aceite coco belleza natural

Belleza natural de verano

14 maneras de cuidar tu cuerpo con aceite de coco

El aceite de coco virgen no es solo un alimento sano y delicioso. También es un regalo para la piel y el verano es la mejor época para beneficiarse de sus cualidades. Te explicamos 14 maneras de utilizarlo.

Claudina Navarro

En general, los aceites vegetales y especialmente el de coco resultan nutritivos para la piel, pues le proporcionan los nutrientes necesarios para regenerar su estructura, y evitan la deshidratación de la piel al formar una barrera protectora.

Además protegen la piel frente a agresiones externas (contaminación, humo, frío, viento, sol, etc.)

Busca un buen aceite de coco virgen, preferiblemente con certificación ecológica. Si está sólido solo tienes que dejar que se licúe entre tus manos o calentarlo unos segundos al baño maría.

El aceite de coco es ideal para la piel y el cabello.

Los componentes del aceite de coco virgen son capaces de penetrar en la piel y mejorar su estadoo. La suavizan, la protegen y la conservan hidratada. También actúan sobre los dientes, las mucosas, el cabello o las uñas.

1. Antes de tomar el sol

Aplícate una pequeña cantidad de aceite de coco antes de exponerte al sol. Es ideal si no vas a estar mucho tiempo ni en las horas centrales del día. El aceite de coco virgen, sin más aditivos, tiene un factor de protección natural de 4.

2. Después de la playa

En la playa es necesario ponerse una crema protectora natural certificada con filtros minerales. Después de la ducha te puedes poner el aceite de coco para evitar la deshidratación de la piel y protegerla gracias a sus compuestos antioxidantes.

3. Como repelente de insectos

Mezcla un poco de aceite de coco con aceite esencial de árbol de té o de citronela y aplícalo sobre las zonas que más gustan a los mosquitos.

4. Si ya te ha picado un mosquito

Las picaduras de los mosquitos son prácticamente inevitables. Poniendo una fina capa de aceite de coco por encima reduces la molestia del picor y proteges la zona de la suciedad de las bacterias. También es útil en los rasguños y raspaduras.

5. Ante el cabello seco o dañado

El agua salada del mar y el cloro de la piscina te dejan el pelo estropajoso. Ponte aceite de coco en las manos y pásatelo por la cabellera antes de saltar a la piscina o zambullirte en el mar.

También te lo puedes aplicar después de lavarte el cabello, como un acondicionador natural. Deja que actúe durante un mínimo de 4 horas antes de aclararlo.

6. Al rasurarte

El aceite de coco es mejor que las espumas de afeitado. Es suavizante e hidratante, sin necesidad de ningún ingrediente químico. Pero lo más importante es que reduce al mínimo la erosión cutánea.

7. Labios perfectos

La piel de los labios es muy fina y sensible a la radiación solar. Pasarte por ellos un dedo humedecido en aceite de coco; puede significar la diferencia entre unos labios resecos y unos jugosos.

8. Un cutis luminoso

Aprovéchate de las propiedades hidratantes y antimicrobianas para limpiar la cara. Puedes humedecer con el aceite un disco de algodón y limpiarte bien el cutis. Sirve para eliminar el maquillaje.

9. Como desodorante

Puedes aplicarlo tal cual en las axilas o fabricar un desodorante en barra casero. Mezcla 100 ml de cada uno de los siguientes ingredientes: bicarbonato de sodio, aceite de coco y maicena. Mezcla primero el bicarbonato y la maicena con un tenedor. Luego agrega poco a poco el aceite de coco hasta que se forme una pasta.

10. Para exfoliar la piel

Mezcla un poco de aceite de coco con azúcar para crear un exfoliante corporal con propiedades hidratantes. En verano es más necesario que nunca eliminar las células muertas y todo tipo de impurezas que se acumulan en la piel.

11. Contorno de ojos sin arrugas

Los productos específicos para el entorno de los ojos no son baratos y a menudo están cargados de químicos. Aplícate aceite de coco cada noche antes de acostarte y por la mañana, al mirarte en el espejo, verás la sorpresa.

12. Dientes más blancos

Echa una gota de aceite de coco encima de la pasta de dientes y cepíllate como de costumbre. Las encías sufrirán menos con el cepillado y la superficie de los dientes aparecerá más limpia.

13. Uñas sanas

Algunos médicos con experiencia se fijan en las uñas para adivinar el estado de salud general del paciente. Para que tus uñas estén perfectas y protegidas, frota una pequeña cantidad en cada cutícula. Te protegerá de molestas infecciones.

14. Aceite para un masaje relajante

Convence a tu pareja a un amigo para regalaros un masaje mutuo. Agrega unas gotas de tu aceite esencial favorito (la lavanda o la caléndula son muy agradables y relajantes, por ejemplo) al aceite de coco y extiéndelo con generosidad por los hombros y la espalda de tu compañero. Amasa bien los trapecios para deshacer cualquier contractura.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?