Higiene natural

Sudor de pies: remedios caseros para controlarlo y evitar que huelan mal

Tanto el sudor como el olor de pies son molestos y desagradables, para uno mismo, pero también para el entorno inmediato. Te damos cinco consejos para combatirlos con medios naturales.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Durante los meses más cálidos del verano el sudor de pies se convierte en un problema, sobre todo cuando tienes que quitarte los zapatos en público, como cuando visitas a amigos o vas a hacer una clase de yoga.

Entonces el mal olor que desprende el pie al quitar el zapato se vuelve incómodo para todos, porque el sudor de los pies tiene un olor penetrante y acre que rápidamente se te mete por la nariz. Hay muchos términos para describir el olor desagradable de los pies y ninguno es bonito con razón.

Por qué huelen mal los pies

El sudor puro se compone principalmente de agua y es inodoro. Las bacterias que se mezclan con el sudor y lo descomponen son las culpables de los malos olores en nuestros pies o debajo de las axilas.

Entre otras cosas, se produce ácido butírico, que es el principal responsable del olor acre de los pies sudorosos. El ácido butírico se puede convertir en una verdadera bomba fétida si sudas durante un período de tiempo más largo. Otras moléculas malolientes son el ácido isovalérico y el ácido propanoico.

El problema se agrava cuando usas zapatos cerrados, y más en aquellos que est'an confeccionados con plástico, ya que el sudor no se puede evaporar y se concentra.

Si encima tus pies están metidos en calcetines con un alto contenido sintético, las condiciones para los pies malolientes son perfectas. Un verdadero paraíso para el ácido butírico y las bacterias.

Artículo relacionado

Pies sudorosos: 5 consejos que te van a ayudar

El calzado adecuado ya puede reducir significativamente el olor de los pies. Pero no puedes o no quieres usar zapatos abiertos en todas las situaciones. Con los siguientes consejos y trucos contra el mal olor de pies, puedes prevenir eficazmente los pies sudorosos, incluso con zapatos cerrados.

1. Usar talco para pies

Empolva tus pies: puedes encontrar polvos especiales para pies online y en farmacias. También puedes recurrir a la arcilla blanca, que se encuentra en herbolarios. Estos remedios absorben el sudor y privan a las bacterias de su alimento.

Después de que te hayas empolvado los pies, puedes ponerte los calcetines y los zapatos como de costumbre.

2. Un baño de pies

Un baño de pies por la mañana te pone en marcha y ahuyenta el mal olor. Después del baño es muy importante que seques los pies completamente: puedes utilizar el secador eléctrico para llegar a todos los espacios.

Los aceites esenciales, como los de eucalipto, lavanda o salvia, también ayudan a combatir el sudor de los pies. Pruébalos e incorpora un baño de pies a tu rutina matinal al menos durante los meses de más calor.

Artículo relacionado

4. Colocar plantillas en los zapatos

Las plantillas especiales en los zapatos pueden ayudarte a absorber el sudor. Las hay de carbón activado que eliminan el mal olor de los pies.

Muchos dermatólogos recomiendan suelas de cuero, que son especialmente finas y transpirables. Sin embargo, tarde o temprano también deberás reemplazar tus plantillas por unas nuevas; no esperes a cambiarla cuando ya vuelvan a olor mal pies y zapatos.

5. Usar los calcetines adecuados

Si es posible, evita los calcetines con un alto contenido sintético y usa calcetines hechos de algodón o de otros materiales naturales. Elige algodón ecológico para evitar la exposición de los pies a sustancias sintéticas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?