Medicina masculina

Salud masculina: las claves de la medicina que más interesan a los hombres

La biología, los condicionantes sociales y el modo de abordar los conflictos determinan algunos de los aspectos de la salud que más preocupan a los hombres.

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

¿Existe una salud específicamente masculina o un tratamiento de las enfermedades desde el punto de vista de la salud masculina? Puestos a buscar diferencias diremos que sí, pero si intentamos globalizar, diremos que no.

La idea de mirar específicamente la salud femenina es más moderna y ha sido en el último siglo, con la era de las especialidades médicas, cuando han surgido la ginecología y la andrología para el estudio de enfermedades relacionadas con los sexos femenino y masculino.

Esa separación específica obedece a diferencias físicas no sólo en los órganos reproductores masculino y femenino, y en los caracteres sexuales secundarios, sino también en el desarrollo genético y la impregnación hormonal, que influye en aspectos psicológicos y sociales importantes, y también en la forma de enfermar.

Incluso enfermedades que se producen en ambos sexos pueden ser más frecuentes en uno de ellos, a veces por condicionantes sociales. Se puede decir, pues, que hay aspectos de la salud que afectan exclusivamente a los hombres o bien que, sin ser exclusivos de ellos, les preocupan especialmente.En este artículo respondemos a dudas comunes sobre salud masculina.

Artículo relacionado

¿Qué tipo de ejercicio físico está indicado para proteger el corazón?

La testosterona, unida a la acción del estrés, desencadena agresividad. Ésta se expresa a veces con movimientos violentos, pero otras lo hace con movimientos que liberan gran cantidad de energía para realizar actividades productivas.

Cortar esa actividad o caer en la pasividad o la falta de movimiento pueden desencadenar angustias o somatizaciones que alteran gravemente el corazón. De ahí la importancia de canalizar esa agresividad a través del movimiento o el ejercicio adecuado.

El ejercicio idóneo para fortalecer el corazón es el aeróbico, que incrementa el ritmo cardiaco y respiratorio.

Debe ser diario, durar más de cinco minutos y a ser posible hacer sudar, aunque también puede consistir en una actividad física moderada, como caminar a paso ligero o nadar, durante al menos media hora al día.

El ejercicio aeróbico no sólo tonifica el músculo cardiaco, protege las arterias y mantiene a raya la presión sanguínea, sino que quema calorías, fortalece las defensas y mejora el estado de ánimo.

¿Cuándo conviene hacerse un chequeo de la próstata?

Se calcula que el 50% de los hombres a los 50 años y el 80% a los 80 tiene la próstata aumentada, pero esto no siempre es causa de problemas: el chequeo debe realizarse cuando aparezca algún tipo de problema al orinar.

Las dificultades pueden aparecer en forma de síntomas obstructivos, como una disminución en la fuerza del flujo urinario, vacilación y problemas para iniciarlo o una sensación de llenado incluso después de haber orinado.

Los síntomas irritativos, como micción dolorosa o disuria, frecuentes impulsos imperiosos de orinar o una sensación de urgencia previa a la evacuación, pueden ser consecuencia de una hiperplasia prostática benigna (HPB), una inflamación e infección, una prostatitis o un cáncer de la glándula prostática.

El tacto rectal es menos fiable que el estudio de los síntomas en el diagnóstico de la HPB. Una alternativa más eficaz es medir la velocidad del flujo urinario con un instrumento electrónico llamado flujómetro urinario.

El descubrimiento del antígeno específico de la próstata (PSA) ha causado muchos quebraderos de cabeza. Su control en pacientes en quienes se sospecha un cáncer de próstata y para vigilarlo tras el tratamiento lo ha elevado al altar de los diagnósticos, pero su evaluación es relativa: su aumento no siempre significa cáncer.

Diferentes grupos de investigadores han demostrado que el nivel de PSA puede estar elevado en pacientes que sólo tienen HPB. En infecciones, operaciones o biopsias de próstata también puede aumentar, pero se normaliza en una semana.

¿Por qué es más alto el riesgo de hipertensión en los hombres?

La tensión arterial no sólo se da más en hombres, sino que tiene peor pronóstico.

