Pelo con canas: cómo disimularlas con henna

Los tintes a base de henna y otros colorantes naturales son menos permanentes pero también menos agresivos y permiten dar color al pelo o disimular canas.

tinte-natural-cuidar-pelo-henna
Pexels

Cada vez más mujeres y hombres utilizan habitualmente un producto de coloración para el cabello. En España es ni más ni menos que ¡el 76% de la población!

Sin embargo, El inconveniente de los tintes convencionales es que sustancias como el amoniaco o la sal de plomo alteran la estructura de la fibra capilar e irritan el cuero cabelludo. El pelo se debilita y se vuelve más poroso. La alternativa a estos tintes químicos son los tintes vegetales y, entre ellos, la henna es uno de los más eficaces y populares. Te contamos sus ventajas.

¿Por qué salen las canas?

El color natural del pelo se debe a la melanina, pigmento sintetizado por los melanocitos. Con la edad su funcionamiento se ralentiza y el pelo pierde color, tornándose blanquecino.

Hoy la industria cosmética pone a nuestra disposición gran variedad de tintes capilares, ya sea para cambiar de tonalidad o restituir el color a los cabellos blancos.

¿Cómo funcionan los tintes químicos para el pelo?

Dentro de las coloraciones químicas la permanente copa un 80% del mercado. Penetra en la fibra capilar y provoca una reacción de oxidación que modifica el pigmento natural del pelo.

La coloración "tono sobre tono" o baño de color aporta reflejos y matices, pero no cambia el tono base: los pigmentos químicos se superponen a los naturales.

No contiene amoniaco, sino oxidantes que no penetran en profundidad.

Ventajas de los tintes vegetales

Con los tintes químicos, sustancias como la toluendiamina y otras aminas, resorcina, polietilenglicoles, compuestos de formaldehído, siliconas, parafinas o perfumes sintéticos hacen también que estos tintes cuenten con detractores que vinculan su uso continuado con problemas de salud.

Una alternativa son los tintes de base vegetal. Estos no penetran en el cabello, sino que lo envuelven con una película de color.

Están elaborados con materias primas naturales como alheña (la conocida henna), hojas de índigo, flores de hibisco, café, cúrcuma, remolacha y otros ingredientes que tiñen de forma duradera el cabello.

Además, suelen incluir proteínas y aceites naturales, como aceite de germen de trigo o aceite de jojoba, que cuidan y aportan brillo al cabello.

Cómo actúa la henna para colorear el cabello

"Henna" es el nombre árabe del arbusto Lawsonia inermis, cuyas hojas se secan y se trituran para hacer lo que se conoce como henna en polvo. El nombre aceptado normativamente en castellano, aunque menos utilizado, es alheña.

Este polvo, mezclado con agua y otras sustancias naturales como limón, azúcar, té verde, aceite de eucalipto o café, se aplica sobre la piel o el cabello con el fin de teñirlo, ya que contiene una sustancia que se oxida en contacto con el aire.

En estado puro la henna aporta un tono marrón anaranjado al cabello, aunque el tono final depende del color de base: al cabello negro le da un brillo caoba oscuro, el castaño se vuelve caoba claro y el rubio tiende a anaranjarse.

Mezclando la henna con otros colorantes de origen vegetal se pueden obtener otros tonos. Hoy en día se comercializan gran variedad de preparados de henna que incluyen otros pigmentos naturales, como el nogal, la manzanilla o el saúco, con los que se consiguen diferentes tonalidades.

Ventajas e inconvenientes de la henna

La henna, además de teñir, reduce el nivel de grasa, fortalece el pelo y le da volumen. Incluso existe henna neutra, sin color, que sólo aporta brillo.

Sus inconvenientes son más bien de orden práctico. La pasta es más difícil de preparar que los tintes químicos convencionales y se necesita mayor tiempo de aplicación.

También dura menos, entre uno y tres meses, pues con los lavados el color va desapareciendo gradualmente.

Y hay que tener en cuenta dos precauciones: la henna no debe aplicarse sobre cabellos tratados con tintes químicos en los últimos seis meses ni tampoco deben teñirse con tintes químicos cabellos tratados antes con henna.

Aunque ya no se vea el color, en el pelo quedan restos de tinte que pueden reaccionar y alterar los colores.

En cualquier caso, no hay que olvidar que los cabellos teñidos necesitan cuidados especiales y que conviene aplicarse regularmente alguna mascarilla capilar para repararlos, nutrirlos, hidratarlos y revitalizarlos.

Baño de color casero: ¿qué efecto quieres conseguir?

Además de la henna se puede dar color al pelo con otras sustancias colorantes naturales. Algunos productos del mercado, por ejemplo, incluyen vinagre o manzanilla para dar reflejos dorados a cabellos claros.

Con estas infusiones podrás aportar un toque de color a tu cabello.

  • Para oscurecer el pelo.
    • La infusión de un puñado de cáscaras de nuezhervidas diez minutos oscurece el pelo y disimula las canas.
    • También se puede hervir un puñado de hojas de salvia en medio litro de agua, dejarlo reposar y aplicarlo veinte minutos sobre el cabello después de cada lavado.
  • Reflejos caoba. Se aplica una infusión de té y cáscara de cebolla.
  • Reflejos castaños. Con un puñado de hojas frescas de saúco en infusión.
  • Reflejos dorados.
    • Se prepara una infusión concentrada de manzanilla, se deja reposar diez minutos y se deja actuar sobre el cabello envuelto en una toalla veinte minutos más.
    • El limón también aclara el cabello y le da brillo. La proporción es de una tercera parte de jugo de limón colado por dos de agua.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?