Regalos del bosque

4 frutos del bosque poco conocidos pero muy saludables

Los frutos del bosque menos conocidos no son los menos saludables: además de las moras o grosellas, los frutos del serbal o el almez son muy recomendables.

Jordi cebrián
Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales y ecología

Los frutos del bosque son en general moderados en hidratos de carbono y su aporte calórico resulta limitado, pero destacan por ser una buena fuente natural de fibraminerales y pigmentos como los antocianósidos, de notables efectos antioxidantes.

4 delicias saludables de los bosques europeos

Las sabrosas grosellas que se forman en los meses calurosos de verano, son auténticos concentrados de vitaminas. Sin embargo, hay muchas otras bayas del bosque que proporcionan nutrientes muy valiosos para la salud.

1 /4
currants-g7d95fd602 1920

1 / 4

Grosellero rojo (Ribes rubrum)

Las grosellas, diminutas bayas esféricas de color rojo vivo, son los frutos de los groselleros, arbustos propios de zonas húmedas de montaña.

Son muy ricas en vitamina C, minerales como el potasio y antocianinas.

Tienen un sabor algo ácido, delicado.

Beneficios de las grosellas rojas

Se consideran excelentes para refrescar, estimular el apetito, descongestionar el hígado, ayudar a reforzar las defensas ante el riesgo de infección bacteriana y favorecer la emisión de orina.

Propiedades de las grosellas

  • Vitamínico
  • Remineralizante
  • Antibacteriano
  • Refrescante
  • Estimulante del apetito
  • Digestivo
  • Hepatoprotector.

Cómo tomar las grosellas

La fruta fresca, confitada, en zumo, en mermelada, jalea o jarabe.

Pixabay
blackberries-g718b74e34 1920

2 / 4

Zarzamora (Rubus ulmifolius)

Una fruta del bosque que todos hemos probado alguna vez es la ubicua mora. Se toman crudas o en mermeladas y zumos.

Beneficios de las moras para el organismo

Resultan apropiadas para combatir la debilidad y los estados anémicos, y para calmar la sed.

Propiedades de las moras

  • Vitamínicas
  • Refrescantes
  • Mineralizantes
  • Digestivas
  • Astringentes

Cómo tomar las moras

Frutos frescos, mermelada, en zumo, sorbete. confitura, helado y jalea.

Artículo relacionado

Pixabay
mountain-ash-g297161446 1920

3 / 4

Serbal silvestre (Sorbus aucuparia)

Además, los frutos del mostajo y del serbal silvestre maduran también a principios del otoño.

Tienen un sabor algo ácido, que no complace a todos.

Cuándo está indicada

Se han indicado tradicionalmente para cortar diarreas y sangrados leves, y como diuréticos y antiescorbúticos.

Propiedades del serbal

  • Vitamínico
  • Astringente
  • Antidiarreico
  • Hemostático local
  • Emenagogo

Cómo tomar serbal

Las hojas, en decocción y tintura. El fruto fresco, con moderación, en zumos y en mermeladas y confituras.

Pixabay
Almez

4 / 4

Almez (Celtis australis)

Los frutos del almez, un árbol muy común en las zonas templadas y marítimas de nuestro país, son también muy ricos en vitamina C y minerales (hierro y potasio), además de muy apreciados por las aves en otoño.

Se pueden comer crudos, aunque el sabor es algo agridulce, o en zumo.

Cuándo tomar almecinas

Las almecinas, tomadas no del todo maduras, son astringentes y se indican en diarreas, para cortar hemorragias leves y en menstruaciones copiosas.

Propiedades del fruto del almez

  • Vitamínico
  • Astringente
  • Antidiarreico
  • Antihemorrágico
  • Emenagogo
  • Diurético

Cómo tomarlo

El fruto fresco, decocción, en maceración y zumo.

Artículo relacionado

Wikicomons

Cuándo recolectar los frutos del bosque

Muchos arbustos y matas del bosque lucen sus frutos maduros hacia el final del verano. Ese es un buen momento para cosechar estas frutas deliciosas, también afanosamente consumidas por los animales.

Conviene recolectar sólo las necesarias, o bien adquirirlas en un establecimiento, pues son frágiles.

Es importante recordar que sólo se deben cosechar las frutas del bosque alejadas de carreteras y de vertederos, y cuando estén maduras.

Se han de rechazar las demasiado maduras o las que hayan soltado su jugo en el cesto, porque probablemente estén pasadas.

Se conservan en la nevera y se consumen en pocos días. También se pueden reservar para elaborar mermeladas, compotas y jaleas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?