Ejercítate como un bebé

Gatear beneficia a la espalda

El movimiento armónico, simétrico y coordinado del gateo es un gran ejercicio también para los adultos, ya que fortalece la columna y moviliza todo el cuerpo.

Volver a ser por un rato un bebé que explora el mundo a gatas no es solo una interesante propuesta lúdica, sino también un modo de fortalecer la musculatura de la espalda.

Al levantar la cabeza con las manos y los pies en el suelo, la columna vertebral se endereza y la respiración se vuelve más profunda.

El gateo es el primer movimiento del que se valen los bebés para desplazarse. Asombra ver cómo se mueven de un lado a otro a toda velocidad sin que sus rodillas, manos ni columna vertebral se resientan.

Para un adulto se trata también de un movimiento armónico, simétrico y coordinado, que libera a la columna del peso que soporta en posición erguida.

Artículo relacionado

Pilates-32

Clases online de Pilates para hacer en casa

Beneficios del gateo

Los efectos beneficiosos de gatear, que se notan desde los primeros días, van más allá de la espalda:

  • Tonifica y fortalece la musculatura de la columna, de una manera simétrica y paralela, lo que permite corregir descompensaciones.
  • Tonifica y fortalece las cinturas escapular y pélvica, que comunican brazos y piernas al tronco, respectivamente.
  • Mejora la elasticidad de tobillos y manos.
  • Por la posición, aumenta el riego sanguíneo al cerebro.
  • Ayuda en los procesos digestivos y mejora el movimiento peristáltico intestinal.
  • Algunos estudios demuestran, además, los beneficios del andar a gatas en patologías de la columna como la escoliosis.

Existen diferentes ejercicios para que el gateo tenga un efecto terapéutico, pero si se padece algún problema en las rodillas hay que consultar primero con un especialista y nunca golpearlas.

Artículo relacionado

 MG 8751

5 ejercicios para cuidar tus rodillas

¿Cómo practicar el gateo de forma efectiva?

El primer paso es colocarse a cuatro patas en el suelo, con las manos alineadas con los hombros; las rodillas han de estar bajo las caderas.

Una vez en posición, distribuye el peso del cuerpo de manera uniforme entre manos y rodillas y mantén la cabeza erguida intentando que los hombros y el cuello permanezcan relajados.

Empieza a gatear con movimientos relajados y acompasados, trasladando el peso del cuerpo de forma fluida.

Se recomienda caminar a gatas un máximo de cinco minutos al día para aprovechar todos sus beneficios pero sin sobrecargar las articulaciones de la rodilla.

Cómo incentivar el gateo en los bebés

Cuando pensamos en el gateo, siempre viene a nuestra mente la idea de un bebé. En efecto, este es un ejercicio muy importante especialmente para los bebés, puesto que les permite fortalecer su espalda y preparlos para aprender a andar. También hay formas de incentivar que lo practiquen.

Con una pequeña pelota de practicar yoga o pilates puedes ayudarle a impulsar ese gateo:

1. Colócalo boca arriba encima la pelota de forma que su espalda quede arqueada sobre la pelota. Ponte por detrás y cógelo con firmeza por los tobillos. Balancéalo de forma muy suave hacia delante y hacia atrás.

2. Ahora haz lo mismo poniéndolo boca abajo.

Si te ha interesado este artículo...

Descubre cómo puedes aliviar tu dolor de espalda con los cursos de Pilates disponibles en la Escuela Cuerpomente:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?