6 plantas que cuidan eficazmente la piel y el pelo

El reino vegetal ofrece todo lo que uno precisa para cuidarse. Por ello los principios activos de las plantas son la esencia de muchas fórmulas cosméticas.

flowers-5458319 1920

Salvia

Pixabay

Las nuevas tendencias consolidan una nueva filosofía de vida más natural, basada en el respeto y el reencuentro con el medio en el que vivimos.

Entre el hombre y la naturaleza existe una simbiosis perfecta que se puede aprovechar para favorecer la belleza exterior e interior.

De la infinidad de plantas que se usan en belleza estas son algunas de las más interesantes por su eficacia.

1 /6
witch-hazel-7015345 1920

1 / 6

Pixabay

Hamamelis

Este árbol originario de Norteamérica, de aromáticas flores amarillas, es excelente para cuidar las pieles más sensibles.

Sus hojas y corteza son astringentes, cicatrizantes, vasoconstrictoras y bactericidasTambién descongestionan y suavizan la piel, alivian las quemaduras solares, las dermatitis, los eritemas y el prurito.

Se puude preparar una mascarilla casera para pieles grasas con una decocción concentrada de hamamelis, que se añade a una mezcla de una cucharada de arcilla verde con otra de levadura de cervezahasta conseguir una mezcla fluida.

Se deja actuar sobre el rostro al menos diez minutos y después se retira con abundante agua.

rose-hips-1748975 1920

2 / 6

Pixabay

Rosa mosqueta

Los indios araucanos usaban ya el fruto de esta rosa silvestre, introducida en Chile por los españoles, para cuidar la piel y cicatrizar heridas.

De sus semillas se extrae hoy un aceite que regenera y nutre la piel, la repara tras los baños de sol, evita la aparición de estrías y arrugas, y combate celulitis, manchas y acné.

Para preparar una mascarilla casera para pieles secas, se mezcla un plátano maduro triturado con una cucharada de aceite esencial de rosa mosqueta y una cucharadita de miel, removiendo bien.

Se deja actuar 15 minutos en cara y cuello y se retira con abundante agua.

marigold-3494306 1920

3 / 6

Pixabay

Caléndula

Esta planta de brillantes flores naranjas y olor inconfundible se usaba en el siglo XII como desinfectante para las heridas.

Las flores están especialmente indicadas en el tratamiento tópico de afecciones cutáneas, como heridas, sequedad, inflamación, picaduras, llagas, magulladuras o verrugas, e incluso es útil para aliviar leves quemaduras solares.

Suaviza, calma y descongestiona, por lo que es ideal para pieles sensibles e irritadas. La caléndula es excelente para el cuidado de la piel del bebé pues evita y alivia las irritaciones y las escoceduras del pañal.

Para preparar un tónico casero para pieles irritadas haz una infusión con ocho cucharadas de pétalos de caléndula por taza, deja reposar seis horas, filtra y envasa. Conviene aplicarla mañana y noche.

iStock-1155445950

4 / 6

iStock

Aloe vera

Su pulpa es un bálsamo para la piel. Alivia quemaduras, cicatriza, combate el acné y las manchas, mejora las estrías e hidrata. Para aplicarla directamente sobre la piel, se corta, lava y pela una hoja fresca y se aprovecha la gelatina del interior.

También se puede preparar un limpiador facial casero en gel mezclando dos cucharaditas de aloe, una cucharadita de aceite de almendras y diez gotas de extracto de caléndula, se remueve y se aplica sobre el rostro masajeando suavemente. Transcurridos dos minutos se retira con abunante agua.

Además de limpiar, tiene efecto hidratante, nutritivo y antiarrugas.

 

flowers-5458319 1920

5 / 6

Pixabay

Salvia

Su nombre proviene del latín salvare, que significa "ser salvado". En la Edad Media se decía que quien la cultivara en su jardín no tendría razón para morir.

La salvia es rica en aceites esenciales, astringente, cicatrizante, relajante, antiséptica, antiinflamatoria y antisudorifica. Masticar una hoja fresca neutraliza la halitosis y en infusión refresca y regula la sudoración.

Se pueden preparar unas relajantes sales de baño caseras si se mezcla la piel rallada de un limón grande, medio kilo de sal marina y un puñado de hojas frescas de salvia trituradas, y se deja reposar durante un par de semanas.

iStock-1181425255

6 / 6

iStock

Árbol de té

Su aceite esencial es conocido como el "oro verde" de Australia. Usado por los aborígenes como medicina desde hace siglos, el aceite esencial de árbol de té es hoy uno de los más útiles en cosmética, aunque también tiene muchos usos terapéuticos.

Ayuda a eliminar el acné, es un poderoso fungicida, combate la caspa y se emplea en el tratamiento de infecciones de piel.

Se puede elaborar fácilmente un remedio anticaspa añadiendo 50 gotas de este aceite al champú: ayudará a regular las secreciones sebáceas y a controlar la aparición de caspa.

 
 

Otras plantas que son buenas aliadas de la piel y el cabello

  • Eccemas. Para tratar eccemas, psoriasis y otras afecciones cutáneas es habitual utilizar centella asiática, un poderoso cicatrizante que estimula la regeneración celular.
  • Alopecia. El romero es una de las plantas más empleadas en champús y lociones capilares. Por su efecto estimulante sobre el cuero cabelludo previene la caída del cabello.
  • Impurezas. La menta, además de actuar como desinfectante y limpiadora, normaliza las secreciones sebáceas y ayuda a cerrar el poro.
  • Golpes y heridas. Por su poder cicatrizante, desinfectante, analgésico y antiinflamatorio, las hojas de árnica se utilizan habitualmente en pomadas y geles que alivian golpes y heridas. Esta planta también estimula la circulación sanguínea.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?