Suavizante casero a base de semillas de lino

Sin siliconas ni parabenos

Suavizante casero a base de semillas de lino

¿Quieres aprender a hacer un suavizante vegano para el cabello? Es casero, natural, libre de tóxicos, libre de crueldad animal, económico, y ¡muy fácil de hacer!

Lorena Ortiz H. Alcázar

Como ya sabrás la mayoría de productos para el cuidado capilar contienen ingredientes que resultan altamente nocivos para la salud. ¿Cuáles son los más habituales?

5 ingredientes habituales en tu champú que dañan tu cabello

  • Parabenos: son conservantes artificiales que se han relacionado con el cáncer de mama. Los podrás identificar en tus productos con la siguiente nomenclatura: E214, E215, E216, E217, E218 y E219, o también todos aquellos que contengan el término “paraben” como benzylparaben, propylparaben, ethylparaben, methylparaben, etc.
  • Siliconas: son suavizantes artificiales oclusivos, ¿qué significa esto?, que no dejan transpirar la piel, y con el uso prolongado resecan y debilitan el cabello. Las peores son las no solubles (como siloxane, dimethicone o cyclomethicone), pues no se desprenden con los lavados, y tienen efecto acumulativo.
  • Sulfatos: son agentes detergentes que resultan irritantes para la piel y el cuero cabelludo. Llegan al torrente sanguíneo y alteran el sistema inmune. Los más comunes son: lauril sulfato de sodio y lauril sulfato de amonio.
  • Aceites minerales: son derivados del petróleo utilizados para dar consistencia a los tratamientos capilares, pero al igual que las siliconas taponan los poros (riesgo comedogénico), y además, arrastran la queratina natural del cabello, dejándolo seco y sin brillo. Los más utilizados son: parafina, petrolato, vaselina.
  • Formaldehído: es un potente conservante considerado carcinógeno humano por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer y actualmente está muy presente en los productos capilares suavizantes y alisadores. Puede encontrarse en productos que contienen los siguientes ingredientes: metaldehído, óxido de metileno, aldehído fórmico, oxometano formalina, fenol formaldehído, formalina o urea.

La mayoría de estos productos, además, son testados en animales que permanecen encerrados en laboratorios, donde se les practican pruebas de experimentación in vivo.

Receta de suavizante capilar con semillas de lino

Preparar este suavizante es muy sencillo, solo necesitas dos ingredientes.

Ingredientes

  • Agua
  • Semillas de lino

Instrumentos

  • Un cazo.
  • Un colador.
  • Una cuchara de madera.
  • Un bote de cristal con tapa (por ejemplo un bote de conserva de mermelada).

Preparación

Preparar este suavizante es muy sencillo.

  1. Pon en el cazo dos vasos de agua y llévalo a ebullición, echa dos cucharadas soperas de lino, y deja hervir entre 3 y 7 minutos, hasta que el agua adquiera una consistencia ligeramente gelatinosa.
  2. Remueve y comprueba con la cuchara de madera, y cuando veas que cae un hilillo como de gelatina, (con una ligera textura de gel es suficiente), retira del fuego, deja reposar 3 minutos y cuela rápidamente el agua en el recipiente de cristal.
  3. Es importante que lo cueles mientras el agua está aún caliente, ya que si esperas demasiado después te costará más.

¡Voilà! ¡Así de fácil!

Cómo aplicarlo

Como cualquier crema suavizante, después de lavar tu cabello, ya con el pelo aclarado, aplica el gel de lino, deja actuar 10 minutos y aclara con agua, como de costumbre. Sentirás tu cabello hidratado, suave y elástico.

Este preparado te durará dos semanas aproximadamente en la nevera y si le añades un chorrito de limón, unos días más.

Beneficios del lino para el cabello

El lino es una semilla mucilaginosa popular por ser rica en omega 3 (alfa-linolénico).

Los mucílagos (fibras solubles vegetales) son precisamente los que, de forma natural actuarán como tratamiento cosmético, dejando tu cabello hidratado, flexible y suave. En contacto con el agua sueltan un líquido viscoso (el gel de lino), que hace que tu cabello retenga el agua, por lo que es altamente humectante y como consecuencia hidratante.

La fibra mucilaginosa, además, aportará mucha flexibilidad a tu cabello; será una de las cosas que más notarás, sobre todo si venías usando productos comerciales con aceites minerales y siliconas, que taponan los poros, restándole soltura y vitalidad a tu cabello. Al contrario que los anteriores, el gel de lino sella la cutícula de forma natural, sin obstruir los poros.

Además, con este gel también evitarás el encrespamiento y con el uso prologando notarás tu pelo más fuerte, gracias a los ácidos grasos omega 3, vitaminas (vitamina E y C, vitaminas del grupo B y vitamina K), los lignanos (altamente antioxidantes) y minerales (calcio, hierro, potasio, magnesio, fósforo, cobre, zinc), todos ellos importantes en la formación y cuidado de los tejidos, (huesos, piel, uñas, cabello…).

Consumir semillas de lino también será un gran aliado en tu rutina de belleza. Con el uso prolongado de esta crema, tratarás la fibra capilar y el cuero cabelludo de forma natural, y lo mantendrás sano y bonito sin agredirlo.

Y un truco más, si aplicas el gel de lino más concentrado (dejándolo hervir más tiempo), te servirá como fijador natural en sustitución de gominas y lacas.

Por si todo esto no fuera suficiente, estás practicando belleza ética, sin testeo animal, con una huella ecológica mínima y sin efectos secundarios para tu salud.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?