Tratamientos caseros con vitaminas para rejuvenecer el cabello

Además de seguir una alimentación que proporcione todos los nutrientes que necesitamos, podemos cuidar el cabello con preparaciones caseras y naturales con vitaminas que retrasan el envejecimiento.

cabello

Mujer con una gran melena rubia

Unsplash

Piel luminosa, tersa y fresca, cabello brillante y suave, uñas sanas y fuertes son señales de que gozamos de un organismo cuidado y alimentado de forma saludable y equilibrada. Gran parte de la culpa de toda esta belleza natural la tienen las vitaminas.

Alimentarse de forma saludable con una dieta rica en vitaminas y ácidos grasos esenciales es fundamental. Aunque utilicemos productos cosméticos repletos de vitaminas, debemos complementar el cuidado desde dentro, pues las células de la piel y sus anexos cutáneos se proveen de los nutrientes que les ofrecemos a través de la alimentación y no podrán desarrollarse de forma adecuada si faltan algunos de ellos.

Calendario lunar 2022

LECTURA RECOMENDADA

Calendario lunar 2022

Muchas veces no llevamos una alimentación tan sana y completa como nos gustaría, tampoco descansamos lo suficiente y caemos en el estrés. Todo ello se puede manifestar primeramente en uñas débiles y quebradizas, cabello opaco y sin vida, mayor caída de cabello o pérdida de volumen, piel apagada con aparición de arrugas prematuras. En esos casos es necesario entrar en acción cuanto antes para detener el deterioro.

Compensar la alimentación con complementos vitamínicos y nutricosmética ayuda a paliar y completar las necesidades de nuestro cuerpo con efectos reparadores sorprendentes. Por supuesto que si notas cambios en tu piel, cabello y uñas muy visibles o extraños debes consultar a un médico, pues puedes estar manifestando una carencia específica u otro problema de salud.

Vitaminas para la salud del cabello desde dentro y desde fuera

Las vitaminas son fundamentales para la salud y belleza del cabello:

  • La vitamina C promueve la producción de colágeno, aporta luminosidad, destruye los radicales libres y protege el cabello frente a la contra la radiación solar ultravioleta.
  • La vitamina A previene el daño celular.
  • La vitamina E es antioxidante combate los radicales libres y es antienvejecimiento.

Si nuestro cabello luce terrible y se nos cae más de lo normal, podemos ayudar a recuperar su salud tanto por dentro con complementos alimenticios como por fuera con tratamientos capilares.

Un nutriente maravilloso para la salud de nuestro cabello es la biotina o vitamina H, que interviene en la producción de queratina por lo que ayuda también al crecimiento de las uñas y previene la sequedad, la caída y la rotura.

Desde el interior puedes aportar biotina complementada con zinc y selenio. Es la combinación ideal para la fortaleza y crecimiento del cabello y las uñas. Desde el exterior puedes utilizar mascarillas, cataplasmas, champú, sérum y lociones vitaminadas.

Mascarillas con plantas ayurvédicas

Pero si lo que te gusta es preparar tus propios potingues naturales para cuidar tu cabello, puedes preparar mascarillas con plantas ayurvédicas como kachur sugandhi, amla o brahmi.

También puedes hacerlas con arcillas, aceites vegetales y activos capilares como la provitamina B5, que puedes comprar en tiendas especializadas en productos naturales.

Existe un preparado llamado Complejo Anticaída con 11 Vitaminas, de la marca Qerlan, que posee acción regeneradora desde la raíz a las puntas gracias a su contenido en fitoestrógenos obtenidos de las semillas germinadas de soja, ricas en isoflavonas, vitaminas antioxidantes A y E, más vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5 , B6, B7, B8 y B12), que son excelentes reguladoras de la producción de sebo en el cuero cabelludo. Puedes añadir este complejo vitamínico a tus mascarillas vegetales, champú, mascarillas acondicionadoras o a una bruma.

Bruma vitaminada, hidratante y reparadora del cabello

Que te parece preparar una bruma vitaminada, humectante y reparadora. Solo necesitas 2 ingredientes: hidrolato de una planta, según tu tipo de cabello, y provitamina B5 o el complejo vitamínico que elijas.

Elige un hidrolato según tu tipo de cabello:

  • Cabellos grasos: cedro de atlas, laurel, pachuli, romero, salvia, ortiga.
  • Cabellos secos: geranio, ylang ylang.
  • Cabello encrespado y con frizz: ylang ylang, pimenta racemosa y ortiga.
  • Cuero cabelludo sensible e irritado: cedro de atlas, geranio borbón, pachuli y salvia.

Cómo hacer la bruma vitaminada

Además de los ingredientes, necesitas una botella spray de 50 ml y para medir, una jeringa de 10 ml o una cuchara medidora. Desinfecta todos los elementos con alcohol de 70 grados. Vierte en la botella spray una de las siguientes asociaciones:

  1. 46 ml de hidrolato más 4 ml de el complejo 11 vitaminas.
  2. 48 ml de hidrolato más 2 ml de provitamina B5 o pantenol.

Cierra tu spray y agita para mezclarlo. Puedes utilizar esta bruma cada día en toda tu cabellera después del lavado o sobre el cabello seco para proporcionarle vigor desde la raíz a la punta, detener la caída y estimular su crecimiento.

El hidrolato proporciona un aroma delicioso a tu cabellera. Esta bruma no lleva conservantes, por lo que deberás conservarla lejos del calor y la luz. Podría mantenerse hasta un par de meses en la nevera.

Aceite vitaminado antienvejecimiento para el cabello

Esta combinación de aceites está repleta de vitaminas, ácidos grasos, fitoesteroles y un extra de vitamina E. Su composición extraordinaria lo convierte en un aceite ideal para el cuidado del cabello y también de la piel madura o muy seca gracias a sus propiedades hidratantes y reestructurantes.

El aceite de higo chumbo posee propiedades antienvejecimiento, ya que ayuda a reducir las arrugas y las ojeras. Además puedes utilizar este aceite para tratar el cabello seco, puntas abiertas y uñas frágiles.

  • 2 cucharaditas de aceite de higo chumbo
  • 1 cucharadita de aceite de onagra
  • 1 cápsula de vitamina E

Vierte todos los ingredientes en un frasco con gotero de 10 ml y agítalo. Aplica una o dos gotas en el rostro y masajea hasta que se absorba.

La vitamina E puedes comprarla en la farmacia, y los aceites vegetales en supermercados o tiendas de nutrición y dietética, ecológicas y naturistas. Si la conservas en un lugar fresco y oscuro, dura hasta 6 meses.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?