Ejercicio físico

Cómo evitar las molestias del deportista novato

Claudina Navarro

El cuerpo necesita adaptarse a los movimientos nuevos y fortalecerse poco a poco. Para evitar lesiones puedes seguir las siguientes recomendaciones.

Por fin te decides a hacer deporte y te empieza a doler todo. Y piensas que el ejercicio no será tan bueno como dicen. En realidad el dolor aparece cuando realizamos movimientos desacostumbrados. Los músculos tienen que adaptarse y en general la sensación es de cansancio.

Por eso los fisioterapeutas deportivos recomiendan empezar poco a poco. En los primeros entrenos no hay que sobrepasarse. Lo importante es ser constante en el entrenamiento, de esta manera el cuerpo se va adaptando.

Artículo relacionado

memoria

Si estudias, haz ejercicio físico

Al principio, calienta en lugar de estirar

Para calentar lo mejor es trotar sin moverse de sitio y hacer círculos con los brazos. Los estiramientos antes del entrenamiento no son adecuados para todo el mundo, ya que reducen la tensión de los músculos.

En deportes donde se realizan carreras cortas e intensas, como el tenis o el fútbol sala, esto es contraproducente.

En cambio, se recomienda estirar después de la práctica deportiva, siempre que la musculatura no está excesivamente agotada.

Déjate aconsejar por un profesional

Si has dejado de hacer deporte durante una temporada y quieres volver a la práctica, te conviene asesorarte con un fisioterapeuta o un médico deportivo.

Artículo relacionado

correr

La rutina de ejercicio físico que alarga la vida (y los telómeros)

Probablemente tendrás una musculatura desarrollada, pero no puedes empezar de nuevo donde lo dejaste. El especialista observará tu condición actual y te proporcionará un plan par recuperar tu antiguo estado de forma sin riesgos.

También es conveniente que el especialista observe tus movimientos, por ejemplo, el estilo de la marcha. Es muy probable que te pueda realizar recomendaciones para mejorar técnicamente, lo que te reducirá el riesgo de sufrir molestias y lesiones.

A veces el mejor consejo es elegir otro deporte, porque el que practicamos no es el más adecuado para nuestra constitución o condición física.

Las personas con sobrepeso, por ejemplo, deberían cambiar el running por la natación, pues el movimiento en el agua ayuda a no sobrecargar las articulaciones.

Cómo tratar las molestias

Los parches de calor o las cremas antiinflamatorias naturales pueden mitigar los dolores musculares tras la práctica deportiva. Los productos con Árnica montana, por ejemplo, son muy eficaces.

En caso de dolores importantes, bultos o hematomas de las partes blandas hay que acudir al médico. Estos síntomas pueden indicar una rotura de fibras musculares.

Artículo relacionado

El ejercicio físico activa tu metabolismo

¡Muévete para activar tu metabolismo!

Prevenir los calambres

Los músculos desentrenados son más vulnerables a los calambres. Especialmente en verano, cuando se suda mucho durante el entrenamiento y se pierden muchos minerales.

Puedes evitar o retrasar la aparición de los calambres bebiendo regularmente para volver a llenar los depósitos de minerales.

Lo mejor para ello son las aguas minerales ricas en magnesio o una mezcla de agua mineral y zumo de manzana natural o turbio. Un plátano también es de ayuda.

Activa el metabolismo

En caso de sobrecarga por entrenamientos intensivos pueden producirse pequeñas grietas en la musculatura. Estas microlesiones duelen como las agujetas y son una clara señal de que debes reducir la intensidad del entreno.

Practica movimientos suaves para activar el metabolismo y favorecer la curación. Algunas personas, en estos casos, sienten alivio con una sauna o con la aplicación de calor. Otros prefieren el frío o las duchas alternas.

Las dos opciones son buenas, y también lo son los estiramientos suaves, ya que ayudan a bajar la tensión muscular.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?