Temperaturas extremas

Los mejores consejos para soportar una ola de calor

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

fisioterapeuta y periodista

Está previsto que en algunas áreas de nuestro país las temperaturas subirán en los próximos días hasta límites peligrosos. Hemos reunido una serie de consejos para que puedas sobrellevar esta ola de la calor y las próximas que se produzcan..

Desde el pasado fin de semana del 26 de junio, una ola de calor ha arrasado Canadá y Estados Unidos causando cientos de muertes. En Vancouver la temperatura ha rozado los 50 ºC.

Otra ola de calor distinta ha comenzado en España y alcanzará su punto máximo el próximo sábado. No será tan extrema como la americana, pero conviene tomar medidas para esta y para las que puedan venir.

Las olas de calor extremos son fenómenos cuya frecuencia está aumentandodebido al cambio climático.

Cómo combatir las olas de calor

1. La primera medida es beber más

Lo más importante cuando hace calor es beber mucho. Hasta tres litros, dependiendo de tu sed (siempre que no existan motivos de salud que lo desaconsejen).

El calmante ideal para la sed es el agua. Dado queel cuerpo también pierde minerales a través de la sudoraciónen los días calurosos, también es importante beber bebidas que contengan minerales, como zumos de frutas naturales diluidos con agua, infusiones, sopas o caldos, que pueden ser tibios.

Recuerda que es más sostenible beber agua del grifo. Puedes mejorar su calidad con diferentes tipos de filtros.

No cometas el error de beber bebidas muy frías, que estimulan la producción de calor porque el cuerpo tiene que mantener su temperatura interior y boicotean los sistemas de refrigeración del organismo.

2. Evita el alcohol y la cafeína cuando hace calor

Aunque sea agradable sentarse a tomar una cerveza o unos vinos en una terraza a la sombra, es mejor que evites las bebidas con alcohol, porque este elimina líquidos y minerales de tu cuerpo y, por lo tanto, intensifica el efecto de las altas temperaturas.

Evita el alcohol, especialmente durante el calor del mediodía, y no bebas demasiado por la noche. Evita también el café, el té negro o verde, ya que la cafeína es un estresor para el sistema circulatorio, que también sirve al cuerpo como sistema de refrigeración al acercar la sangre a la superficie para que se enfríe.

Artículo relacionado

adaptarse calor verano

9 maneras originales de combatir el calor

3. Come más ligero

La dieta también debe adaptarse a los días muy calurosos. Cuando hace calor, es mejor comer varias comidas pequeñas y ligeras durante el día. Por ejemplo, verduras salteadas, ensaladas o solo un poco de fruta entre ellas. Recuerda que al digerir los alimentos aumenta la temperatura corporal.

Se recomiendan especialmente las frutas y verduras ricas en agua. Por ejemplo: pepinos, tomates, calabacines, melocotones o sandías son ideales. No solo son ricos en agua, sino también están de temporada. Es mejor evitar platos difíciles de digerir.

4. Quédate en lugares frescos

Ajusta tu rutina diaria al calor, si es posible. Por ejemplo, levántate más temprano y trabaja cuando aún hace fresco. Permanece en habitaciones frescas para el almuerzo del mediodía y limita tus actividades al aire libre a las primeras horas de la mañana o a la noche.

Las duchas tibias tirando a frescas proporcionan sensación de frescor, también son más sostenibles que las cálidas. Si tienes mucho calor pero no tienes posibilidad de tomar una ducha, puedes hacer correr agua fría sobre tus muñecas o aplicar una compresa fría y húmeda en la frente o la nuca.

Los aerosoles de agua también tienen un efecto refrescante, pero también producen una gran cantidad de desechos. Una botella de spray recargable es una idea más ecológica.

5. Protégete del calor

Si no puedes permanecer en una habitación fresca durante las horas de más calor, al menos permanece a la sombra y evita la luz solar directa. Vístete con ropa de algodón o lino liviana, no apretada y de colores claros.

Asegúrate de tener la protección UV adecuada. No te olvides de las gafas de sol y del protector solar para todas las áreas descubiertas de la piel y un sombrero de ala ancha para proteger la cara y el cuello.

Artículo relacionado

cómo dormir con calor

Cómo dormir bien cuando hace calor

6. Mantén fresco tu hogar

Nada es más incómodo en verano que un piso o una casa calientes, porque entonces no se puede dormir bien por las noches. Por lo tanto, una recomendación fundamental es mantener las persianas y las ventanas cerradas de día y oscurecer las habitaciones con cortinas o contraventanas.

Puedes dejar un resquicio abierto para permitir cierta ventilación, pero procurando que no entren los rayos de sol. Por la noche, abre de para en par. Además procura:

  • Apaga todos los aparatos eléctricos (y no los dejes en stand-by).
  • Trate de evitar la iluminación artificial. Cualquier cosa que use electricidad calentará la habitación.
  • Prescinde de dispositivos eléctricos, o al menos úsalos con moderación, esto no solo ayuda contra el calor, también es bueno para el medio ambiente y tu cartera.
  • Crea áreas libres, porque estas también ayudan a enfriar. Por ejemplo, quita las alfombras y elimina los artículos innecesarios (guárdalos en el altillo o el sótano).
  • No uses el aire acondicionado ni el ventilador, si es posible. No confíes en el aire acondicionado, pues un sistema insostenible energéticamente para adaptar la temperatura de los espacios interiores. Los aires acondicionados en verano disparan el consumo eléctrico en todo el país y hacen más difícil la transición completa a las energías renovables y limpias. Además el aire acondicionado crea una diferencia demasiado grande entre las temperaturas interiores y exteriores que puede afectar a la inmunidad.

7. Evita el movimiento

Trata de evitar el esfuerzo físico, esto es importante sobre todo durante las horas más calurosas del mediodía. Si quieres hacer deporte, lo mejor es hacerlo solo por la mañana o, si es necesario, por la noche cuando el ambiente esté un poco más fresco.

Si no puedes tener esto en cuenta y debes trabajar físicamente durante el calor, aún tienes que beber más, lo ideal es de medio litro a un litro.

8. Mantenerse en forma contra el calor

Las personas que están en buena forma física son más resistentes al calor y pueden adaptarse más fácilmente a fuertes fluctuaciones de temperatura y olas de calor.

Por lo tanto, presta atención a una dieta saludable y equilibrada, preferiblemente ecológica, regional y de temporada. Muévete mucho (en las horas menos calurosas), deja de fumar y bebe poco alcohol.

9. Presta atención a las demás personas

Las personas mayores, los niños y los enfermos son grupos de personas especialmente vulnerables y, a menudo, no pueden ayudarse a sí mismos.

Los bebés y los niños pequeños nunca deben exponerse a la luz solar directa. Las personas mayores tienen menos sensación de sed y se olvidan de beber lo suficiente. Si parecen confundidos, a menudo es una señal de advertencia de que sufren deshidratación.

Nunca dejes niños pequeños o personas con problemas de salud en un automóvil estacionado al sol, ni siquiera para un recado rápido. Esto también se aplica a animales como los perros.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?