En parte se debe a que, por la agresividad innata del hombre, la forma de resolver conflictos va más unida a situaciones estresantes, y el estrés es uno de los factores que favorecen la hipertensión. Reducir el estrés ayuda a mantener la tensión sanguínea bajo control.

Además, la testosterona funciona de forma diferente a la del estrógeno: una sube la tensión y el otro la baja. Esto explica que muchas mujeres, al entrar en la menopausia y reducirse su nivel de estrógenos, empiecen a sufrir hipertensión.

Se dice que son factores desfavorables en la hipertensión: raza negra, juventud, sexo masculino, tabaquismo, diabetes, colesterol alto, obesidad, alteraciones cardiacas.

El alcohol sube la tensión por aumentar la adrenalina. Lo mismo sucede con el tabaco y la nicotina. Los fumadores presentan, además, menos vitamina C en sangre y menor flexibilidad arterial.

¿Difieren mucho las necesidades dietéticas del hombre y de la mujer?

Depende del ejercicio o actividad, del biotipo. Durante años se pensó que el hombre aguantaba peor los periodos de hambre, pero eso depende de las reservas de grasa y del ejercicio.

Las necesidades calóricas masculinas son mayores, ya que proporcionalmente está más musculado que la mujer, por sus elevados niveles de testosterona. El músculo precisa más calorías para funcionar en relación con la grasa.

Cada kilo de músculo necesita 31 calorías por día en reposo (si la persona es activa este número aumenta). Por lo tanto, cuanto más músculo haya, ¡más se puede comer!

Los valores superiores a 102 cm en la cintura masculina (88 cm en la femenina) se relacionan con la resistencia a la insulina y riesgo de problemas cardiacos.

Artículo relacionado

¿Cómo se puede roncar menos?

Roncar es muy común en adultos y no suele deberse a ningún problema.

De hecho, en la mayoría de las personas la causa es desconocida, pero en algunos casos los ronquidos son causados por:

  • Sobrepeso, cuando lleva a tener un tejido excesivo en el cuello que presiona las vías respiratorias.
  • Ingesta de alcohol, somníferos o antihistamínicos antes de acostarse.
  • Digestiones pesadas.
  • Congestión nasal por resfriados o alergias, sobre todo si se prolonga mucho.
  • Agrandamiento de adenoides y amígdalas que obstruye las vías respiratorias.

En algunas ocasiones roncar puede ser signo de un grave trastorno conocido como apnea del sueño. Mientras duerme, la persona experimenta periodos de más de diez segundos durante los que no respira.

Estos periodos de "apnea" se identifican porque se produce un largo silencio justo después de que la persona haya estado roncando. El silencio es seguido por un ronquido o jadeo súbito cuando se reanuda la respiración y enseguida se comienza a roncar de nuevo.

El ciclo se repite generalmente varias veces durante la noche y uno de los síntomas más habituales es un exceso de somnolencia durante el día.

Las siguientes medidas pueden ayudar a amortiguar los ronquidos:

  • Adelgazar si se padece sobrepeso.
  • Evitar el consumo de alcohol.
  • Usar cintillas dilatadoras nasales.
  • Usar dispositivos dentales para evitar la retracción de la lengua.
  • Usar una máscara CPAP (dispositivo que se coloca en la nariz al dormir para disminuir los ronquidos y la apnea).

¿Se puede retrasar la andropausia?

Pese a la gran cantidad de pastillas y métodos que se venden con supuestos efectos rejuvenecedores, hasta ahora lo que ha demostrado ser más eficaz para alargar la vida es seguir una dieta hipocalórica, comiendo lo justo, y practicar periódicamente el ayuno.

La influencia de las dietas hipocalóricas se ha visto en numerosas investigaciones con animales, pero también en estudios sobre comunidades longevas como las del Cáucaso, el Karakórum y los Andes.

En todas ellas sorprende lo poco que comen: casi un tercio menos de calorías que un ciudadano occidental. El denominador común es una dieta semivegetariana, baja en calorías y grasas.

Entre los abcasios del Cáucaso, el ideal masculino es de una delgadez total. El alimento principal es la abista, un cereal que se consume casi a diario, y la leche y las legumbres constituyen el 70% de la dieta, rica en fruta y miel. Emplean mucho ajo y bayas, nueces y castañas, y en un día normal beben uno o dos vasos de matzoni, una leche agria similar al kéfir.

