plastico playa

Microplásticos contaminantes

Descubren 81 tóxicos en los plásticos de las playas canarias

Un equipo de investigadores canarios ha descubierto decenas de contaminantes mezclados con la arena de las playas, entre ellos compuestos prohibidos como el DDT y los PCB.

Claudina Navarro

La basura de plástico en la playa no solo resulta horrible a la vista, sino que está cargada de compuestos químicos peligrosos para la salud humana y de los ecosistemas.

De hecho, estos agentes contaminantes tóxicos se encuentran incluso en las partículas de plástico que ya no se ven, pero que están ahí, en el fondo del mar y entre los granos de arena de la playa. Todos los plásticos acaban convertidos en estas peligrosas micropartículas que se mezclan con el plancton y son ingeridas por las especies marinas, incluidas muchas que forman parte de la alimentación humana. También llegan a la sal de mesa y al agua potabilizada.

El hallazgo ha sido realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), dirigidos por María Camacho y Alicia Herrera, y ha sido publicado en la revista Science of the Total Environment.

Las micropartículas de plástico absorben y concentran los contaminantes

Entre los 81 compuestos químicos se mezclan las sustancias que forman parte de la propia composición de los plásticos y otros contaminantes que absorben del mar, como hidrocarburos procedentes de los combustibles utilizados por los barcos a pesticidas agrícolas.

Los investigadores de la ULPGC recogieron los plásticos de las playas de Famara y Lambra en Lanzarote, y Las Canteras y Los Cuervitos en Gran Canaria. Los canarios no son responsables de todo el plástico que "aterriza" en sus arenales. Es un problema planetario.

Cada año se arrojan al mar 13 millones de toneladas de plásticos y la marea deja en las costas canarias una media de 120 g de microplásticos por metro cuadrado. Sustancias que están prohibidas por su toxicidad desde hace décadas todavía circulan por el planeta y vuelven a nosotros con estas micropartículas.

En ellas se ha descubierto DDT (prohibido en gran parte del mundo desde 1972) y bifenilos policlorados (PCB), junto a filtros solares (hay más en las playas turísticas) y retardantes de la llama que se comportan en los organismos de los animales y los humanos como hormonas femeninas.

La amenaza de los filtros solares y los pesticidas

Los autores del estudios subrayan la presencia de filtros solares y del pesticida clorpirifos, muy utilizado en las plantaciones de plátanos, y anuncian que realizarán más investigaciones para determinar sus efecto en la fauna.

En Hawái, México y Palaos ya se han prohibido su uso en determinadas zonas y Australia y otros países están estudiando medidas similares.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?