Medidas naturales

Cómo proteger el cabello del sol (y cuidártelo)

Claudina Navarro

No solo tenemos que protegernos la piel. El cabello necesita cuidados específicos para no sufrir las consecuencias de un exceso de sol.

El cabello no sufre quemaduras solares como la piel, pero los rayos ultravioleta (UV) del sol también lo dañan. La luz solar aclara el cabello y debilita su estructura de queratina.

La consecuencia es un pelo seco, que se puede quebrar y que pierde todo su brillo, pues solo una cutícula intacta puede reflectar la luz.

Mantén a salvo las zonas vulnerables de la cabeza

A pesar de que los cabellos no se queman al sol, la piel que hay debajo sí se puede quemar. Necesita protección, mayor cuanto más fino o escaso sea el cabello. Las calvas circulares en la coronilla precisan una alta protección, porque es donde inciden más tiempo y más de lleno los rayos UV.

No sólo los calvos están en peligro. Las personas que poseen una buena mata de pelo también tienen zonas vulnerables, como las sienes, la raya si se peinan con ella o la zona por detrás de las orejas.

Estas zonas necesitan una dosis extra de crema solar. Las presentaciones más adecuadas son los sprays de aceite seco o las lociones libres de aceite.

Artículo relacionado

cuidar cabello verano

6 trucos para lucir un cabello fuerte y brillante en verano

Protección solar para el cabello

Muchas marcas de cosmética ecológica ofrecen productos específicos para el cabello con filtros solares minerales, pero ten en cuenta que pueden dejar una pátina grisácea.

El mejor filtro es un sombrero, a ser posible de ala ancha. Las horas más adecuadas para ponérselo son de diez de la mañana a cuatro de la tarde.

Otra manera de protegerte, si tienes el cabello largo, es hacerte una trenza o un moño. De esta manera la mayor parte de la superficie capilar queda protegida del sol. Antes de hacerte el peinado puedes ponerte crema hidratante en las manos.

Artículo relacionado

evitar-caida-cabello

3 fórmulas naturales para un cabello más fuerte

Si te has quemado...

Si el alguna ocasión no te has protegido lo suficiente y el cuero cabelludo muestra enrojecimiento, lo mejor que puedes hacer es aplicar un gel de áloe vera o agua termal en spray. Con cualquiera de los dos productos conseguirás que la piel se calme rápidamente.

Mientras la piel esté enrojecida evita el uso de otros productos para el cabello porque solo contribuirían a irritarlo más. Y en los siguientes días, como en toda quemadura solar, mantente alejado del sol.

Cómo mimar el cabello

Para que la sal, el cloro y el sol no acaben de estropear por completo el cabello es necesario que tras la visita a la piscina o la playa utilices un champú suave –uno infantil está bien– para eliminar los restos.

A continuación será necesario la aplicación de un acondicionador, tanto para equilibrar el déficit de hidratación como para cerrar la cutícula.

Artículo relacionado

calendario_lunar

Calendario lunar 2019

Unas mascarilla antes de dormir

Tras un día de sol al cabello le hará bien una mascarilla o un buen aceite capilar. Es importante que no sea aceite puro, porque para eliminarlo habría que lavarse tantas veces que los beneficios de la mascarilla se perderían.

Busca una mascarilla ecológica con aceite de argán o karité y que no engrase en exceso.

Utiliza pocos productos de "estilismo" para el cabello (espumas, geles, lacas…). Contienen alcohol y otras sustancias que lo resecan. En caso de que prefieras utilizarlos de todos modos, elige productos ecológicos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?