Comportamiento responsable

Cómo hacer la compra en tiempos del coronavirus

Claudina Navarro

Muchos de nuestros hábitos están cambiando con la crisis del coronavirus. Nuestra manera de comprar también debe adaptarse. Averigua cómo hacerlo bien.

Todos debemos protegernos lo mejor posible frente al coronavirus de la pandemia COVID-19. Sabemos ya cómo lavarnos las manos y por qué nos conviene usar mascarillas, pero aparte de mantener las distancias, ¿cómo debemos comportarnos al hacer la compra?

Lo que hace unas semanas era nuestra vida cotidiana, cosas a las que apenas prestábamos atención, actualmente nos plantean muchas dudas. Ahora que se muestra más respeto manteniendo las distancias que con un apretón de manos, es momento de replantearse la manera en la que hacemos las cosas.

En los siguientes 13 consejos, intentamos arrojar un poco de luz sobre el tema

1. Sal sólo con lista de la compra hecha

Esto hace que las compras sean más rápidas. Cuando en las tiendas sólo permiten la entrada de un número limitado de clientes a la vez, es una cuestión de justicia no dejar a otros esperando innecesariamente por mucho tiempo.

2. Compra semanal o quincenalmente en lugar de diariamente

De esta manera estás en contacto con menos personas. Esta es la idea detrás de las restricciones de salida actuales: reducir los contactos con otras personas a un mínimo absolutamente necesario.

En este artículo te ofrecemos algunas orientaciones para realizar esta compra una compra para un periodo de tiempo largo y que te permita elaborar menús sanos.

3. Fresco pero duradero

Las verduras como la col, las zanahorias, la calabaza, el puerro y las patatas duran fácilmente una semana.

Las lechugas, los pepinos, los tomates y las espinacas frescas son demasiado perecederos; no los compres si no los piensas consumir inmediatamente.

Las manzanas y los plátanos aguantan mejor que las bayas.

Las verduras congeladas, como las judías verdes, los guisantes y las espinacas, son una gran alternativa.

4. Cocina creativamente

¿El repollo te parece demasiado grande, el saco de zanahorias tiene demasiada cantidad? No importa, sé creativa en la cocina.

La mayoría de las verduras se pueden convertir en una sabrosa crema. Mezcladas entre sí y con alguna fuente de proteínas se convierten en un nutritivo guiso. También puedes preparar con ellas unas salsa para pasta, arroz o legumbres. O las puedes hornear y gratinar.

5. Haz comandas por teléfono

Muchos pequeños comercios te ofrecen la posibilidad de pedir tu compra por teléfono y te la dejan preparada para que luego sólo tengas que ir a recogerla. Así se reduce la acumulación de personas en colas y los tiempos de espera.

6. Si es necesario, recurre a los servicios de comida a domicilio

Si estás enfermo o por cualquier razón no puedes cocinar tendrás que hacer el pedido vía online, pagar y esperar a que te traigan la comida.

Muchos servicios dejan el pedido en la puerta o en el ascensor para reducir las posibilidades de contagio.

7. Marca tú la distancia si no está marcada en el suelo

Algunos supermercados marcan la distancia razonable entre los clientes en el suelo, por ejemplo, ante la línea de cajas.

Si no hay nada marcado mantén tú la distancia, que debe ser de un metro y medio aproximadamente. Si no te haces una idea de cúanto es, marca la distancia con una cinta métrica antes de salir de casa con otro miembro de tu familia para calcularla a ojo en el supermercado.

Mantén esta distancia mínima en todo momento con los otros clientes cuando circules por la tienda o al acercarte a coger un producto.

8. Cumple con las normas de higiene

Recuerda que ya se ha recomendado el uso generalizado de mascarillas. Utiliza también guantes.

Aunque lleves mascarilla, no te olvides de toser y estornudar en el antebrazo o en un pañuelo desechable que luego debes tirar.

Si alguien va a toser delante tuyo, no dudes en darle la espalda. Mira la siguiente imagen de la Universidad de Helsinki para hacerte una idea de cómo podemos atravesar una nube de virus emitida al toser por otra persona que estuvo allí hace unos minutos.

aalto virus en el aire

Por supuesto, recuerda que debes lavarte las manos durante un mínimo de 20 segundos al llegar a casa. Evita tocarte la cara en todo momento. Deja los zapatos a la entrada de tu casa y guarda en una bolsa la ropa con la que has salido.

Artículos relacionados:

9. Nada de conversaciones

¿Te has encontrado al vecino, un amigo o un pariente en el supermercado? No hables con él, dile que luego le llamas o que harás una videoconferencia, pero no te pares a conversar. No es falta de educación, es responsabilidad.

10. No pagues en efectivo

¡Lleva siempre tu tarjeta de crédito contigo o, mejor aún, si tu banco la tiene, bájate la aplicación para pagar con el teléfono móvil! Muchos negocios ahora piden que no se pague en efectivo.

Aunque el dinero no se considera una ruta de transmisión típica para el coronavirus, lo cierto es que los virus pueden permanecer viables durante días en los billetes.

11. Acepta ayuda

Si te encuentras dentro de un grupo de especial riesgo, es decir, eres mayor, tienes problemas cardíacos y/o respiratorios, tienes cáncer o estás inmunodeprimid, no dudes en pedir ayuda a un amigo, familiar o vecino que compre por ti y coloque los productos frente a tu puerta.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?