ayuno diabetes

Tratamiento de la diabetes

Controla el azúcar en sangre con dieta vegetal y ayuno

Nuevos estudios científicos demuestran que la dieta basada en alimentos vegetales y el ayuno sirven para tratar la diabetes tipo 2.

Claudina Navarro

Nuevos estudios, publicados en una de la revista médicas más prestigiosas del mundo, confirman la eficacia de la dieta vegetal y el ayuno para controlar las tasas de azúcar en sangre y de esta manera mejorar el tratamiento de las diabetes tipo 2.

La dieta vegetal mejora el estado general de los diabéticos

Una revisión de 1.240 estudios clínicos, realizada por investigadores de la Universidad de Londres y la de Southampton, publicada en el British Medical Journal, concluye que las dietas basadas en vegetales mejoran el bienestar emocional y físico, la calidad de vida, la salud general, el peso, los niveles de colesterol, de triglicéridos y los de hemoglobina glucosilada, un biomarcador del metabolismo de la glucosa.

Los autores añades que una dieta basada en vegetales mejora el estado de los pacientes y potencialmente sirve para reducir la medicación. En algunos casos puede llegar a ser innecesaria.

Mejor resultado que las recomendaciones oficiales

El estudio también indica que las dietas vegetarianas, veganas o basadas en vegetales consiguen mejores resultados que las recomendaciones dietéticas oficiales realizadas por los médicos a los pacientes diabéticos en varios países del mundo.

El ayuno puede curar los casos más serios

Por otra parte, un estudio publicado también por el British Medical Journal, dirigido por el doctor, Suleiman Furmli, de la Universidad de Toronto, propone el ayuno intermitente como una alternativa al tratamiento de la diabetes tipo 2 con insulina. Los autores señalan que puede ser eficaz incluso en los casos más serios.

Solo puede realizarse bajo atención médica experimentada

Furmli explica que ayunar durante 24 horas a días alternos o 3 días a la semana puede hacer innecesaria la medicación y curar la enfermedad en un plazo de 10 meses. Pero este tratamiento se debe realizar con una atención médica especializada muy cuidadosa para evitar las peligrosas bajadas de glucosa.

Durante el ayuno de 24 horas los pacientes pueden tomar bebidas bajas en calorías como tés, cafés, agua o caldos, así como una cena hipocalórica. En los días con comida se aconseja una alimentación baja en azúcares y en hidratos de carbono refinados.

La eficacia de este tipo de ayuno fue comprobada en tres pacientes que debían inyectarse insulina diariamente.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?