Consumo responsable

Cómo conseguir que tus compras online sean más sostenibles

Claudina Navarro

Este año más que nunca el comercio online está a la cabeza. ¿Te has parado a pensar lo que implica para el medioambiente o para el comercio local? Descubre cómo comprar sin perjudicar el medioambiental y la economía local.

La cuenta atrás de Navidad está en marcha. Cualquiera que busque regalos este año pensará en realizar pedidos online. Esto es conveniente y hasta más necesario que nunca en los tiempos de pandemia como la que estamos viviendo. Pero, ¿cómo se ven las compras online desde una perspectiva ecológica?

La cantidad de paquetes que se envían actualmente es gigantesca. Por un lado, el transporte provoca emisiones de CO2. Por otro, en los contenedores se acumulan montañas de paquetes y envoltorios.

¿Qué es más ecológico, las compras online o las presenciales?

Till Zimmermann, del Instituto de Ecología y Política Ökopol en Hamburgo, asegura que los estudios realizados donde se han comparado las compras presenciales y online llegan a la conclusión de que en la mayoría de situaciones, las compras online producen menos emisiones.

Esta conclusión parece contraintuitiva cuando pensamos en miles de repartidores que llevan los paquetes a cada casa. Zimmermann explica que las tiendas consumen electricidad para mantener la iluminación, tienen calefacción y aire acondicionado, todo lo cual consume una buena cantidad de energía que se ahorra en buena parte con el reparto desde los grandes almacenes de distribución a los domicilios.

El transporte de la mercancía tampoco empeora mucho las cosas en la compra online. Si se ponen en la balanza los coches de los clientes que se desplazan hasta las tiendas y la furgoneta de reparto cargada con cientos de paquetes, sale ganando esta. Hay datos precisos sobre la cuestión: desplazarte hasta la tienda puede ser sostenible si vas a pie, en bicicleta o no recorres más de dos kilómetros con el coche.

Sin embargo, como veremos a continuación, las compras online tienen una contrapartida que no se tiene en cuenta en estos cálculos: la gran cantidad de devoluciones que se producen de los productos.

Artículo relacionado

consumo-eco-responsable

11 opciones para un consumo eco-responsable

Las devoluciones estropean la factura medioambiental

El talón de Aquiles del comercio online son las devoluciones, porque duplican el impacto. Un estudio de la consultora KPMG estima que en España se devuelven uno de cada cinco paquetes. Después de Navidad, con todo el trasiego de regalos, las devoluciones alcanzarán el 50%, algo que es habitual en el caso de algunas tiendas online de moda.

¿Qué hay a favor de las compras presenciales? No tienen alternativa si queremos tocar, probar o comparar antes de comprar. En los establecimientos también ofrecen información y consejos para orientar la compra. Y facilidades para las devoluciones y ejecuciones de garantía. En estos casos no tendremos que enfrentarnos a los contestadores robóticos.

Además, comprar en establecimientos apoya la economía local, sobre todo si adquirimos productos locales. El comercio local también da vida a las barrios y a los centros de las poblaciones.

Artículo relacionado

Consumo sostenible dentro del presupuesto

5 claves para un consumo sostenible sin salirse de presupuesto

10 consejos para pedidos online más respetuosos con el clima

Los consumidores tienen en sus manos conservar los recursos y hacer que sus compras online sean más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

  1. ¿Tiene que ser un pedido online? Compra solo lo que no puedas conseguir en un establecimiento de tu ciudad.
  2. Piensa con cuidado. Las condiciones de devolución generosas te tientan a poner más cosas en el carrito de lo necesario. Es mejor pensar en lo que realmente necesitas antes de hacer clic. Si necesitas probar algo, búscalo y cómpralo en una tienda.
  3. Infórmate bien sobre el producto. Busca una descripción detallada del producto, con fotos desde varios ángulos vídeos, consejos para comprar la talla correcta y, sobre todo, lee las reseñas de los clientes evitan las malas compras (si realizas la compra, no te olvides de dejar tu comentario). Evita las tiendas con información incompleta o pregunta antes de comprar
  4. Haz pedidos colectivos. Una gran cesta de la compra tiene un impacto menor en el equilibrio ecológico que varios pedidos de objetos por separado. Tal vez puedes hacer un pedido "al por mayor" con amigos, vecinos o familiares.
  5. Bien embalado. Compruebe si existen alternativas al embalaje estándar. Por ejemplo, con material reciclado o sin plástico. Algunos remitentes ofrecen envíos en cajas usadas.
  6. Entrega estándar. La entrega estándar es más respetuosa con el clima que las entregas urgentes o las entregas en el mismo día.
  7. Transporte ecológico. En la mayoría de los comercios online el comprador generalmente no tiene la oportunidad de elegir si el paquete le va a llegar con un vehículo eléctrico o diesel. Si puedes, busca tiendas que compensen las emisiones de CO2.
  8. A la recepción. Asegúrate de que tu pedido pueda llegar, si tu no estás, a un vecino o a un establecimiento comercial de tu barrio. Eso ahorra movimientos innecesarios.
  9. Perfecto para productos ecológicos. No deberías sufrir ninguna preocupación al comprar productos ecológicos online. Los operadores de tiendas ecológicas suelen esforzarse por lograr una logística lo más ecológica y eficiente posible.
  10. Lo que no es aceptable. Probarte una prenda en una tienda con la intención de de pedirla por internet porque te la ofrecen más barata simplemente no está bien.

Artículo relacionado

Consumo sostenible con niños

10 pautas para practicar un consumo sostenible con los niños

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?