Emociones

A la digestión le afectan nuestros sentimientos

Karmelo Bizkarra

Las emociones tienen muchísimo que ver con nuestro sistema metabólico y, por tanto, con "cómo digerimos la vida".

Un ejemplo extremo de un desequilibrio energético en el sistema de relación ocurre cuando estamos comiendo, o recién hemos comido, y recibimos una mala noticia.

Una crisis emocional o psicológicamente grave en un momento así hace que la energía se retire bruscamente del sistema de nutrición y del aparato digestivo. Puede dar lugar a un corte de la digestión que, con frecuencia, se acompañará de náuseas, vómitos o diarreas.

Estos síntomas tienen la finalidad de liberar al aparato digestivo de los elementos nutritivos ingeridos y, de esa manera, la energía (que debería ocuparse de la digestión y la asimilación) se puede dedicar por completo al sistema de relación, que es donde más falta hace para que la persona pueda afrontar, con mayor vitalidad, los efectos de la crisis emocional.

Artículo relacionado

errores digestion

5 errores que arruinan tu digestión (y cómo dejar de cometerlos)

Digiere bien la vida

Ante un trastorno digestivo, mantén el abdomen en calor con una bufanda de lana o bolsa de agua caliente. Un emplasto de manzanilla o una infusión pueden ayudar a relajar la zona, facilitando la digestión o la expulsión del contenido intestinal.

Una manzana no nos sienta igual si estamos en un momento de tranquilidad emocional que si acabamos de discutir con nuestra pareja. En el segundo caso, nos costará más "digerir" la fruta causante de la disputa entre Adán y Eva en el paraíso terrenal. Las emociones, presentes en el sistema de relación, tienen muchísimo que ver con nuestro sistema metabólico y, por tanto, con "cómo digerimos la vida".

La falta de comunicación es uno de los mayores peligros para cualquier relación humana. Así que si detectas un problema –sea con tu hermana, tu vecino, tu pareja o tu compañero de trabajo– háblale desde tus sentimientos, sin acusarle ni señalarle. Utiliza más el "yo" que el "tú" y exprésate con honestidad y sin exigencias. Pide algo cuando lo necesites, en lugar de exigirlo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?