Una nueva etapa

Adiós viejo amor, hola nueva vida

Coral Herrera Gómez

No pierdas más horas de tu vida anclada a un viejo amor. Tu tiempo es oro, tu vida es corta y es una sola. Ha llegado el momento de pasar página y de emprender una nueva etapa, de abrir la puerta a nuevas vivencias.

Los seres humanos somos los únicos animales que podemos vivir varias vidas en una sola porque nos relacionamos con muchas personas. Construimos vínculos diferentes a lo largo de nuestra vida: primero los vínculos familiares –en nuestro entorno más cercano–, después los vínculos amistosos (al principio en el colegio y en el vecindario) y los vínculos amorosos.

En cada etapa de nuestra vida podemos empezar a amar a gente nueva que conocemos y, simultáneamente, también podemos dejar atrás a personas muy queridas. Ocurre porque evolucionamos de manera diferente, porque la gente se aleja o porque nos alejamos nosotras. Es normal: a medida que construimos nuevas relaciones y caminamos hacia el futuro, determinadas cosas del pasado van quedando atrás.

Artículo relacionado

amor distinto negociar o romper

Tu amor es distinto al mío: negociemos o rompamos

Sin embargo, a veces ocurre que nos quedamos viviendo ancladas en relaciones tóxicas del pasado y eso hace que nos perdamos la oportunidad que nos brinda la vida de vivir varias vidas en una, de estrenar nuevos afectos, de vivir nuevas emociones que nos hagan crecer y evolucionar como personas. Ocurre cuando nos quedamos amando a personas que no nos hacen felices:

  • Cuando tenemos relaciones de aguas estancadas en las que nada fluye.
  • Si estamos en una relación que nos aburre.
  • Si vivimos las relaciones en las que sufrimos.

El tiempo es oro: es hora de avanzar

Millones de mujeres derrochan su poco tiempo de vida disponible en relaciones que no merecen la pena. Sin embargo, para que pueda entrar lo nuevo en un armario, hay que sacar lo viejo. Es decir, para poder empezar una “nueva vida”, a veces se hace necesario dejar atrás determinadas personas del pasado. Es cierto que puede costar dar este paso, pero siempre podemos apoyarnos en el feminismo:

  • El feminismo nos ayuda a ser mujeres prácticas, nos permite separar el sufrimiento del amor y nos permite reivindicar nuestro derecho al placer.
  • El feminismo también nos ayuda a tomar conciencia de lo importante que es estar bien, de lo necesario que es cuidarnos a nivel psicológico y emocional.
  • El feminismo nos ayuda a ver lo maravilloso que es poder vivir cada momento saboreando el presente, de lo absurdo que es esperar a que las cosas mejoren o cambien por arte de magia.
  • Es más fácil, también entonces, elegir con quién queremos disfrutar de la vida, con quién queremos compartir, con quién queremos pasar los mejores años de nuestra vida. Y es más fácil discernir con quién merece la pena estar y con quién no.
  • El feminismo, en definitiva, nos ayuda a comprender que quedarse viviendo un amor que nos lo hace pasar mal es perder un tiempo que es valiosísimo porque es finito (se agota).

Si estamos estancadas en relaciones insanas, la única manera de lograr un cambio es moviendo nuestro cuerpo y tomando decisiones. Y si tenemos claro que no hemos nacido para esperar, entonces será más fácil para nosotras convertir el presente en pasado y mirar hacia el futuro con alegría.

Nuestro tiempo es oro: si una relación no crece, se estanca. Si una relación no sucede ahora, no sucederá.

Si permanecemos amando a personas que no nos hacen felices, no podemos permanecer quietas aguantando ni esperando. No tenemos tiempo para perderlo y derrocharlo en cosas o en gente que no merecen la pena.

Artículo relacionado

despedirse para crear lugar

Las despedidas permiten crear un lugar

El tiempo es sagrado porque es el camino por el que transcurre nuestra vida, por eso el mejor regalo que podemos hacerle a alguien es nuestro tiempo. El tiempo ni se vende ni se compra, solo se puede compartir la gente a la que queremos.

El tiempo es uno de los mayores tesoros que nos puede regalar la gente que nos quiere: tiempo para querernos, tiempo para ayudarnos, tiempo para besarnos, tiempo para apoyarnos, tiempo para aprender juntos, tiempo para gozar. No despilfarremos nuestro tiempo en amores que no se pueden disfrutar, que la vida son tres días, y nos quedan dos…

Ha llegado ese momento, hoy puede ser un buen día para tomar una decisión: la de pasar página.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?