Contra el dolor

Cómo hacer tu propio cojín de huesos de cereza

Claudina Navarro

Ahora que las cerezas están en todas las fruterías y mercados es un buen momento para hacerte un cojín de huesos de cereza. Así aprovecharás la fruta entera.

Las cerezas están en plena temporada en este momento. ¿Pero se puede hacer algo con sus huesecillos? En lugar de tirarlos a la basura, intenta hacer una almohada de huesos de cereza tú misma. Te mostraremos cómo hacerlo.

Las almohadas de huesos de cereza son algo maravilloso. Cuando se calientan en la estufa o en el microondas proporcionan un calor agradable y alivian el dolor abdominal y la tensión. Y si las enfrías en el congelador se puede utilizar para tratar la inflamación causada por golpes o picaduras.

Gracias a sus componentes sostenibles y naturales, también son una alternativa sin plástico a las botellas de agua caliente y los paquetes fríos. Y lo mejor de todo: puedes hacer fácilmente tu propia almohada de huesos de cerezas.

Artículo relacionado

cerezas a plano completo

9 ideas para sacar el máximo partido a las cerezas

Hazte tu propia almohada de huesos de cereza

Elaborar tu propia almohada es una tarea sencilla y para ello necesitarás pocos materiales, incluso puede que los tengas ya todos en casa.

Necesitas:

  • Tela de algodón puro en el tamaño deseado. Los restos viejos de tela o fundas de cojines son particularmente adecuados. Pero una vieja manopla de baño o una manga de camisa también se puede reciclar de esta manera.
  • Huesos de cereza, entre 300 y 500 g. Después de comer las cerezas, hierve los huesos en una cacerola con agua durante diez minutos para eliminar la pulpa restante. Luego caliéntalos en el horno durante una hora a 90 grados, para que se sequen completamente y no se enmohezcan.
  • Una aguja o máquina de coser.
  • Hilo
  • Tijeras

Cómo coser tu almohada casera de huesos de cereza

  1. Corta la tela. El tamaño depende de ti, por ejemplo una medida agradable es la de 20 centímetros por 30 centímetros. También puedes usar un plato como plantilla y coser una almohada redonda. Elijas el formato que elijas, necesitarás dos piezas del mismo tamaño.
  2. Coloca las dos piezas cortadas de tela una sobre la otra derecho con derecho.
  3. Cose juntos tres lados, con un margen de costura de dos centímetros. Si has elegido hacer una almohada redonda, simplemente deje un espacio de diez centímetros abierto. En cualquier caso, debe haber una abertura que sea lo suficientemente grande como para introducir los huesos de cereza.
  4. Dale la vuelta a la funda.
  5. Rellena con tantos huesos como te resulte cómoda. Piensa que no debe quedar completamente llena para que la superficie ceda y se adapte a diferentes formas.
  6. Cierra la costura que te quedaba abierta.
  • Cómo calentar correctamente la almohada de cereza

  • La almohada de se puede calentar en el microondas, el horno o el radiador. La forma más rápida es en el microondas. Con un máximo de 600 vatios o el nivel más bajo, sólo te llevará uno o dos minutos. Es recomendable que la vigiles mientras se calienta.
  • Puedes calentarla en el horno convencional durante unos diez minutos a 90 ºC. Si surge la ocasión puedes utilizar el calor residual después de cocinar, así ahorrarás energía.
  • La mejor manera de aprovechar el calor en invierno es dejándo el cojín sobre un radiador. Se irá calentando y sólo necesitarás cogerlo y usarlo cuando quieras.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?