dolor-lumbar

Sin dolor

Alivia las tensiones estirando la zona lumbar

Aprovecha la gravedad para relajarte y ganar movilidad con este estiramiento.

Xavier Julià Eggert

El cuerpo humano está unido en una continuidad de tejido que le da su forma tridimensionalmente en el espacio. Esta postura ayuda a relajar las cadenas miofasciales y los meridianos tendino-musculares de la espalda.

En los dos casos se trata de la continuidad e interrelación de tejido muscular, de fascias y de tendones que en función de su tono influirán en la forma tridimensional del tronco, así como el tendón de Aquiles y la región de los gemelos.

Otro beneficio es el de conseguir mayor movilidad en la articulación del hombro, la cadera y los tobillos.

Aliviar tensiones de tu zona lumbar

Puedes usarla para relajar la zona lumbar si la sientes con tensión, después de haber estado muchas horas sentado o si has realizado ejercicios asimétricos con la espalda (solo por un lado).

Para asegurarte sus beneficios y prevenir desajustes, centra tu atención en los siguientes aspectos:

  • Alinea los pies en paralelo
  • Si al flexionar las piernas no llegas con los talones al suelo, coloca un soporte debajo que te permita a la vez sentir el estiramiento del tejido
  • Tus rodillas no han de sobrepasar los dedos de los pies
  • Han de estar también separadas a la misma anchura

Tomar conciencia

  1. Busca un objeto estable o un poste donde puedas sujetarte. Colócate con los pies a una distancia en la que las rodillas se encuentren aproximadamente a 90º cuando flexiones las piernas. Esta distancia te debe permitir mantener las dos plantas de los pies en el suelo y sentir cómo relajas toda la espalda.
  2. Busca progresivamente el contacto de los glúteos con los talones. Respira profundamente sintiendo cómo la caja torácica se llena al inhalar y se vacía al exhalar junto con el abdomen, creando así mayor contacto con los muslos.
  3. Deja caer la pelvis sin esfuerzo usando la gravedad, relaja los hombros con las escápulas abajo (si tienes poca movilidad en la articulación del hombro, asegúrate de que la posición sea cómoda) y deja caer la cabeza hacia delante para implicar a toda la cadena y sentir la sensación de relajación.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?