Por supuesto no se debe olvidar, aunque en principio no entre dentro del campo de lo fisiológico, que nunca tienen la sensación de ser inútiles. Carecen de la palabra "viejo" para las personas, y en su lugar se habla de gente de "larga vida". La edad es fuente de orgullo.

Seguir una dieta baja en calorías protege las neuronas de la vejez. Además, la capacidad de sobrevivir en periodos de escasez aumenta si se está entrenado a comer poco. Debe ser, eso sí, un entrenamiento llevado a cabo de buen grado.

Comer frugalmente a disgusto, viviéndolo como algo perjudicial o con gran enfado -como sucede en las guerras o periodos de hambruna-, debilita las defensas, mientras que controlar la dieta o ayunar voluntariamente, viviéndolo en positivo y con buen humor, las refuerza.

Artículo relacionado

¿Se puede frenar la caída del cabello?

Sí: se frena en el momento en que ya se ha caído casi todo. Esto puede parecer una perogrullada, pero es una realidad para muchos hombres a los que su genética y relación medioambiental les lleva a desarrollar una alopecia androgénica.

Los hombres deberían entender que la salida de la barba y la caída del pelo son parte de su evolución como personas, de su forma de ser masculina, y que tienen una estética natural. Y a nivel social debería recuperarse el gusto estético de lo natural e incluso saber valorarlo.

La sociedad japonesa valoró la estética del hombre calvo, sobre todo entre los guerreros samuráis. El hecho de ser calvo suponía que el hombre había llegado a viejo practicando a diario una profesión en la que se jugaba la vida. Sobrevivir durante mucho tiempo a ese trabajo y llegar a viejo resaltaba por sí solo su eficacia profesional y su valía.

Hoy en día quizá no manejamos profesiones tan peligrosas, pero deberíamos admirar a la persona que sabe envejecer. ¿Tan difícil es entender que es natural llegar a ser calvo?

Mientras tanto, cantidad de negocios montados en torno a la prevención de la alopecia o el crecimiento del pelo forman ya parte de toda una literatura del fraude y el engaño que crece día a día.

La inyección de células madre de cultivo de pelo en el cuero cabelludo es una de las propuestas más recientes.

¿Debe evitarse algún aceite esencial?

La alarma se disparó recientemente a raíz de un estudioq ue reveló que la administración tópica y continuada de productos que contienen aceite de lavanda o del árbol del té puede causar ginecomastia prepuberal. El autor principal del trabajo, Ken Korach, jefe del Laboratorio de Toxicología Reproductiva y del Desarrollo en el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Medioambiental de Estados Unidos, confirmó esta asociación, aunque precisó que aún se necesitan más estudios.

De momento los resultados sólo son aplicables al caso concreto de niños que presentaron mamas inexplicablemente aumentadas y que usaban de forma regular jabones, champús y lociones con aceite esencial de lavanda y árbol del té. En los tres casos descritos, al suspender su uso la ginecomastia remitió.

Ambos aceites parecen imitar los efectos de los estrógenos e inhibir los de los andrógenos, lo que los convierte en auténticos interruptores endocrinos. No obstante, son muchas las personas que los emplean sin que se den problemas, por lo que no se puede generalizar.

¿Es recomendable tomar suplementos de cinc y selenio?

Tanto el cinc como el selenio son importantes para la salud masculina, pero sobre todo lo son los alimentos que los contienen y, más concretamente, las semillas y las verduras frescas.

Mientras que sobre el uso de suplementos de cinc y selenio existen estudios contradictorios, su consumo a través de alimentos naturales se ha revelado muy beneficioso.

Las levaduras se ha demostrado que mejoran la fertilidad masculina, la hipertrofia prostática, el número de espermatozoides y el sistema inmunitario.

Artículo relacionado

¿Son recomendables los tratamientos con testosterona?

La testosterona es la hormona responsable de la excitación y respuesta sexual, el desarrollo de la masa muscular y la fortaleza ósea, entre otras cosas, pero su uso para frenar la andropausia no está exento de riesgos.

Aunque se venden para potenciar la virilidad y mantener la "eterna juventud", hoy se sabe que las terapias de reemplazo hormonal con testosterona no son muy recomendables.

