Un ejercicio físico y espiritual

Siente la danza del vientre

Rous Baltrons. Profesora de danza del vientre.

La danza del vientre activa tu cuerpo y calma tu mente mediante el movimiento libre y gozoso. Balancea tus caderas y celebra la vida y la fuerza de tus emociones.

La danza del vientre, más allá de una danza, es una práctica ancestral a la que las mujeres teníamos acceso para conectarnos con nuestra energía femenina a través del movimiento sinuoso en nuestras caderas, despertar nuestra creatividad y acompañar a otras mujeres en el proceso del parto.

Danzando a su alrededor moviendo el vientre, la mujer que estaba pariendo podía relajar su útero a través del contacto visual con esta danza suave, lo que facilitaba el nacimiento de su hijo.

Han sido muchas las connotaciones que ha ido arrastrando esta danza a través del tiempo, desde la conexión con la feminidad, la Luna y la sensualidad, hasta los rituales, la magia y el poder de la mujer.

Artículo relacionado

Graciela Figueroa

"Cuando bailas, las emociones congeladas en el cuerpo se sanan"

Pero lo triste ha sido la degradación que ha sufrido desde que se impuso la sociedad patriarcal en la que vivimos: ha acabado siendo un espectáculo para el hombre, omitiendo lo sagrado de todos los movimientos y convirtiéndonos en meros objetos para el disfrute ajeno.

La danza del vientre nos proporciona a las mujeres herramientas muy útiles tanto para nuestra parte física como para la espiritual.

Los movimientos recrean la Luna y el Sol, las tempestades, los terremotos, la unión con la naturaleza y la libertad, algo muy necesario hoy en día viviendo como vivimos en una sociedad tecnológica donde impera la competencia.

Artículo relacionado

9 formas estimular creatividad

9 formas de estimular tu creatividad

Todo en el universo danza en círculo, no hay esquinas en él. Nosotras somos redondas, somos Lunas y lunáticas. Precisamente por ser cíclicas, es absurdo intentar ser lineales, nuestro humor es cambiante como las fases de la Luna... Partiendo de esta realidad enterrada por los años de patriarcado, vamos a volver a activar nuestro cuerpo, incluso toda nuestra vida, a través de la danza.

Nuestras caderas, pelvis, zona sacro-coccígea, junto con los músculos y tendones que revisten esta zona tan importante de nuestro cuerpo, forman la parte física del gran potencial de la mujer.

Algunos beneficios de la danza del vientre para la salud

La danza del vientre nos une, nos hace más felices, pero también...

  • Hace que disminuyan los dolores menstruales.
  • Trabaja el cuerpo a nivel circulatorio, glandular y muscular.
  • Te ayuda a ser consciente de bloqueos y te da la oportunidad de deshacerlos.
  • Mitiga la desconexión con lo sagrado de tu ser, contigo misma.

Artículo relacionado

Talento y motivacion

Descubre tus talentos ¡y lánzate!

El movimiento externo pone en marcha un gran movimiento interno. Y con el tiempo, los cambios irán en sentido inverso, de dentro hacia fuera: toda tu alegría, distensión, relajación (y a la vez activación de tu vitalidad), se verán reflejados en tu entorno, de ahí la importancia de escoger bien quién será la persona que te acompañe en ese proceso.

¿Te animas?

Sí, sabes danzar, ¡y no sabes cuánto! Solo necesitas encontrar esa música que te conecta con tus emociones y tus sueños, esos que se han ido quedando escondidos bajo las prisas, el trabajo, el ser “buena” en todo, en el silencio... Esa música que cuando la oyes, hace vibrar cada célula de tu hermoso cuerpo, la que te invita a irte contigo misma, no la que te trae recuerdos tristes o llama a la melancolía.

Si te animas a probar, es muy importante encontrar el lugar adecuado y la persona apropiada a quien le concederás el honor de acompañar a tu cuerpo y tus necesidades a través de la danza.

No se puede frivolizar con la danza del vientre, ya que es tan antigua como antiguo es el mundo y nuestra capacidad y don para engendrar y parir vida. No es de extrañar que cuando nos juntamos las mujeres y empezamos a bailar, nos pasemos largas horas, incluso días, con una sonrisa en los labios, pues hemos conectado con la felicidad y movido cosas estancadas físicamente en nuestro cuerpo. Pero cuando queremos seguir danzando y abriendo espacios internos, necesitamos tener a alguien que trate con respeto y la importancia que se merece este hermoso arte.

El mundo nos espera, el planeta nos necesita fuertes y amorosas recordando nuestra energía de creación y sanación.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?