Cuida su piel

¿Cómo cuidar las delicadas manos de los niños ahora que salen a la calle?

Claudina Navarro

Lavarse las manos siempre ha sido importante, incluso antes del coronavirus. Pero ahora es más importante que nunca. Sin embargo, la higiene frecuente y los productos de desinfección pueden agredir la delicada piel de los niños.

Lavarse las manos cuidadosamente con agua y jabón previene eficazmente las infecciones y es primordial en tiempo de coronavirus. Esa es la buena noticia. Pero el contacto frecuente con agua, detergentes y desinfectantes es un problema para la piel de los niños.

Demasiados lavados pueden ser dañino

La piel de los niños es mucho más sensible que la de los adultos. La capa córnea y el tejido subcutáneo son significativamente más delgados y están menos entrelazadas que en los adultos. Esto hace que la piel sea más permeable y, por lo tanto, más susceptible a presentar zonas secas y agrietadas. Y las grietas pueden convertirse en heridas que aumentan el riesgo de sufrir una infección.

Lo recomendable es que los niños se laven las manos cuando es realmente necesario: al volver de la calle, antes de comer, después de ir al baño, tras estornudar o toser en la mano o después de acariciar animales.

Para que el lavado sea respetuoso conviene utilizar agua tibia y un jabón de pH neutro, de producción natural certificaday sin fragancias. El lavado debe repasar todas las zonas, incluidas las muñecas y debe mantenerse durante un mínimo de 20 segundos. Es una buena idea que el niño se lave mientras entona una canción que dure este tiempo.

La desinfección debe ser la excepción

Los geles especiales para la higiene de bebés con componentes que reponen los lípidos y que atrapan la humedad, como la glicerina y el pantenol, son los mejores también para los niños.

Los jabones líquidos de dispensador son más higiénicos que las barras de jabón, porque no pasan de una mano a otra.

Los desinfectantes en la vida familiar cotidiana son innecesarios. Solo tienen sentido si estás fuera de casa y no hay manera de lavarse las manos con agua y jabón. Es importante recordar que en la vida cotidiana, los desinfectantes no reemplazan la higiene de manos con agua y jabón.

Es importante recordar al niño que no debe tocarse la cara con las manos, sobre todo cuando está fuera de casa.

Los adultos que deben tocar cosas en el exterior pueden ponerse guantes y desinfectarse con estos productos –sin quitarse los guantes– cuando lo vean necesario.

Al elegir un producto desinfectante podemos optar por uno libre de colorantes y fragancias.

Artículo relacionado

fenoxietanol

¿Por qué no usar toallitas húmedas con fenoxietanol?

Cuando la piel pide ayuda

Si la piel del niño sufre a pesar de toda precaución, hay que recurrir a las cremas. La piel seca, escamosa y enrojecida necesita ayuda, por ejemplo con una crema que contenga aceite de almendras u otro aceite vegetal.

También se puede aplicar en una gruesa capa de crema y hacer dormir al niño durante la noche con guantes de algodón.

Hay que evitar las cremas con base de urea, ya que podría producir quemazón en la piel de los niños.

A veces estos cuidados no son suficientes, por ejemplo, si se empiezan a formar grietas. En ese caso los padres deben desinfectar las zonas afectadas y aplicar cremas curativas. En este caso es mejor que la piel del niño se mantenga tapada con una tirita para que los patógenos no puedan penetrar. Es recomendable una visita al dermatólogo.

Artículo relacionado

Mujer con ropa lavada

Cómo lavar la ropa correctamente en tiempos de coronavirus

​Piel con necesidades especiales

En niños con dermatitis atópica, el dermatólogo generalmente recomendará la utilización de syndets (jabones sin detergentes). La hidratación regular después de cada lavado de manos es particularmente importante para estos niños.

Para saber más:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?