y a mantener una buena elasticidad. Los vegetales ricos en vitamina A son, por ejemplo, la calabaza, las zanahorias, el repollo, las espinacas, el brócoli, la lechuga, el boniato, los tomates.
  • La vitamina C, que protege la piel de los daños del sol y también ayuda a la producción de colágeno. Esta vitamina muy antioxidante se halla en las frutas cítricas, el kiwi, las fresas, los pimientos rojos crudos.
  • La vitamina E, que protege la piel de los radicales libres y la mantiene hidratada. Este nutriente se encuentra en los frutos secos y semillas, especialmente en las pipas de girasol y en las nueces, en el aceite de germen de trigo, en los aguacates y en las verduras de hoja verde.

Por otra parte, minerales especialmente asociados a la salud de la piel son el zinc, el cobre, el selenio y el sílice.

  • El zinc se encuentra en las semillas de calabaza, nueces, semillas, cereales integrales, legumbres y algunas verduras como espinacas y brócoli.
  • El cobre se halla en los pepinillos en vinagre, en los anacardos, las nueces y otros frutos secos y semillas, y en la soja, entre otros alimentos.
  • El selenio se encuentra en las nueces de Brasil, la avena, las nueces, los champiñones, las legumbres y los cereales integrales.
  • El silicio se halla en el pepino (con piel), la lechuga, la remolacha, las acelgas y la cebolla.

Cómo elaborar un aceite facial nutritivo casero y natural

Nuestra piel necesita nutrirse tanto por dentro como por fuera. Un aceite nutritivo facial mantiene los tejidos hidratados, saludables y firmes, aporta propiedades regeneradoras, reparadoras y antiarrugas, combatiendo los signos de la edad gracias a su gran poder antioxidante.

Aceite nutritivo antiage

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de aceite vegetal (4 ml) de pepitas de pepino
  • 1 cucharadita de aceite vegetal (4 ml) de sacha inchi
  • 1 cucharadita de aceite vegetal (4 ml) de pepita de uva
  • 1 cápsula de vitamina E

Elaboración y aplicación:

  1. Mezcla todos los ingredientes en una botella topacio de 15 ml con gotero y agita bien.
  2. Guárdalo en un lugar oscuro y fresco para conservarlo unos seis meses.
  3. Aplica un par de gotas de este aceite nutritivo antiage en el rostro limpio con masajes suaves hasta su absorción, puedes utilizarlo para masajes faciales, tanto de día como de noche.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?