Cuida tus riñones

Estofado de azukis y calabaza

Nerea Zorokiain

Estas legumbres ayudan a reforzar los riñones, según la Medicina Tradicional China. Combinadas con calabaza, además, combaten síntomas asociados al frío.

Según la Medicina Tradicional China, las azukis son ideales para dar fuerza a los riñones, que se corresponden con el elemento agua. Cuando las azukis, además, se combinan con calabaza, como ocurre en esta receta, resultan beneficiosas para la salud de las mujeres que se encuentran en la menopausia y también de aquellas personas con síntomas de frío y debilidad (extremidades frías, anemia, lengua agrietada,…). En estos casos, son recomendables los guisos y los alimentos oscuros, como las azukis.

A las azukis (Vigna angularis) también se las denomina "soja roja", aunque no es una planta de la misma familia (la soja es Glycine max).

Desde el punto de vista culinario, la calabaza marida muy bien con las azukis ya que aportan una textura jugosa a la receta. Además contribuye con una gran cantidad de betacaroteno (provitamina A), ideal para reforzar la salud digestiva al reparar la mucosa. Según la Medicina China, la calabaza es muy útil para reforzar el sistema digestivo.

Incorporar azukis –una legumbre– a tu alimentación te permitirá prevenir o mejorar el control de la diabetes, disminuir el colesterol y mejorar el estado del sistema circulatorio. Recuerda que en la dieta vegetal se recomienda el consumo diario de legumbres.

Por su lado, el alga kombu es rica en antioxidantes, yodo, calcio, magnesio y otros minerales y oligoelementos. Además mejora la flora intestinal y combate el estreñimiento. Es ideal para vegetarianos, veganos y para deportistas.

Artículo relacionado

granada

6 alimentos de otoño que refuerzan tu inmunidad

Ingredientes para 4 raciones:

  • 200 g de azukis
  • ½ calabaza potimarrón
  • 1 cebolla
  • 5 cm de alga kombu
  • sal y aceite

Elaboración:

  1. Antes de ponerte a elaborar esta receta, deja en remojo los azukis durante la noche anterior. De esta forma los digerirás más fácilmente y su cocción será más rápida.
  2. Una vez tengas esta legumbre preparada, cuécela en una cazuela a fuego medio durante 30 minutos junto con el alga kombu. Pruébala y asegúrate de que ha quedado bien tierna.
  3. Mientras tanto, coloca en la bandeja del horno la calabaza potimarrón cortada en medias lunas (es más pequeña que la convencional y se la conoce también como calabaza Hokkaido) Añade a la bandeja la cebolla cortada del mismo tamaño, un poco de sal y aceite. Hornea a unos 180 oC durante unos 20 minutos.
  4. En cuanto tengas las verduras cocinadas, las sacas del horno y las troceas en cuadrados grandes de unos 2 cm. Los añades a las judías azukis y lo cocinas todo junto durante 10 minutos.
  5. Prueba y rectifica de sal si fuera necesario.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?