Mejor salud vascular

A tu cerebro le gustan las naranjas

Claudina Navarro

Gracias a flavonoides como la quercetina, la hesperidina, la rutina y a la vitamina C, el consumo habitual de naranjas es capaz de prevenir los infartos cerebrales, que pueden tener graves consecuencias.

Los compuestos antioxidantes presentes en las frutas cítricas reducen el riesgo de sufrir un infarto. Según un estudio realizado en la Universidad East Anglia (Reino Unido), las personas, y especialmente las mujeres, que consumen más naranjas y pomelos disminuyen hasta un 20% sus probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular (ictus), gracias al efecto protector de la vitamina C y los flavonoides. Estos compuestos, que se hallan en las frutas, las hortalizas y otros alimentos vegetales, poseen propiedades antiinflamatorias y mejoran el funcionamiento del sistema circulatorio.

Los flavonoides de los cítricos son los más saludables para el cerebro

Los investigadores, liderados por la profesora Aedín Cassidy, examinaron la relación de los seis tipos de flavonoides más consumidos –flavanonas, antocianinas, flavanoles, flavonoides polímeros, flavonoles y flavonas– con el riesgo de sufrir diferentes infartos cerebrales y concluyeron que la hesperidina, la quercetina y la rutina de los cítricos resultan los más eficaces.

La quercetina es una sustancias de color amarillo­verdoso que, además de en las naranjas, se encuentra en manzanas, brécol, cerezas, uvas, col lombarda y sobre todo en las cebollas. Como explican los investigadores, reduce el riesgo de sufrir infartos cerebrales y enfermedades cardiovasculares, y además actúa preventivamente frente a los cánceres de pecho, piel, ovarios, pulmones y vesícula, combate las alergias y alivia el asma.

Artículo relacionado

ictus

Cómo prevenir y tratar el ictus cerebral a tiempo

La hesperidina, por su parte, mejora el estado del endotelio de los vasos sanguíneos, regula los niveles de grasas en la sangre y la tensión arterial. Gracias a todas estas propiedades también es beneficiosa para el cerebro, el corazón y el sistema vascular.

Los autores del estudio, publicado en Stroke, la revista de la Asociación Americana del Corazón, afirman que para obtener los mayores beneficios conviene consumir las frutas enteras, y destacan que manzanas y peras también producen efectos positivos.

La investigación se ha realizado a partir de los datos proporcionados por el denominado "Estudio de Salud de las Enfermeras", que recogió los hábitos de nutrición y los historiales médicos de casi 70.000 profesionales a lo largo de 14 años.

Referencia científica:

  • Aedín Cassidy et al. Dietary Flavonoids and Risk of Stroke in Women. Stroke.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?