Se ha querido repetir con el hombre, al tratar la andropausia, hacerlo como fue y es tratada la menopausia de la mujer, sin advertir que esta terapia no está exenta de riesgos, como el aumento de cáncer de próstata producido por la testosterona.

Mercado prolijo

Debido a sus riesgos esta terapia ha experimentado, de hecho, un gran retroceso, pero ha sido y es sustituida por fármacos que tampoco son inocuos, como Viagra, o por productos con la aureola de naturales vendidos como alimentas o complementos a base de ginseng, clavo, efedra, ajedrea y menta, basados en estudios de satisfacción.

Alargar la libido

Uno de los problemas de la masculinidad es querer aumentar la potencia sexual justo cuando la naturaleza y la edad te indican que la estás perdiendo. De ahí que a lo largo de la historia el uso de tónicos tradicionales no es nuevo.

Los médicos ayurvédicos han estado siempre al lado de favorecer la fertilidad y, en otras ocasiones, con la obligación de atender como médicos a dueños de harenes.

Sexualidad y ayurveda

En la medicina ayurvédicase habla de mantener el "jugo de la flexibilidad".

Se estudia mucho la libido saludable, la acción de distintos jugos de frutas, verduras, la leche y la miel.

Mantener el cuerpo "jugoso" con jugos vegetales es un redescubrimiento de la dietética moderna, sobre todo con la aparición de los antioxidantes vegetales, presentes en zumos de frutas y verduras, e incluso el jugo de la oliva, el aceite.

No obstante, también se critican las malas prácticas de quienes intentan hacerse con afrodisiacos nocivos y se entiende que esto solo pueden aconsejarlo malos médicos que a la larga perjudican a sus pacientes.

Claves para mantenerse en forma y mejorar la sexualidad

Muchos productos prometen alargar la vida y mejorar la potencia sexual, pero practicar ejercicio, cambiar la dieta y adoptar una serie de técnicas como las que proponemos a continuación puede resultar mucho más eficaz.

  • Ejercicio físico. Mejora el tono muscular y la circulación. Tres prácticas muy beneficiosas son: correr de 15 a 20 minutos diarios; practicar ejercicios que movilicen las articulaciones hasta su límite, como el hatha yoga, que también puede ampliar los límites mentales; y realizar ejercicios en un plano inclinado para descongestionar vísceras y mejorar la circulación cerebral y la hipertrofia de próstata.
  • Frotación con agua fría. Es un buen entrenamiento para el sistema termorregulador, mejora la circulación y fortalece las defensas. Se sabe también que alarga la vida en animales.
  • Baño de asiento frío. Contribuye a la producción y mejora de los espermatozoides.
  • Masaje del vientre. Un masaje suave, en el sentido de las agujas del reloj (como en la cura Mayr), mejora la digestión y descongestiona el vientre.
  • Relajación. Esta técnica y las de control mental favorecen el optimismo y permiten aprovechar lo más positivo de la vida.
  • Más antioxidantes y menos tóxicos. Conviene consumir más crudos, ricos en antioxidantes, fibra (linaza, salvado de avena, pectina) y alimentos como grosellas, col y aceite de oliva. También es importante elegir alimentos sin plaguicidas. Los disruptores hormonales causan estragos en la cuarentena. produciendo cánceres de mama y testículo. El consumo de alcohol, café y tabaco debería suprimirse, y el de azúcares refinados y carne, moderarse.
  • Hidratación. El agua bebida o en baño es rejuvenecedora y, a la vez, fuente de vida. Estimula la sexualidad y la fertilidad.
  • Ayuno. Practicado un día por semana, 4 días al mes o 20 al año, es una importante técnica de rejuvenecimiento. Pueden beberse caldos de verdura e infusiones para hidratarse. Luego debe seguirse una dieta equilibrada e hipocalórica. El ayuno no es sólo un "cambio de aceite" a los 40, sino también una técnica que ayuda a asumir la adaptación y el cambio.

Libros sobre salud masculina

  • Las fuentes de la eterna juventud; Dr. Andrew Weil. Ed. Temas de hoy
  • El poder curativo de la agresión; Ruediger Dahlke. Ed. Robinbook
  • Tratamiento natural de la próstata; Miquel Pros. Ed. Urano

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?